Grupo 5: Hipersensibilidad al entorno

10325232_521815494594847_1308990151469874740_n

A continuación haremos un desarrollo de las flores que intervienen en este grupo

Walnut, Juglans regia, Nogal

Este árbol que alcanza hasta 30 metros de altura, prospera protegido de insectos y huertos. Las numerosas flores masculinas y las femeninas, en menor cantidad, ambas de color verdoso, crecen en un mismo árbol.  Florecen en abril o mayo poco antes o al mismo tiempo de brotar las hojas.

Principio

Walnut está relacionado con los dictados del alma del nuevo comienzo y de la libertad de espíritu. En estado Walnut; negativo, al individuo le cuesta dar el último paso decisivo por que, consciente o inconscientemente, algunas fibras de su personalidad lo mantienen atrapado en decisiones o problemas de su  pasado.

Así como Walnut era venerado por nuestros antepasados   como el árbol real los antiguos romanos lo dedicaron al dios Júpiter, la esencia floral Walnut ocupa un lugar de preferencias entre las treinta y siete flores de Bach restantes, pues se emplea sobre todo en situaciones especiales de la vida en las que ~ están preparando cambios esenciales. Estas situaciones puede  ser, por ejemplo: abrazar una nueva fe, entrar en una nueva sociedad, cambiar a una actividad completamente distinta, emigración a otro país, etc.

Así como Walnut ayuda en los nuevos comienzos intelectua­les o espirituales, también es eficaz en las grandes fases biológi­cas de transformación, que traen consigo decisivas reorientaciones  liberan  potenciales de energía  como la dentición, embarazo, pubertad, menopausia o en la terminal de la existencia física.

Todas las grandes situaciones de transformación se caracteri­zan por un aumento de estrés y de la inestabilidad interior. En estas fases, en las que «todavía no se está del todo fuera ni del todo dentro», los caracteres estables que de ordinario saben bien lo que quieren se inclinan a la irresolución. Son susceptibles a las insinuaciones de amonestadores y escépticos, revierten a viejos hábitos, se aferran a asociaciones de ideas sentimentales, criterios convencionales o antiguas tradiciones familiares, y de este modo corren el peligro de desviarse de su decisión interior.

En estado Walnut negativo, estamos como sentados en una barca que nos llevará a la otra orilla del río. Ya la divisamos con claridad, pero la barca todavía no ha soltado amarras del todo. Quedan lazos que nos mantienen atados al pasado, como por parte de magia (tal vez un inesperado suceso adverso, una relación social que no nos convenció o quizás hasta una decisión que no conocemos). No falta sino el envión decisivo, la orden de capitán de zarpar.

Bach escribe acerca de Walnut: «Está indicado para todos los que tienen que decidirse a dar un paso adelante, romper con convenciones obsoletas, dejar atrás viejos limites y restricciones y empezar desde cero». Esta despedida de los viejos lazos, ideas y sentimientos siempre es dolorosa y a menudo tiene repercusiones en el estado físico de la persona.

El estado Walnut es, por lo general, transitorio. Lamentablemente, se encuentran muy pocos caracteres Walnut auténticos pero cuando se dan, siempre hay en ellos algo de pioneros, son a menudo paladines de determinados ideales y pensamientos. Sor personas que pisan nuevos horizontes espirituales. Tienen metas de vida bien definidas, tienden a alcanzarlas más bien de ma­nera poco convencional. Sin embargo, su actitud básica abier­ta, la presión de sentirse constantemente extraídas y la natural resistencia de las «masas inertes», puede hacerlas vacilar momentáneamente, sucumbir al dictado de los contemporáneos­convencionales para que retornen y se desvíen de su propio curso.

Podrán cumplir su misión sólo si están espiritualmente libres de toda atadura, por eso deben sacudirse todo lo que pudiera amarrarlas, y Walnut7 les proporcionará la necesaria constancia y apoyo.

Se puede hablar de un defecto de la personalidad en el estado  Walnut negativo en lo que se refiere al pasajero apocamiento que    sufren estas personas y a la reacción retardada de los impulsos de­ su  YO superior. Por cierto, están abiertas a su guía interior, pero todavía se dejan desviar con demasiada facilidad, por la mente en lugar de subordinarse por entero a la guía de su Yo Superior. Todavía se orientan por las ideas de otras personas, en lugar de hacerlo por la misión que les impone la propia alma.

A menudo, las causas se remontan también a otras formas de la existencia; pueden ser lazos kármicos no reconocidos, antiguos. Es interesante la analogía óptica entre la nuez y el cerebro. Según las concepciones actuales las decisiones se toman en la corteza cerebral.

La energía Oak constituye un puente entre estos planos,  de una unión interior entre el acontecimiento fatal delante y de la cortina y ayuda a la definitiva liberación de las sombras y ataduras del pasado.

En estado Walnut positivo, se es totalmente libre interiormente y se puede navegar hacia nuevos horizontes. La persona’ avanza en la realización de los cometidos de su vida, sin la in fluencia de circunstancias externas, y libres de las opiniones de otras personas. El propio Edward Bach fue un ejemplo de este estado Walnut positivo. En los últimos años de su vida, dejó todo  atrás: el reconocimiento de la sociedad, la seguridad económica, as tradiciones de la medicina ortodoxa, todo su pasado profesio­nal, para dedicarse sólo a su vocación interior, en las condicio­nes económicas más precarias y soportando el desdén burlón de sus colegas.

He aquí algunos ejemplos de la práctica diaria en los que  Walnut, puede ser eficaz en etapas de transformación progresiva como siempre combinado con otras esencias florales especificas del carácter. Al entrar en la edad de acogerse a la jubilación- a   ingresar voluntariamente en un hogar   de ancianos, después de un ataque u otras enfermedades, que llevan a un cambio esencia en la situación de vida,  iniciar una actividad en un mundo completamente nuevo, muy diferente al anterior; después de una psicoterapia con la que se ha accedido a partes del todo nuevas de la personalidad, lo que ha llevado a la toma de nuevas decisio­nes interiores; en procesos de divorcio; cuando se ha efectuado de la separación, pero todavía algo nos liga al ex cónyuge cuyos pensamientos negativos todavía nos pueden afectar.

Algunos terapeutas recurren a Walnut para protegerse de la necesidad energética de sus pacientes. Además, se emplean también para la  fijación energética de un tratamiento homeopático de alta potencia y para el tratamiento concomitante de enfermo maníacos. Walnut actúa asimismo como estabilizador en las manipulaciones quiroprácticas de la columna vertebral y trastorno de la dentición.

A continuación se indican las diferencias entre los distinto caracteres tipificados según las flores de Bach, en lo que respecta la posibilidad que se vean influidos desde el exterior:

Centaury: Fácil de influir por debilidad de la propia voluntad.

Cerato: Fácil  influir por desconfiar de su propio discernimiento.

Scleranthuus :     Fácil de influir por falta total de orden mental es arrastrado con brusquedad y sin cesar de aquí para allá.

Wild Oat: Fácil de influir por no tener en claro la idea de su propia meta.

HoneysuckIe:      Fácil de influir, porque la conciencia permanece  más en el pasado.

Clematis:   Fácil de influir porque la conciencia permanece más en mundos de fantasía.

Walnut:    Fácil de influir debido a su acentuada sensibilidad e inestabilidad en importantes etapas de la vida, en las cua­les se debe afrontar un nuevo comienzo.

Inseguridad, facilidad para dejarse influir e indecisión durante la decisivas fases de un nuevo comienzo en la vida «La flor que procura la apertura.»

Síntomas en estado de bloqueo

  • Tiene una idea clara de la meta a alcanzar en la vida, nor­malmente sabe con precisión  lo que quiere, pero en un momento dado tiene dificultad para permanecer fiel a sí mismos.
  • Por general, la persona reacciona con bastante indepen­dencia, pero a veces deja que las consideraciones familiares, las convenciones sociales, los recuerdos sentimentales o la opinión de escépticos, amonestadores  resten seguridad  a sus decisiones.
  • Ha tomado una decisión de importancia vital, sólo le falta dar el último paso  para concretarla.
  • Se quieren dejar definitivamente atrás todas las restriccio­nes e influencias, pero nunca se logra del todo.
  • Al tener que tomar decisiones vitales, cuesta ignorar la in­fluencia de una personalidad de carácter fuerte: un modelo, un socio, un maestro, etc. Verse obligado a remodelar de nuevo el plan de vida, por un inesperado evento exterior.
  • Se producen decisivos cambios de vida: cambio de activi­dad, divorcio, jubilación, traslado a otra ciudad, ingreso a un hogar de ancianos, etc.
  • Tener que afrontar decisivas fases de transformación bioló­gica: menopausia, embarazo, pubertad, dentición, la etapa final de una enfermedad.
  • No lograr desprenderse de un antiguo hábito, a pesar de las nuevas decisiones tomadas, por causas inexplicables.
  • Tras la disolución de su matrimonio, a pesar de la separación física, sentirse todavía «bajo el hechizo» del ex compa­ñero.

 Potencial en estado transformado

  • El pionero que sigue fiel a sí mismo.
  • Imperturbable, sigue su meta a pesar de las contrariedades y la opinión de los demás.
  • Afronta lo nuevo abierto y sin inhibiciones
  • Reconoce las leyes que respaldan los cambios.
  • Es inmune a las influencias exteriores y está abierto a la insinuaciones interiores.
  • Puede liberarse definitivamente de la sombra del pasado.

Recomendaciones para las personas en estado Walnut

  • En períodos de cambios: dormir lo suficiente y alimentarse razonablemente. Evitar los     factores adicionales que pudieran contribuir a la inestabilidad de la personalidad.
  • Meditación sobre el chakra coronario.
  • Contemplación sobre los principios y actos de los grandes maestros, leer el  I Ching.
  • Frases de programación positiva;

«Sólo obedezco a mi guía interior»;

«Ignoro todas las limitaciones que me apartan de la meta de la vida. 

WALNUT (REMEDIO T)

Características positivas

Personas libres de espíritu que se permiten enfilar hacia nuevos horizontes, sin -sentirse afectadas por las opiniones de los demás n i por ningún tipo de circunstancias externas.

EI ejemplo primordial lo dio el Dr. Bach en persona cuando en los últimos años de su vida cortó con lo que ya no le interesaba, dejándose a seguir con lo que consideró su verdadero camino.

Personas abiertas y sin prejuicios hacia todo lo nuevo que no se dejan influir destructivamente.

Personas con fuerza de carácter y buena adaptación tanto fisico como emocional a situaciones de cambio. Suelen ser pioneros  adelantados a otros en la lucha por determinados Ideales o ideas innovadoras.

Aquéllos con metas definidas  generalmente no demasiado convencionales en la manera de concretarías.

Aspectos negativos

  • Aquellos que son muy sensibles y absorben todo dejándose – influir demasiado por su entorno.
  • Para aquellos que necesitan protección para no desviarse de su propio camino por entrar en el campo de fuerzas de otros. Personalidad “esponja”, hipersensible. vulnerable. sumamente perceptiva.
  • Para aquellos que se “enganchan” con algo o con alguien y n pueden cortarla. Este remedio actúa como tijera.
  • Para aquellos que están atravesando un momento de cambio. por ejemplo: etapa- de control de esfínteres, dentición, pubertad. casamiento, embarazo, separación. viudez.
  • En la menopausia corta con las oleadas de calor típicas de esta  etapa.
  • En cambios de trabajo, mudanzas, migraciones. rupturas de sociedades, jubilación  permite la transición de la situación anterior a una nueva.
  • Para aquellos que creen que alguna fuerza oculta los está mandando.
  • Para aquellos con estados de ánimo muy cambiantes o que son muy influibles en momentos de cambios vitales en su vida.
  • En etapas terminales de la vida, el remedio ayuda al bien vivir al bien  morir.
  • Cualquier situación de cambio importante incrementa inestabilidad interior por más estable que la persona sea normalmente. En ese caso, Walnut ayuda a estabilizarse.
  • Para permitirse ese empujón final para cortar con algo que aún lo está atando a determinada situación que se desea cambiar, que permite progresar, pero que resulta doloroso terminarla.
  • El Dr. Bach llamó a esta flor la “rompehechizos” porque protege de las energías que vienen del exterior, como. por ejemplo. “el mal de ojo”, entre otros.
  • Para todos aquellos que no se pueden desprender de sus som­bras y encadenamientos con el pasado.
  • Para las personas ancianas que se mudan a geriátricos y tienen que dejar sus casas y sus recuerdos.
  • Para personas con ataques de hemiplejía u otras enfermedades ~e implican cambios mayores en su estilo de vida.
  • Para padentes en psicoterapia, cuando se les hicieron accesibles 1 la conciencia nuevos elementos que los llevan a nuevas decisiones­
  • Para terapeutas, para evitar  ser captados por el campo magnético de determinados pacientes.
  • Como estabilizante en tratamientos quiroprácticos de columna. En tratamientos odontológicos.
  • Para personas que por lo general saben exactamente lo que quie­ren, pero se encuentran vacilantes en alguna situación nueva. Para todos los que entran en un mundo diferente de aquel al que estaban acostumbrados.
  • Para personas que no pueden sustraerse a la influencia de una personalidad dominante a la hora de tomar decisiones sobre su propia vida. (Padres, parejas. socios, maestros, amigos, etcétera.)
  • Cuando determinado evento Inesperado fuerza a re-pensar la cosmovisión de uno.
  • Según M. Scheffer, para pilotos y azafatas que por su trabajo cambian permanentemente de hemisferios.
  • En situaciones de duelo, para poder cortar con el muerto.
  • Para casos de simbiosis o pegoteemos extremos entre dos personas: parejas, madre-hija, etcétera. Para levantar represiones.
  • Corta con situaciones de dependencia, de temor a los cambios.
  • En las etapas evolutivas beneficia tanto a los niños como a las madres.
  • Protege del malhumor de otros o de ataques envidiosos de los de­más hacia los logros de uno.
  • Ayuda a cortar con ataques de asma (como parte de una fórmula) En tratamientos de adicciones, a la nicotina en fumadores, a l~’ comida en obesos, a la droga en drogadictos, al alcohol en alco­hólicos. (Junto con Crab Apple para desintoxicar, el Walnut corta ­con la dependencia.)  -

Frecuentes verbalizaciones

“Siento como algo cambiado, distinto. dentro de mí, pero todavía ­no me doy cuenta de qué es

“Si bien yo ahora estoy divorciada, aún me siento atada a mi re­lación anterior.”

“Ya tomé la decisión, pero todavía no la puedo ejecutar.

“Yo pienso en forma más evolucionada que mi familia, pero siempre me dejo convencer por ellos en vez de serme fiel a mi mismo

“Estoy pensando en un cambio radical en mi vida. Sé lo que quiero pero no puedo terminar de decidirme a hacerlo.”

“Me pone mal escuchar radio o ver televisión, con todas las malas noticias que hay hoy en día.”

Tomando Walnut

Actúa sobre la independencia y el deseo de autonomía.

Permite que surja la natural seguridad en sí mismo y la fuerte carga energética para convertir las ambiciones en realidad.

Centaury, Centaurium umbellatum, Centaura

Tallo recto que alcanza entre 5 y 35 cm de altura. Crece en campos secos, al borde de los caminos o en lugares yermos. Las pequeñas flores rosadas, muy enhiestas, están insertadas en la punta de las ramas. Florecen entre junio y agosto y sólo se abren cuando reina buen tiempo.

Principio

Centaury está relacionada con la capacidad anímica de la autodeterminación y la propia realización. En el estado Centaury negativo queda interrumpida la relación con la propia voluntad.

A los niños con acentuados rasgos Centaury a menudo se le consideran simples, de buena voluntad, obedientes y complacientes. En ellos fructifica el elogio y la censura. No causan problemas a sus padres, salvo tal vez por la circunstancia de que se dejan llevar fácilmente por sus compañeros y porque incomprensiblemente a veces son objeto de palizas. Cuando son adultos son proclives a caer bajo la influencia de una personalidad más fuerte, que aprovecha su innata servicialidad para propósito egoístas. La hija mayor que no se casa porque durante largos años cuida con abnegación y sacrificio a su madre aquejada de gota, es un caso Centaury evidente, como también el hijo quehu biera querido ser maestro, pero renuncia a su vocación para encargarse de la empresa constructora de su padre, pues a juicio de este, el negocio tiene que quedar en la familia. De la generación de nuestros abuelos conocemos también a la pálida y diligente criada Centaury, que renuncio por completo a hacer su propia vida en favor de sus señores, o al viejo factótum de la empresa que no es más que una réplica del señor director en su manera de pensar, hablar y gesticular. También la joven cónyuge que lee en los ojos de su esposo, un consentido hijito de mamá, cual­quier deseo para satisfacerlo en una manifestación de amor mal entendido, y someter, como una esclava, sus propias necesidades a sus caprichos.

A menudo, las personas en estado Centaury alegan con un res­ignado encogerse de hombros: «Si, no puedo negarme a una pet­ición suya», o «simplemente, no puedo decir no». A veces, los que están afuera deben observar con meneos de cabeza cómo el tipo Centaury se degrada a si mismo a la condición de felpudo síquico.

Por cierto, las personas que padecen el estado Centaury se quejan más a menudo de fatiga y extenuación porque en su servic­ialidad le exigen demasiado a sus propias fuerzas. Ahora bien, su condición no les hace sufrir ya que no ven su alcance; tam­poco advierten que con tanto espiritu de servicio para con los demás están dejando de cumplir su propio cometido en la vida. El motivo de su servicialidad no es más que el anhelo, muy hu­mano, de reconocimiento y confirmación.

En el estado Centaury negativo las magnas virtudes de querer ayudar y la entrega a una misión están distorsionadas negativa­mente. Esta confusión hace que el individuo se subordine como un niño- menor de edad, sin albedrío, a otra persona y a sus debi­lidades humanas, en lugar de servir a través de la propia alma a principios más elevados.

Antes de poder servir a estos principios elevados, debemos desarrollar la propia individualidad y personalidad hasta que se convierta en un instrumento del alma.

Para ello también debemos saber que la personalidad sólo se edifica, se mantiene sólida y resguardada a través de la propia voluntad. En consecuencia, eso que en la mayoría de otros esta­dos negativos del alma es demasiado intenso, la delimitación de la personalidad, en el estado Centaurv negativo es demasiado débil.

Algunos terapeutas califican a la persona Centaury como a la más sensitiva de los treinta y ocho estados animicos. Las personas en las que afloran aptitudes psíquico-mediales, al principio caen con frecuencia en un estado Centaury negativo. Reina en­tonces el desequilibrio, ya que las aptitudes psíquicas se desarrol­lan sólo de pasada y de manera más acentuada que la voluntad.

En este estado el hombre es en extremo sensible, en particular respecto a las energías no armónicas. Es fácil restarle seguridad, perturbarlo y lesionarlo. A menudo enferma sin razón aparente y no se percata que se encuentra en esta situación.

En el estado Centaury negativo -sobre todo cuando por añadidura se une al estado Walnut negativo- la persona se convierte fácilmente en víctima de influencias intelectuales más fuertes, y es absorbida por los «llamados» maestros iluminados. En el caso extremo se somete, apática, a leyes aparentemente necesarias y a rituales de grupo, corriendo el peligro de perder por com­pleto la personalidad y desperdiciar una oportunidad única de desarrollo.

La energía Centaury ayuda a restablecer el contacto perdido con la propia voluntad, a reunir y estabilizar los potenciales energéticos en la personalidad. Después de la primera toma de Centaury  una  persona sensitiva describió una  poderosa sensa­ción. Experimentó que la mitad derecha e izquierds del cuerpo se centraba y robustecía en el plexo solar y se concentraba en el chakra de la tiroides.

En estado Centaury positivo, un individuo puede aprovechar realmente sus grandes virtudes de abnegación y servicio. De acuerdo con sus propias leyes puede servir a una buena causa, pero también reconocer los momentos destructivos en los que cabe decir no. Puede integrarse muy bien a los grupos, «partici­par plenamente» sin tener que renunciar a su propia personali­dad. Así, poco a poco, puede transformarse por propia voluntad en el instrumento por el que fluyen las fuerzas divinas para bien de misiones más grandes.

Mediante el diálogo debiera hacerse entender a los pacientes en estado Centaury negativo que no siempre ayudan realmente a los demás cuando cumplen sus deseos sin previa selección, sino todo lo contrario, retardan de este modo el proceso de aprendi­zaje de ambos. No en vano dice el refrán: «El pícaro da más de la que tiene».

Una pregunta interesante es: ¿En qué medida el estado Centaury negativo no es también «un refugiarse en los demás» para eludir el propio proceso de hacerse adulto, que entre otras cosa, consiste en aprender a distinguir y decidir?

Cuando después de una prolongada enfermedad la voluntad se ha tornado demasiado débil para hacer algo en su favor, Centaury brinda nueva vitalidad al espíritu y al cuerpo.

Delimitación de la influencia en los estados Clematis, Centaury, Cerato  y Walnut:

Clematis:   Se puede influir en él porque no tiene interés por los acontecimientos del presente y su pensamiento está en otro lugar.

Centaury:   Se puede influir en él porque su postura es demamsiado abierta y la propia voluntad demasiado débil.

Cerato:  Se puede influir en él, porque no confía en su propio juicio. La intuición fracasa.

Walnut:  Se puede influir en él en una fase de la transformación porque la nueva posición espiritual todavía no ha llegado a estar lo suficientemente consolidada.

Recomendaciones para las personas en estado Centaury

  • Preguntarse antes de toda decisión: «¿Qué quiero en realidad?».
  • A cada petición que formulen los demás, preguntarse «¿Cuáles son sus verdaderos motivos?».
  • Proteger mentalmente el plexo solar, por ejemplo: imaginar que nos colocamos un cinturón de luz blanca. La hebilla del cinturón consiste en un circulo con una cruz y descansa exactamente sobre el plexo solar.
  • Frases de programación positiva:

«Soy el único responsable de mi propia evolución»

«Mi cometido lo encuentro sólo en mi»

«Distingo cada vez con más claridad y precisión»

«Cuido mi personalidad y abogo por mis necesidades».

Sintomas claves  del estado Centaury

Debilidad de la propia voluntad, reacción exagerada ante los de­eos de los demás, la bondad es fácilmente explotada, no puede decir no.

Sintomas de estado de bloqueo

  • Dificultad para imponerse.
  • Pasividad, pérdida de voluntad, facilidad de ser influido.
  • Voluntariedad, servicialidad hasta la sumisión.
  • La persona reacciona ante  a los deseos de los demás que  a los propios.
  • Presiente enseguida lo que otros esperan de ella y no puede evitar complacerles.
  • Se deja llevar equivocadamente por el deseo de caer bien a los demás; y en casos extremos llega hasta la abnegación.
  • Se convierte en esclavo más que en ayudante.
  • Se halla bajo el yugo o la férula de otra personalidad egoísta: progenitores, cónyuge, superiores, etc.
  • Se deja persuadir fácilmente para hacer algo que en realidad no desea.
  • La propia bondad es explotada sin esfuerzo.
  • A menudo es para los demás la cenicienta o un felpudo anímico.
  • Tiene poco orgullo e inconscientemente deja que otros dicten lo que debe hacer.
  • Adopta inconscientemente los ademanes, formulaciones y opiniones de una personalidad más fuerte.
  • Se ve fatigado, pálido, macilento.
  • No defiende sus propios intereses.
  • A menudo da más de lo que tiene.
  • Corre el peligro de no cumplir su propio cometido en la vida.
  • Los niños se rigen en gran medida por el elogio y la censura.

Potencial en estado transformado

  • Sabe cuando decir si, pero también sabe decir no en el momento oportuno.
  • Se integra bien en grupos u organismos análogos, pero conservando siempre su identidad.
  • Sirve discreta y sabiamente según la propia finalidad interior.
  • Puede consagrar su propia vida a sus verdaderos cometidos.

 CENTAURY (REMEDIO T Y C)

En su aspecto positivo

  • Son personas con especiales cualidades de bondad, comprensión y buen carácter.
  •  Agradables, tiernos y sensibles al máximo.
  • Tienen gran capacidad de servicio, inclinándose hacia las buenas causas, pudiendo discernir entre lo positivo y lo negativo, diciendo que no a esto último si lo consideran destructivo.
  • Se integran bien a grupos, participando sin perder su propia identidad.
  • Pueden decir que sí, pero tambien que no cuando es necesario.
  • Poseen gran capacidad de dar. Son calmos, tranquilos, eficientes y discretos. Capaces de reconocer sus propias necesidades sin dar espalda a las necesidades de los demás.

En su aspecto negativo

  • Se someten a los demás por su gran necesidad de ser querido.
  • Dan a otros olvidándose de sí mismos, con fuerte espíritu de sacrificio.
  • Frecuentemente se encuentran cansados porque ponen sus energías al servicio de complacer a los demás.
  • Suelen aparecer desvitalizados, ya que por su voluntad débil  no pueden decir que no.
  • Son personas de apariencia pálida, endeble, sobrecargada, débil.
  • Ponen poco interés en su propia vida. Poco amor propio. No suelen emitir opiniones, considerando que las que valen son las de los otros.
  • Buscan estar al lado de personas fuertes y para no perderlas se someten a ellas. Suelen ser serviles y esclavizarse estableciendo vinculos tipo amo-esclavo.
  • Para aquellos enamoramientos de tipo adolescente. Para personalidades tipo “felpudo”. según palabras de Chancellor.
  •  Son fácilmente influibles, hipersensibles, apegados a convenciones.
  • Se encuentran sometidos a emociones qué les impiden pensar decidir.
  • Se ve en niños que no traen problemas a sus padres pero que son fácilmente aprovechados por sus pares. A veces como chivos expiatorios en la escuela.
  • De grandes, son fácilmente influibles por otros más fuertes, que van aaprovecharse de suinnata naturaleza servicial con propósitos egoistas
  • Se mimetizan, adoptando los gestos de los demás.
  • Se anticipan a los deseos de otros.
  • Se sienten inseguros, lastimados y desconcertados con facilidad.
  • La persona Centaury, al revés de lo que serían las personalidades en desequilibrio de las otras flores, es demasiado débil en cuanto a la delimitación o definición de su personalidad.
  • Se enferman de repente sin saber que es por su situación parti­cular. Es como que tampoco pueden decir que no a la enfermedad. Por eso es valioso dar Centaury en pacientes psicosomáticos.
  • Dan más de lo que realmente tienen, terminando por quedar ex­haustos.
  • Son fácilmente manipulados y dominados por personalidades de tipo Vine, Chicory y Heather.

Cambios que surgen si el remedio estuvo bien indicado

  • Cuando una persona ha quedado demasiado debilitada después una enfermedad prolongada, Centaury le devolverá la vitalidad tanto mental como fisicamente.
  • Acceden a la posibilidad de seguir manteniéndose ámables pero firmes en sus decisiones.
  • Aprenden a no ser serviles hacia nadie. A reconocer la necesidad genuina cuando aparece y dicernir cuando es necesario decir que no.
  • Se suele observar que a veces las personalidades Centaury se resisten a modificarse, castigándose a sí mismas con la aparición de culpa.
  • Frecuentemente las personas cercanas a una personalidad de tipoCentaury no soportan los cambios que se van produciendo e intentan que deje de tomar el remedio, ya que cuando empiezan a desometerse resulta incómodo y a veces conflictivo para los demás.

Suelen decir

  • “Sus deseos son órdenes para mí.”
  • “Me dicen que soy demasiado bueno.”
  • “Me convencen con facilidad aunque no quiera verdaderamente.’
  • “No tengo tiempo para mí porque tengo que hacer lo que me pidieron.”
  • “Vuelvo tarde de la oficina porque tengo que terminar el trabajo que mis compañeros me pidieron que haga.”
  • “Cuido a mi madre, por eso no puedo salir como hacen otras chicas.”
  • “Simplemente no puedo decir que no, me resulta imposible ne­garme a lo que me piden.”

                     

 Holly, Ilex aquifolium, Acebo

En general es un arbusto, pero también los hay arbóreos. Sus hojas son perennes, verdinegras y muy brillantes, con pequeñas drupas de color escarlata. Prospera en bosques y en los lindes de los zarzales. Las flores masculinas y femeninas son blancas, de suave fragancia, que por lo común  crecen en plantas diferentes.

Principio

En inglés su nombre es parónimo de holly, santo, y en los países anglosajones sus ramas decorativas adornan las mesas navideña como símbolo de renacimiento de la conciencia de Cristo de nuestro corazón. Esto no es una casualidad. La esencia de flores de Holly representa el principio del amor divino universal que mantiene a este mundo y es infinitamente más grande que la razón humana. Este amor o suprema cualidad energética, a través de la cual y en la cual vivimos, es como la fronda para un árbol, nuestro verdadero elixir de la vida, el mayor poder curativo, la fuerza impelente más intensa, la eterna verdad, la conciencia de la unidad, lo positivo en sí. Por esta razón, en el abanico de las treinta y ocho flores de Bach, el Holly ocupa un lugar preponderante donde esta intensa fuerza del amor no puede ser aceptada, se trueca en lo contrario: la negación, la separación y el odio. Esta es la causa más profunda de los demás sucesos negativos de la vida. Cada uno de los que vivimos en esta Tierra, tarde o temprano, consciente o inconscientemente, tiene que entenderse en su vida con este tema central de la humanidad.

Se vive en la corriente del amor o «en estado de gra­cia», el corazón esta abierto y todos los hombres son nuestros hermanos, pero si el amor nos abandona, nuestro corazón se en­durece y nos sentimos dolorosamente aislados, incomunicados, separados de todo. Sin embargo, como el anhelo de este amor está programado dentro de cada una de nuestras células, en es­tado Holly negativo luchamos interiormente por nuestra existencia. Cuando viene al mundo, todo ser quisiera dar amor y entre­gar amor. Si esto le es negado, experimenta una inconcebible decepción y comienza a deslindarse y a defenderse de aquello en lo que imagina no tener participación.

Debido a que el amor es una fuerza tan poderosa, su lado oscuro se manifiesta también en poderosos e intensos sentimientos: celos, venganza, odio, envidia, rivalidad, gozo con el mal ajeno. Estos sentimientos, de los que ningún individuo de esta Tierra puede estar totalmente exento, se manifiestan notoriamente o bien transcurren más en el plano inconsciente. Entonces pueden convertirse en el fundamento emocional sobre el cual se originan enfermedades.

Por esta razón, es tan importante que se conozcan y reconoz­can por parte de cada individuo estos sentimientos humanos en extremo negativos, pues son el espejo de las necesidades más intimas. Indican lo que no se tiene pero agradaría tener y de este modo brindan la posibilidad de esforzarse convenientemente por lograrlo.

La envidia, por ejemplo, es un sentimiento que no sólo está muy difundido en la vida económica, sino también en los llamados círculos espirituales. Se mira de soslayo para ver en qué medida ha avanzado el otro, si ya se encuentra en un «peldaño más elevado». Como en los seres humanos el anhelo de amor y desenvolvimiento por el camino espiritual es particularmente  grande, estos sentimientos negativos deben manifestarse por fuerza hasta que no se dé realmente el paso para superar la sepa­ración del alma y entrar en la unidad y hayamos encontrado a Dios en nuestro propio corazón.

Los celos enfermizos, que buscan con afán lo que causa sufrimiento, son el ejemplo clásico y traído del ansia de amor en condiciones negativas. Un hombre interiormente aislado y apart­ado del amor, pero que de pronto ha encontrado a otro ser hacia e1 cual puede dirigir su ansia de amor, se ve constantemente en peligro de volver a perder este amor, que por no conocerlo él mismo, tampoco lo puede irradiar. En lugar de eso esparce su inseguridad y sus miedos y, por ello, encuentra sufrimiento.

No sólo los celosos deben reconocer que ningún amor que vea su meta únicamente en otro ser humano, puede hallar a la larga su realización, si al mismo tiempo y en primera línea no busca su meta en la unidad divina.

En lo que se refiere al fenómeno de los celos, debiéramos distinguir entre la forma patológica y la forma normal, por así decir la última siempre existirá transitoriamente en una relación amorosa, pues donde son activados los supremos sentimientos del amor, se activa al mismo tiempo el polo opuesto para dar el impulso a un nuevo paso evolutivo.

Deberíamos proceder con perspicacia cuando alguien dice que es tan tolerante que no conoce los celos. La probabilidad de que se trate de un hombre clarividente y sabio es muy exigua. Más bien cabría sospechar que este individuo es tan apático interiormente que ya no tiene posibilidad de sufrir y de amar.

Visto de este modo, siempre es motivo de alegría cuando parece Holly en el diagnóstico, pues indica que el hombre, posee en este punto central un potencial capaz de evolucionar aun, que está ávido de amor y también podrá dar amor.

Edward Bach dice: «Holly nos protege de todo lo que no es amor. Holly abre el corazón y nos comunica con el amor digno». Empezamos a intuir de dónde venimos, adónde pertenecemos y que todos somos hijos del amor. Holly nos ayuda a vivir siempre en el estado del amor, en ese estado de la belleza, la solemnidad y la realización en el que somos un corazón y un alma con el mundo y podernos conocer y reconocer todo en el orden natural dado por Dios; en el que podemos alegrarnos sin envidia del éxito del otro, aunque nosotros mismos estemos en dificultades.

La cualidad del alma de Holly es el gran estado ideal humano  que aspiramos en tanto vivimos en la Tierra.

«Pues intuir y amar al Dios de la belleza y de la bondad aun  en lo feo y lo malo y en supremo amor, anhelar curarlo de su fealdad y su maldad, esto es  verdadera virtud y moral» (Sri Aurobindo).

En la práctica, el estado   Holly negativo no suele presentarse a menudo, tan exagerado. En un país en el que durante generaciones fue de buen tono no hablar sobre los propios sentimientos, casi no podemos esperar otra cosa. Por este motivo, debemos tratar de sondear en el otro un estado Holly negativo través del diagnóstico del diálogo. Las personas que están en camino espiritual necesitan Holly con más frecuencia de lo   quisiéramos creer. En la fase terminal de las enfermedades incurables Holly puede brindar benéfica ayuda.

Desde el punto de vista del diagnóstico, Holly, junto a Wild Oat desempeña una función de apertura y clarificación. Cuando las esencias florales prescritas no dan el resultado esperado o se duda acerca de cual de los muchos estados anímicos negativo identificables predomina, debería empezarse a optar por Holly o Wild Oat. Por el primero, cuando el individuo es activo e impetuoso. Por la segunda, cuando es del tipo más pasivo y callado

Algunas experiencias cotidianas realizadas con Holly: cuando nace el segundo hijo, el primogénito suele, a menudo, genera celos en forma de mal humor, caprichos, etc. En estos casos Holly es muy efectivo. También en el caso de los perros que   pronto se encuentran con un bebé en la familia.

A veces, es necesario distinguir Holly de Chicory:

Holly: Representa el dictado más elevado del amor. Los sentimientos son más dolorosos, pueden relacionarse no sólo con seres humanos sino también con ideas.

Chicory: Representa un aspecto parcial del amor, el del dar y tomar. Prima la postura posesiva, exigente respecto a la otra persona.

Síntomas clave del estado Holly

Celos, desconfianza, odio y envidia en todos los planos.

Síntomas en estado de bloqueo

  • El corazón está empecinado.
  • Se está insatisfecho, la persona se siente desdichada, frustrada, pero no siempre sabe por qué.
  • Envidia y odio.
  • Celos, desconfianza, venganza.
  • Se alegra del  mal ajeno.
  • Teme ser embaucada.
  • Desacuerdos; se queja de los demás.
  • Cree adivinar algo negativo detrás de muchas cosas.
  • Sospecha con facilidad de los demás.
  • Con frecuencia se siente mortificada u ofendida.
  • Interiormente, rebaja a los demás.
  • Ira, enojo, cólera; en los niños, repentinos accesos de m humor, violentos y hasta contundentes.

Potencial en estado  transformado

  • Vive en armonía interior e irradia amor.
  • Profunda comprensión para con el mundo afectivo hu­mano.
  • Se alegra de los logros y éxitos de los demás, aun cuando a ella no le vaya bien.
  • Tiene sentido del orden del mundo y es capaz de recono­cer a cada uno en el lugar que le corresponde por dere­cho.

Recomendaciones para las personas en estado Holly

  • Ejercicios de yoga que armonicen el corazón.
  • Trabajo en grupo de las formas más diversas.
  • Enamorarse.
  • Frases de programación positiva:

«Amo y soy amado»;

«Tengo parte en el todo»

­«Abro mi corazón»;

«Siento que estoy unido a todo».

HOLLY (REMEDIO T)

Aspectos positivos

Gran capacidad de dar y recibir amor.

Personas que se alegran de los éxitos de los demás aun teniendo problemas propios. 

 Personas que poseen gran comprensión para 1as emociones humanas en  profundidad.

Llamado el remedio del amor universal, así es la personalidad Holly en su estado positivo. Es la corporización del principio divino todo abarcativo del amor, que nos nutre y nos trasciende (según M. Scheffer).

Este amor,  esta cualidad máxima de la energía, a través de la  y en la cual todos vivimos, es nuestro verdadero elixir de vida, el mayor poder de curación y la mayor fuerza de motivación y de unión.

Yendo por la corriente del amor, nuestro corazón se abre y todos hermanamos.

Holly como catalizador

Cuando no ha habido respuesta a otros remedios indicados  o la cantidad de flores es demasiado alta Holly actúa como catalizador.

Después de 15 días de tomarlo solo, aparece con claridad la fórmula adecuada (en el caso de personas activas). Si se  trata de personas del tipo más pasivo, el catalizador deberá ser WildOat.

Cuando la personalidad Holly se encuentra en desequilibrio aparece

  • Envidia, desconfianza, ira, odio y celos hacia los demás.
  • Arrebatos de cólera. Peleas de todo tipo: conyugales, de trabajo, etcétera.
  • Las personas se muestran con sentimientos fuertes, temperamento violento. Muy comprometidas con sus sentimientos negativos, que generalmente son expresados con enojo.
  • Tendencia a enfermedades de tipo inflamatorio o afecciones cutáneas dolorosas.
  • En anorexias  por la desconfianza desplazada a la comida.
  • En psicosis con síntomas paranoides (persecutorios). En paranoias.
  • Bloqueo en la posibilidad de expresar amor.
  • Para los que se quejan siempre de los demás.
  • Para aquellos que estando en el camino de lo espiritual desea poder amar al prójimo sin restricciones.
  • Para aquellos que sufren de alguna enfermedad crónica en su tramo terminal.
  • Para aquellos que se sienten lastimados, heridos u ofendidos con facilidad y frecuentemente.
  • Para aquellos demasiado sensibles a los desaires  sean éstos reales o imaginarios.
  • En NIÑOSque tienen frecuentes ataques de cólera o caprichos.
  • En NIÑOS con celos por el nacimiento de un hermanito.
  • Se puede dar en perros que reaccionan mal cuando nace un bebe en la familia.
  • Como antídoto para el odio, o para las personas a las que  se le enfrió el corazón, o para aquellas que parece que no tuviera conciencia.
  • En pacientes psicosomáticos para eliminar la autoagresión.
  • En personas con mucha tensión por el odio contenido.
  • En personas que sufren de hipertensión, si corresponde a su personalidad.
  • Para los que destrozan o rompen.

 Verbalizaciones  frecuentes

”Si me desilusionan  mi estado de ánimo positivo enseguida se transforma en lo contrario.”

“Cuando me  hacen algo malo no paro hasta vengarme”.

“Si me ofenden puedo volverme furioso”.

“Siento cómo me voy poniendo agresivo interiormente.”

“Mis amigos me dicen que no sea tan desconfiado  pero no 1o puedo evitar.”

“No sé por qué, pero siento que me aíslan en los grupos.”

“Me mata la envidia cuando veo lo que otros consiguieron en la vida. “

“Me dicen que tengo una piedra en vez de corazón.”

”No sé por qué, pero estoy descontento, frustrado.”

”Me gusta preguntar a una segunda persona lo que me  dijo la primera. Es mejor reasegurarse. “

“¿Qué habrá querido decir con ese comentarlo?”

“A mí cuñado le va bien porque tiene a sus suegros que lo ayudan.”

Dando Holly

La persona se relaja. Si es usado como catalizador  surgen claramente los remedios que necesita. Permite la expresión del amor.


 Agrimony, agrimonia

Para las personas alegres, joviales y de buen humor, que aman la paz y se afligen por las discusiones y para evitarlas consienten renunciar a muchas cosas. Aunque generalmente tienen problemas y están atormentadas, preocupadas e inquietas en la mente o en el cuerpo,

ocultan sus preocupaciones detrás de su buen humor y de sus bromas y son consideradas muy buenos amigos para frecuentar. A menudo toman alcohol o drogas para estimularse y ayudarse a soportar alegremente sus aflicciones“.

PALABRA CLAVE: TORTURA MENTAL ESCONDIDA BAJO UNA FAZ SONRIENTE. ANSIEDAD

Características emocionales de la flor:

Agrimony está representada por el arquetipo de “la máscara” .Este complejo psíquico recuerda a los actores de tragedias griegas que para dramatizar su papel utilizaban diferentes máscaras. Estas máscaras ocultan y revelan al mismo tiempo. Y es así como Agrimony puede expresarse, escondiéndose tras la fachada inauténtica.

Características psicológicas

Si solo se pudiera utilizar una palabra para definir la actitud que acompaña este estado, dicha palabra sería: máscara. Agrimony lleva una máscara externa de alegría, jovialidad y optimismo, dando una imagen de despreocupación. Estas características se suelen acompañar de histrionismo, por lo que Agrimony es muy apreciado en la vida social. Su carácter inquieto, bromista y enormemente social lo hacen el animador, el que da ambiente a reuniones y fiestas. Se lo ha comparado al arquetipo del payaso: el que ríe por fuera… y llora por dentro.

El drama de Agrimony radica en que cuando se encuentra solo ante si mismo, la máscara se desvanece y aflora la otra cara, la interior, la verdadera. Agrimony es un ser atormentado interiormente por angustias y temores de todo tipo. Es muy ansioso y sufre por ello. Por eso siempre huye de la soledad y de sí mismo rodeándose de personas y actividades que lo mantienen distraído. Hay una tendencia clara al escapismo, lo que muchas veces está representado por el consumo excesivo de alcohol, tabaco, comida en exceso, drogas prohibidas, etc. Ante la enfermedad, el continuo enmascaramiento de Agrimony lo lleva a minimizar los síntomas y a desdramatizar la situación, lo que nos puede desorientar bastante a la hora de establecer un diagnóstico. Hay que pensar siempre en la doble cara de Agrimony: buen humor exterior (el lema es sonreír siempre y la expresión “aquí no pasa nada” y una gran preocupación interior censurada. En el trato, Agrimony siempre busca la armonía, por lo que es proverbial la facilidad con la que transige ante la menor sombra de confrontación. Es posible que haya un gran sentimiento de inferioridad. Agrimony ansía verdaderamente la paz, aunque solo sea la exterior, la que no puede encontrar en su interior. Se considera a Agrimony influenciable por los demás, pero este hecho no está dado en este caso por una debilidad de carácter, sino por lo amoldable que resulta en su búsqueda de armonía y paz. El conflicto surge porque esta personalidad cultiva la negación. Niega y oculta una parte importante de su YO: la que considera negativa. En resumen se trata a toda costa de evitar el “lado negativo de la vida”. Esto lo llevará a una verdadera dificultad en la integración de experiencias. Este grave error, esta no aceptación, motivan el que no haya una buena comunicación entre Ser Superior/Personalidad, por lo que ésta no puede beneficiarse del programa de aquél. La personalidad, en consecuencia tan limitada, actúa bajo unas determinadas máximas o premisas que invariablemente conducen al sujeto a la superficialidad y hacia lo material. Recordemos que Agrimony tiende a positivizar en exceso. Sin embargo, al menos en un nivel inconsciente, Agrimony aspira aun estado ideal, en el sentido más espiritual del término. Al no poder hallarlo en su interior lo suele buscar en el exterior a través de adicciones diversas. El perfil del niño Agrimony es muy característico: niños que lloran poco; olvidan prontamente sus penas y sus enfados; no suelen comunicar sus miedos y problemas.

Tendencias psicosomáticas

El desasosiego interior: de Agrimony puede reflejarse en todo tipo de síntomas. Uno muy característico es la opresión torácica, o bien la sensación de nudo angustioso en la garganta o el corazón. En este estado crónico es fácil observar somatizaciones, como úlceras, cefaleas tensionales, asma, etc. Hay una tendencia considerable a las adicciones y la obesidad. Agrimony ha sido definido como el ansiolítico del sistema floral. Se debe pensar en este remedio, siempre que haya cualquier tipo de situación que pueda suponer una tortura física o psíquica, y naturalmente, cuando haya un componente ansioso. Podemos encontrarnos, en primeras visitas, pacientes que niegan que les pase nada, o que realizan una ocultación de sus problemas. Si no podemos romper la barrera externa, deberíamos tratar con Agrimony y esperar unos días para interrogar al paciente. Normalmente, hay un cambio de actitud que nos permite trabajar con la emoción que estaba censurada.

Características espirituales

Mente atormentada que le dificulta la práctica de las técnicas de meditación, concentración, etc. Tendencia a suprimir las experiencias negativas en el plano espiritual. Su mente tiende a positivar en exceso sin permitir la unidad con el Ser Superior. Les cuesta mucho asumir situaciones en que deben admitir la existencia de lo que para ellos aparece como negativo. No acaban de encontrar el punto de “control y abandono” necesarios para toda realización espiritual.

REMEDIO para quienes esconden el sufrimiento tras una apariencia indiferente y feliz. Angustia que puede llevar a las adiciones. Tortura interna y ansiedad que la persona se niega a reconocer. La depresión que suele presentarse a los pocos días, marca el comienzo de la curación.

Aspecto Positivo

La toma de Agrimony trae calma para aquellos que sufren ansiedad y angustia, pero sobre todo ayuda a integrar y aprender de las experiencias, a menudo penosas, que de otro modo serían retenidas y censuradas en el fondo de nuestro ser, mientras se intenta actuar en la superficie de la vida. Trae profundidad y discernimiento, pero sobre todo aceptación de las diferentes cualidades y expresiones de nuestra vida emocional, permitiendo abordar nuestro mundo interno sin miedo y enseñarlo a los otros ya nosotros mismos tal como es. La toma de Agrimony da una visión más trascendente de la vida, ya que al aceptamos tal como somos, los problemas cotidianos se redimensionan en nuestro interior, se relativizan y dejan de torturarnos y generarnos ansiedad.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s