Aceite esencial de lavanda – lavanda officinalis

 

lavanda-3

aceite esencial de lavanda  -lavanda officinalis-

Su nombre viene del latín “lavare” que significa purificar. La planta es originaria de las montañas cercanas al Mediterráneo. Hoy se cultiva en muchas partes del mundo, especialmente en Francia, Bulgaria, Rusia y España. Dioscórides la recomendaba ya en la antigua Grecia y, Santa Hidegarde von Binen decía que ayudaba a mantener un carácter y una actitud pura. Es uno de los Aceites Esenciales más versátiles y utilizados.

Sus principales componentes activos son: linalol, acetato de linalil, cariofileno, acetato de lavandula, alcanfor, cineol, limoneno y octanona.

Para obtener 1 Kg. de Aceite Esencial son necesarios 250 kg. de flores frescas recién cogidas.

Propiedades Cosméticas: celulitis, elimina nódulos subcutáneos, congestión linfática (drenaje), adelgazante, elimina toxinas, eczema seco, dermatitis, erupciones cutáneas, efecto reequilibrante sobre pieles, anti-acné, alergia en la piel, rejuvenecedor de las células cutáneas, ideal para masaje facial y corporal, tratamiento de pieles agrietadas y deshidratadas, reestructura el tejido adiposo, frena el envejecimiento general del organismo, efecto cicatrizante: heridas, quemaduras (inclusive las solares), citofiláctico, regenerador de nuevas células: efecto antienvejecimiento, antiséptico y desinfectante general, antiséptico de la cabina de tratamientos, elimina gérmenes y malas vibraciones, sarna, psoriasis, reconstituyente general, sabañones, varices, calambres musculares, dolores musculares, esguinces, torceduras, dolor de espalda-nuca-columna vertebral, afecciones del cuero cabelludo, alopecia, pediculosis, caspa.

Propiedades Terapeúticas: afecciones bronquiales y de las vías respiratorias, antiespasmódico en el tratamiento de resfríados, asma, gripe, relajante de las fibras musculares, relajante del sistema nervioso, sedante cardíaco, temblores, tratamiento de la ciática, catarro crónico y nervioso, efecto expectorante, espasmos bronquiales, infecciones de garganta: laringitis, infecciones de nariz: rinitis, sinusitis, tos convulsiva, neumonía, cardiotónico, dolores de cabeza, migrañas, naúseas, carminativo: flatulencia, espasmos digestivos, encías débiles, gastroenteritis, úlceras estomacales, antireumético, hipertensión, hemorragias nasales, hemorroides, parálisis (aceite esencial de lavanda + aceite de hipérico) , sarampión, antiséptico, previene de epidemias (purifica gérmenes y bacterias), antiparasitario, antiséptico del aire y del hogar / trabajo, picaduras de insectos, picaduras de serpientes y escorpiones, fístula anal, fiebres eruptivas e intermitentes, cistitis, elimina dolores en el parto aplicado en masaje en la parte baja de la espalda, digestivo.

Propiedades mentales y emocionales: equilibra las emociones alteradas, sedante, calmante general, analgésico, equilibra el sistema nervioso, palpitaciones de origen nervioso, efecto anti-stress, relajación y descanso, sensación de paz: harmonía-equilibrio-serenidad-calma-sosiego, agitación mental, ansiedad, impaciencia, inquietud, desasosiego, estados de angustia profunda, depresión, cansancio psóquico y nervioso, angustia, disgustos, shocks emocionales, traumas, inseguridad, conflictos emocionales, reacciones emocionales violentas, enfermedades psicosomáticas, delirios, histeria, miedos, fobias, pánico, claustrofobia, somnolencia excesiva, vértigo, adicciones a las drogas, integra la espiritualidad a la vida cotidiana, paz interior, desarrollo espiritual-estados meditativos, favorece todos los chakras teniendo una acción a la vez equilibradora y activadora (efecto similar al vetiver) pero es especialmente indicado para los chakras de la coronilla y el plexo solar, aplicando una gota del aceite esencial puro en las manos hace que la comunicación entre el paciente y el terapeuta sea total y profunda (no se debe usar cuando se tiene un contagio de energías negativas por parte del cliente), purifica el ambiente de gérmenes, malas vibraciones y energías, malhumor.

Propiedades Sexuales:  Emenagogo,  menstruación escasa e irregular: amenorrea, tensión premenstrual,   irregularidades en la menopausia,  aumentos de secreciones vaginales,  protege de las enfermedades venéreas, congestión y dolor de testículos, especialmente eficaz junto a la Rosa y el Jazmín para recuperar el buen humor en la mujer, dando optimismo y confianza en sí misma.

Sinergias: El aceite esencial de lavanda combina bien con la mayoría de los aceites, especialmente cítricos y florales; también con los de cedro, clavo, salvia romana, pino, geranio, vetiver, pachulí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s