Aceite esencial de cedro – cedrus atlántica

CEDRO
CEDRO

 

aceite esencial de cedro    -cedrus atlántica-

El cedro del Líbano que empleaban los antiguos no crece en la abundancia que antes lo hiciera. Había grandes bosques de estos enormes árboles, pero con el correr de los siglos han sido reducidos considerablemente por la demanda de los muebles de madera de cedro. Se usó esta madera en la construcción de los templos y palacios del Oriente cercano, y Salomón utilizó también grandes cantidades en la construcción de su templo de Jerusalén. Hoy en día sobreviven unos cuantos cientos de ellos.

El aceite de cedro fue posiblemente el primer aceite esencial extraído de una planta y lo emplearon los egipcios en sus procesos de momificación. Lo apreciaron también muchísimo como ingrediente de cosméticos e impregnaban con él las hojas de papiro para protegerlas de los insectos. También lo utilizaron en perfumería. El aceite esencial de cedro constituía uno de los ingredientes del mitridato, un antídoto de gran renombre, utilizado durante siglos. 

Emplearon su madera para hacer joyas, muebles y embarcaciones y no utilizaban ninguna otra en sus sarcófagos. Apreciaban de tal manera la madera de cedro que la zona del Líbano fue incorporada en el Imperio Egipcio a fin de garantizar un abastecimiento regular. Además el olor de la madera repele a los insectos.

Hay dos aceites comerciales conocidos bajo el nombre de cedro, el aceite del Cedrus Atlantica, que es un cedro auténtico, recibe el nombre de aceite de cedro del Atlas y viene de Marruecos. Los demás aceites proceden del Juniperus virginiana, una conífera que se da en América del Norte. Recibe el nombre de cedro rojo y está muy emparentado con el árbol de la vida o tuya (Thuja occidentalis), de cuyas hojas se obtiene el aceite de tuya.

El aceite esencial de cedro del atlas se obtiene por destilación al vapor de la madera, tocones y serrín. Es un aceite viscoso amarillo, naranja o ámbar oscuro.

A nivel perfumístico, el aceite esencial de cedro tiene un olor cálido, nota alta alcanforada y dulcemente tenaz y nota baja balsámica amaderada.

Propiedades: antiséptico,  afrodisíaco, antiseborreíco, astringente, diurético, fungicida, expectorante, tónico y estimulante circulatorio.

Sinergias: El aceite esencial de cedro combina bien con los aceites de bergamota, ciprés, jazmín, enebro, neroli, incienso, salvia romana, vetiver, romero, ylang-ylang y con los de tipo oriental y floral.

Efecto terapeútico: Lo podemos utilizar en acné, caspa, dermatitis, eczema, infecciones fúngicas, caída del cabello, bronquitis, catarro, congestión, cicatrizante, estimulador del sistema inmune, infecciones del tracto urinario y respiratorio, para utilizar en meditación, regulador del sistema nervioso, tónico para los riñones, artritis.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s