Aceite esencial de eneldo – anethum graveolens

ENELDO
ENELDO

 

aceite esencial de eneldo    -anethum graveolens-

El Eneldo tiene un aroma mentolado, suave, algo alcanforado, especiado y fresco que es estimulante, revitalizante  y equilibrante  y moderadamente amargo. Recuerda al de la alcaravea. El de su hoja tiene el mismo sabor, aunque más ligero y algo dulzón, con un toque alimonado.

Ya conocida por Dioscórides -aparece listado en “De Materia Médica”-  y mencionada en las Sagradas Escrituras y en la medicina de Hildegard de Bingen. Se sabe de su uso en época de babilonios y Asirios (II milenio a. C.). En el antiguo Egipto ya se mencionaba en los Papiros de Ebers (1550 AC) y era usada como verdura y condimento. En la época romana los gladiadores se untaban con aceite impregnado de la planta para adquirir fuerza y resistencia antes de cada combate.

Propiedades: antidiabético, antiespasmódico, antibacteriano, aperitivo, carminativo, cicatrizante,  diurético, estomacal, vermífugo, expectorante, tónico, estimulador del páncreas y regulador de la insulina y del azúcar en sangre. Lo podemos utilizar en casos de diabetes, problemas digestivos, estreñimiento, indigestión, dolores de cabeza, nerviosismo y deficiencias. Calma el sistema nervioso autónomo (sedante) y cuando lo usamos en difusión con la camomila romana combate el ADHD.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s