Aceite esencial de pino – pinus sylvestris

PINO SILVESTRE
PINO SILVESTRE

aceite esencial de pino   -pinus sylvestris-

Con sus fuertes troncos inbrincados y de color castaño, y las majestuosas copas en forma de sombrilla, el pino silvestre es uno de los árboles más grandes del norte de Europa. Además del pino silvestre existen otras especies de pinos cuyo aceite esencial tiene un efecto semejante al del pino silvestre.  Rigidez, grandeza y dureza componen las características de este árbol de tronco alto y con una raíz central. Éstas son también las características de la esencia que se obtiene de sus agujas y piñas mediante destilación al vapor de agua. La goma trementina se obtiene mediante destilación al vapor de la oleorresina.

Utilizado por los nativos americanos para prevenir el escorbuto y como relleno de colchones a fin de repeler pulgas y piojos. En forma de inhalación alivia el catarro bronquial, el asma y los senos nasales congestionados, etc. Los piñones son reconstituyentes para los tísicos y convalecencias largas.

El aceite de agujas de pino es un líquido móvil incoloro o amarillo pálido con un fuerte aroma seco balsámico a trementina. El pino silvestre crece en la montaña, en suelos arenosos o de gravilla. Presenta una corteza gris púrpura, hojas aciculares rígidas, con flores macho amarillas, flores hembra rojas y un cono ovoide verde que tiende al marrón en estado de madurez.

El carácter duro, astringente de la esencia de agujas de pino

De la misma manera que el tomillo, el pino silvestre tiene un ligero aroma de té, pero más claro y fresco. Las agujas duras y puntiagudas con su sabor tan característico entre ácido y amargo, indican que la esencia es de carácter masculino. La forma de las hojas varía mucho según la especie: pueden ser anchas como la hoja de plátano o finas como las de las plantas coníferas. En la forma de las hojas se expresa, de cierto modo, el carácter que posee la planta, el cual determina el efecto curativo de la esencia. Las duras agujas de pino de sabor ácido y de forma puntiaguda y comprimida indican claramente la acción astringente y fortalecedora que el aceite de agujas de pino tiene sobre el organismo humano, especialmente sobre nuestras vías respiratorias.

Procesos de nuestro organismo sobre los que actúa la esencia de agujas de pino

El aceite de agujas de pino es -junto con el aceite de eucalipto- uno de los aceites que mejor ayudan a fortalecer nuestras vías respiratorias. Nuestros pulmones realizan dos movimientos diferentes: aumentan y se ensanchan durante la inspiración al llenarse de aire, y durante la espiración dismimuyen su tamaño, es decir, vuelven a contraerse. El aceite de agujas de pino favorece la espiración con sus propiedades astringentes y, al mismo tiempo, facilita la expectoración. Cuando tosemos, la espiración es convulsiva y de este modo ayuda a desprender el exceso de flemas y secreciones de las mucosas; el cuerpo se desintoxica y purifica. Sin embargo, cuando las mucosas están secas la tos -tos seca- estimula la producción de mucosa y la irrigación sanguínea de las vías respiratorias.

Podemos decir que la esencia de agujas de pino apoya el “trabajo” que realiza la tos, estimulando las mucosas y fortaleciendo la musculatura respiratoria. De este modo, ayuda a calmar la tos y estimula la expectoración, que es muy importante, especialmente en las inflamaciones secas de los bronquios, de la pleura costal, del peritoneo y de la pleura pulmonar. Esto explica por qué las personas con insuficiencia pulmonar o enfermedades pulmonares se recuperan durante la estancia en regiones con bosques de pinos, por ejemplo en las montañas mediterráneas.

Aplicación

El aceite esencial de pino es recomendable en todas las afecciones de tipo “seco” de las vías respiratorias y en resfríados. Es recomendable para mejorar la circulación sanguínea y desintoxicar la piel, especialmente para los fumadores. Para solucionar las afecciones, debe friccionarse todo el cuerpo o parte de él con el aceite esencial de pino. El aceite también es bueno para tratar las picaduras de insectos y para estimular la función de la glándula suporípara y de la glándula sebácea; para el cuidado de la epidermis y de las pieles secas y sensibles; como protección solar y para el tratamiento de quemaduras con formación de ampollas cutáneas.

Propiedades:

  • antirreumático,
  • antiescorbútico,
  • antimicrobiano,
  • antineurálgico,
  • antiséptico (pulmonar, urinario, hepático),
  • antivírico,
  • colagogo,
  • bactericida,
  • balsámico,
  • colerético,
  • desodorante,
  • diurético,
  • expectorante,
  • hipertensor,
  • insecticida,
  • reconstituyente,
  • rubefaciente,
  • estimulante (del córtex adrenal, circulatorio y nervioso) y
  • vermífugo

Sinergias: El aceite esencial de pino lo podemos combinar con los aceites de madera de cedro, romero, árbol del té, salvia, lavanda, enebro, limón, niauli, eucalipto y mejorana.

Efecto terapeútico:

  • cortes,
  • piojos,
  • transpiración excesiva,
  • sarna,
  • llagas,
  • artritis,
  • gota,
  • dolores y molestias musculares,
  • mala circulación,
  • reumatismo,
  • asma,
  • bronquitis,
  • catarro,
  • tos,
  • sinusitis,
  • inflamación de garganta,
  • cistitis,
  • infecciones urinarias,
  • fatiga,
  • agotamiento nervioso y enfermedades por estrés,
  • neuralgia,
  • purificador del ambiente
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s