Aceite esencial de lemongrass – cymbopogon citratus

lemongrass-bunch-770x510

aceite esencial de lemongrass   -cymbopogon citratus-

El lemongrass o cerillo pertenece a la familia de nuestras plantas herbáceas indígenas. Sin embargo, las cañas de esta planta no crecen sueltas sino que forman grandes fascículos de hojas anchas. Si se frotan estas hojas entre los dedos, desprenden un aroma amargo y fresco que recuerda al limón, pero es un aroma algo más oscuro o enmohecido que el aroma del limón. El lemongrass, que también se llama hierba de limón (lemongrass en inglés), necesita mucho calor, pero sobre todo luz, para desarrollarse.

Hoy en día esta hierba se cultia en las zonas tropicales de la India y en muchos otros países cercanos al Ecuador, donde sigue siendo una planta medicinal importante, aunque también se emplea en la cocina.  Las cañas son utilizadas para hacer té y como especia. 

En la India  es muy utilizado en su medicina tradicional para las enfermedades infecciosas y la fiebre. También actúa como sedante sobre el sistema nervioso central. Se emplea como insecticida y para aromatizar los alimentos. Después del proceso de destilación, la planta procesada sirve de forraje para el ganado.

En Tailandia y en Vietnam, por ejemplo, con las cañas del lemongrass se prepara una sopa que tiene propiedades muy digestivas.

Entre sus principales componentes destacan el citral (65-85 %), mirceno (12-25%), citronelol, geraniol y nerol.

El “carácter de fuego” de la esencia de lemongrass

Parece como si el lemongrass absorbiera y almacenara las energías de la luz y del calor del sol tropical, pues la esencia de esta hierba estimula la combustión en el organismo humano, renovando y rejuveneciendo las células y los tejidos. El sabor fuerte y el olor urente de esta esencia indican claramente que tiene “carácter de fuego”.

Procesos de nuestro organismo sobre los que actúa la esencia de lemongrass

Si algo material, por ejemplo la madera, prende fuego y se quema, queda reducido a su composición material mediante consumo de grandes cantidades de oxígeno: la madera -mientras se producen grandes cantidades de luz, calor y humo- se convierte en ceniza.

Esto se puede comparar con el proceso que realiza el metabolismo en nuestro cuerpo, un proceso que el lemongrass apoya con sus propiedades. Los glóbulos rojos que se encuentran en nuestra sangre recogen el oxígeno de los pulmones y lo transportan a las células del organismo. Podríamos decir que los glóbulos rojos “arden” contínuamente, pues están continuamente realizando un intercambio con el oxígeno. La esencia de lemongrass “alenta” la función de los glóbulos rojos como transportistas de oxígeno, facilitando la absorción del oxígeno. Al cabo de algunos días  los glóbulos rojos están envejecidos y se desintegran en el bazo al mismo tiempo que se produce un importante aumento de oxígeno a través de los glóbulos rojos nuevos. Durante este proceso de combustión en el bazo, comparable a un fuego purificador, no solamente se desintegran los glóbulos rojos envejecidos sino que también desaparecen las impurezas que en ellos se han ido acumulando. Estas impurezas son las toxinas, las bacterias y los restos de células viejas o muertas. Es muy importante que durante todo este proceso el baso reciba suficiente oxígeno, sino es así sólo se podrá desintegrar una parte de las impurezas de la sangre. La falta de oxigenación, pues, conlleva problemas para el organismo.

El lemongrass apoya el proceso que se realiza en el bazo, el órgano que limpia y regenera la sangre. El resultado de este apoyo representa un fortalecimiento de todo el tejido conjuntivo, es decir, de todos los músculos, tendones y cartílagos, y, también del tejido subcutáneo. Todas estas actividades hormonales están relacionadas con el incremento de oxígeno en la sangre, pues las impurezas que contiene la sangre se depositan en las células y en los vasos sanguíneos produciendo atonía y fatiga en el tejido conjuntivo. La sangre rica en oxígeno eliminará más fácilmente las impurezas y fortalecerá y limpiará los tejidos sin ningún problema.

Aplicación

Para la aplicación externa se puede usar la esencia de lemongrass como aceite de baño: verter 24 gotas de aceite esencial de lemongrass en una botella de 200ml de aceite de almendras y agitamos.

Estos tipos de aceites para baños producen poca espuma pero desprenden un agradable aroma.

También podemos usar el aceite esencial de lemongrass como perfume mezclando 12 gotas de aceite con agua de colonia en una botella de 100 ml.

Propiedades Cosméticas:

  • favorece la regeneración de las células,
  • reafirmante de tejidos,
  • anti-acné,
  • reafirmante del busto,
  • falta de tono muscular,
  • reafirmante general,
  • anticelulítico,
  • adiposidades y nódulos,
  • pie de atleta,
  • transpiración excesiva,
  • tónico,
  • antioxidante

Propiedades Terapeúticas:

  • colitis,
  • indigestión,
  • gastroenteritis,
  • analgésico,
  • antimicrobiano,
  • antipirético,
  • antiséptico,
  • febrículo,
  • mala circulación,
  • digestión lenta,
  • flatulencia,
  • enfermedades infecciosas,
  • astringente,
  • bactericida,
  • carminativo,
  • fungicida,
  • repelente  de insectos -pulgas,
  • piojos,
  • garrapatas,
  • insecticida,
  • sarna

Propiedades Mentales y Emocionales:

  • dolores de cabeza por estrés,
  • agotamiento nervioso,
  • enfermedades por estrés,
  • antidepresivo, tónico nervioso, sedante, digestión lenta por estrés.

Propiedades Sexuales: antiséptico y bactericida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s