Aceite esencial de tomillo – thymus vulgaris

TOMILLO
TOMILLO

aceite esencial de tomillo  -thymus vulgaris-

El tomillo es un semi-arbusto, de hojas verdes persistentes y de olor aromático, procedente de la región mediterránea. España es el mayor productor mundial de este aceite esencial. Crece en tierras secas y soleadas, alcanza como máximo una altura de 20 a 40 cm, y tiene tallos leñosos y algo enroscados. Las hojas son muy pequeñas, en los bordes ligeramente enrolladas hacia abajo, y durante la floración es cuando más aceite esencial contienen.

En el sur de Francia crecen dos especies de tomillo vulgar : el tomillo “timol” y el “lianol” (timol y lianol son sustancias químicas que contiene la planta).

Existen unas 300 variedades de tomillo diferentes. El más conocido es el thymus vulgaris pero también se destilan el tomillo rojo y el tomillo limonero.

Historia del tomillo

Los griegos y los romanos utilizaban el tomillo para su fortalecimiento general. Deseaban obtener la gran potencia masculina de la planta, cualidad que quedó grabada en su nombre: thymus en griego significa coraje y fuerza. Por este motivo, era un aceite muy apreciado entre los soldados griegos y romanos, puesto que además servía para la desinfección de heridas y para la prevención y curación de enfermedades infecciosas. También se lavaban y bañaban con tomillo antes de ir a la batalla para revitalizarse y coger calor.

Los Sumerios lo utilizaban hace 3500 años para quemarlo como sustancia aromática. Los antiguos egipcios lo llamaban “Tham” y lo utilizaban en el proceso de embalsamar para evitar la descomposición de los cadáveres de sus reyes-sacerdotes, los faraones.  Lo utilizaban también para desinfectar el oído y prevenir la expansión de enfermedades. La palabra thymus viene del griego que significa “fumigar”.

Los monjes importaron esta planta, trayéndola a través de los Alpes a los jardines de nuestros conventos, donde la cultivaron.

En la medicina popular se sigue considerando, como en la época de los griegos y de los romanos, un remedio afrodisíaco y favorable para la menstruación.

Entre sus principales componentes destacan el alfa-terpineno, linalol, betacarofileno, timol y carvacrol.

El carácter fuerte y purificador del aceite de tomillo

El aceite esencial de tomillo tiene un olor aromático acre, teáceo y acerbo. Si nos imaginamos una escala de olores, como la escala musical, el limón sería la nota más aguda, seguido de la naranja. La aguja de pino, el eucalipto, la menta, el romero y la lavanda estarían en el centro de la escala. El tomillo y la salvia -aunque pertenecen al grupo de los aceites de hojas- ya serían tonos más bajos y “terrosos”. El carácter masculino y depurador del tomillo está determinado por el “conflicto” entre el elemento mineral y el elemento acuoso y aunque en un principio se presenta con rasgos ambiguos, tiene un sabor extraordinariamente acre y fuerte, que expresa su pronunciado carácter masculino.

Procesos de nuestro organismo sobre los que actúa la esencia de tomillo

El olor ligeramente teáceo del aceite de tomillo es debido al alto contenido de fenol, que es un elemento integrante del alquitrán de hulla. Igual de terroso como el olor del tomillo es también el campo en el que la esencia de esta planta medicinal desarrolla sus propiedades: estimula la desintegración, la terrificación de las sustancias nutritivas en el sistema digestivo, activando la combustión y facilitando de este modo la segregación de las sustancias nutritivas en forma de minerales y de sales. Esta segregación es efectuada principalmente a través de los riñones y del intestino. Los riñones regulan el balance hídrico y mineral del organismo mediante la producción de diferentes cantidades de orina. Pero las impurezas no son únicamente segregadas a través de estos órganos. La eliminación de impurezas se realiza también, de un modo importante, a través de las mucosas y la piel (sudor).

Las vías respiratorias (tráquea, bronquios, pulmones), el conducto digestivo (boca, esófago, estómago, intestino) y el sistema de las vías urinarias y de los órganos genitales (vejiga, riñones, órganos genitales) también participan fundamentalmente en el proceso de segregación. La esencia de tomillo estimula todos estos órganos y ayuda a aumentar de segregación de líquidos. De este modo se fortalece la función desintoxicante que desempeñan las células y los tejidos, se eliminan impurezas del metabolismo y se limpia y depura el tejido conjuntivo. Esto es muy importante, sobre todo en las enfermedades reumáticas de los músculos y de las articulaciones, producidas por el depósito de cristales de ácido úrico. Además, las sustancias fogosas de la esencia de tomillo permiten prescindir de una inflamación de las células  y tejidos: las inflamaciones son procesos en los que el organismo “quema” los agentes patógenos y las toxinas. El efecto “ardiente” y depurador de la esencia de tomillo estimula la eliminación de impurezas en el organismo, disminuyendo, así, la necesidad de una inflamación. Por consiguiente, es un buen remedio para tratar cualquier tipo de inflamaciones o de resfriados. La esencia de tomillo fortalece las defensas del organismo.

Además, también estimula la función de la corteza adrenal que participa esencialmente en la producción de las hormonas sexuales masculinas. Estas hormonas masculinas despiertan el apetito sexual, tanto en el hombre como en la mujer. No sin razón el tomillo es considerado un estimulante de la potencia y afrodisíaco desde tiempos inmemorables.

Resumiendo podemos decir que la esencia de tomillo apoya todos los órganos de secreción -riñones, intestino, mucosas y piel- de modo que participa considerablemente en la desintoxicación del cuerpo. Y a la vez favorece la creación de hormonas sexuales masculinas, constituyendo un auténtico afrodisíaco.

Aplicación

Si sufre de estreñimiento o amenorrea elija la esencia de tomillo. La acción que activa la segregación de líquidos también estimula la formación de mucosidades en las vías respiratorias. La esencia de tomillo ayuda, pues, en catarros secos de los bronquios, del peritoneo, de la pleura costal y de la pleura pulmonar.

Las infecciones bucales pueden ser curadas gracias a la acción antiséptica de esta esencia. Para desintoxicar y activar las secreciones del organismo se aplica aceite de tomillo en todo el cuerpo o en alguna parte de él. También es recomendable su uso en caso de picadura de insectos, para estimular la circulación, en el tratamiento de afecciones inflamatorias de la piel (acné), en pieles secas para estimular la secreción de la piel, contra micosis de la piel y de las uñas, y en verrugas.

Propiedades Cosméticas:

  • regenerador de las células cutáneas,
  • afecciones cutáneas,
  • dermatitis,
  • acné,
  • eczema,
  • heridas y cortes,
  • bactericida y antiséptico,
  • desinfectante,
  • frena el envejecimiento general del cuerpo,
  • estimulante general,
  • estimulante del sistema circulatorio,
  • efecto preventivo sobre la salud,
  • aumenta el sistema inmunitario,
  • tónico muscular,
  • reanima los órganos débiles,
  • atrofia muscular,
  • combate la fatiga física y mental,
  • alopecia, pediculosis,
  • lumbago,
  • forúnculos,
  • alivia los dolores musculares y reumáticos,
  • efecto desodorante,
  • combate el envejecimiento general del organismo

Propiedades Terapeúticas:

  • anti-inflamatorio,
  • antibiótico,
  • amigdalitis,
  • antiséptico general,
  • catarros,
  • gripes y resfríados,
  • rinitis,
  • sinusitis,
  • combate la lepra,
  • combate la peste,
  • sarampión,
  • sarna,
  • tifus,
  • tos convulsiva,
  • tos ferina,
  • afecciones bronquiales,
  • asma,
  • gripe,
  • efecto balsámico y expectorante,
  • previene de epidemias/contagios -en difusor,
  • antireumático,
  • antiespasmódico estomacal,
  • digestiones difíciles,
  • dispepsia,
  • gastritis,
  • abre el apetito,
  • regulador de la presión arterial,
  • raquitismo,
  • somnolencia,
  • cefaleas,
  • abcesos,
  • anemia,
  • disentería,
  • antidiarreico,
  • diurético,
  • encías débiles,
  • combate los parásitos intestinales,
  • alteraciones digestivas

Propiedades Mentales y Emocionales:

  • depresión sin conocimiento de causa,
  • ayuda a recuperar la vitalidad,
  • para personas que no se detienen y llegan al cansancio extremo,
  • llegan al límite y agotan sus defensas psicológicas,
  • da concentración y agudeza mental,
  • da coraje, fuerza y valor,
  • regulador/regenerador de la energía corporal,
  • da equilibrio, fuerza y tolerancia,
  • agotamiento mental,
  • ansiedad

Propiedades Sexuales:

  • emenagogo,
  • flujos blancos,
  • estimula la producción de estrógenos,
  • tensión premenstrual,
  • prurito,
  • fertilidad

Sinergias: El aceite esencial de tomillo combina bien con los aceites de bergamota, limón, romero, melisa, lavanda, pino, mejorana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s