Flor del Eguzkilore: patrón emocional

FLOR DE EGUZKILORE

ETIMOLOGÍA:

La flor del Eguzkilore es la “Carlina acaulis”.
Carlina es el nombre genérico; que cuenta la leyenda que le enseñaron los ángeles a Carlomagno de como debía emplear la planta contra la peste, y que de esta forma libró a sus huestes de ella; y la planta se nombró así en su honor.
Más tarde, la leyenda cambió a Carlomagno por Carlos I de España. Esta última “interpretación” sería la que sirvió de base para nombrar al género. Acaulis es el epíteto latino que significa “sin tallo”.
Ahora volvamos al Euskera: la palabra Eguzkilore está formada a su vez por dos palabras: eguzki + lore. Eguzki significa “sol”. Lore “flor”. EGUZKILORE – FLOR DEL SOL

MITOLOGÍA:

Cuenta la leyenda:

«Hace miles y miles de años, cuando los hombres empezaban a poblar la tierra, no existían ni el sol ni la luna y los hombres vivían en constante oscuridad, asustados por los numerosos genios que salían de las entrañas de la tierra en forma de toros de fuego, caballos voladores y enormes dragones…Los hombres, desesperados, decidieron pedir ayuda a la Tierra.
-Amalur (madre Tierra) -le rogaron- te pedimos que nos protejas de los peligros que nos acechan constantemente … La tierra estaba muy atareada y no hizo caso a los hombres, pero estos tanto y tanto insistieron que al final les atendió:
-Hijos míos, me pedís que os ayude y eso voy a hacer. Crearé un ser luminoso al que llamaréis Luna. Y la Tierra creó la Luna.
Al comienzo, los hombres se asustaron mucho y permanecieron en sus cuevas sin atreverse a salir, pero, poco a poco, fueron acostumbrándose. Al igual que los hombres, los genios y las brujas también se habían atemorizado al ver aquel objeto luminoso en el cielo pero también se acostumbraron y no tardaron en salir de sus simas y acosar de nuevo a los humanos. Acudieron una vez más los hombres a la Tierra.
-Amalur -le dijeron- te estamos muy agradecidos porque nos has regalado a la madre Luna pero aún necesitamos algo más poderoso puesto que los genios no dejan de perseguirnos.
-De acuerdo, crearé un ser todavía más luminoso al que llamaréis Sol. El Sol será el dia y la Luna, la noche.
Y la Tierra creó al Sol.Era tan grande, luminoso y caliente que los hombres tuvieron que ir acostumbrándose poco a poco pero su gozo fue muy grande porque, gracias al calor y a la luz del Sol, crecieron las plantas de vivos colores y los árboles frutales. Y, lo que es aún más importante, los genios y las brujas no pudieron acostumbrarse a la gran claridad del día y desde entonces sólo pudieron salir de noche.
Otra vez fueron los hombres a ver a la Tierra.
-Amalur -le dijeron- te estamos muy agradecidos porque nos has regalado la madre Luna y la madre Sol pero necesitamos aún algo más porque aunque durante el día no tenemos problemas, al llegar la noche los genios salen de sus simas y nos acosan.
Nuevamente, la Tierra les dijo:
-Está bien. Voy a ayudaros una vez más. Crearé para vosotros una flor tan hermosa que, al verla, los seres de la noche creerán que es el propio Sol. Y la Tierra creó la flor Eguzkilore (Flor del Sol) que hasta nuestros días defiende nuestras casas de los malos espíritus, brujos, lamias, genios de la enfermedad, la tempestad y el rayo.»

BOTÁNICA:

El eguzkilore o ajonjero es una planta vivaz, un cardo silvestre miembro de la familia de las Asteráceas, también llamadas Compuestas (Asteraceae o Compositae). Crece a ras del suelo, alcanzando no más de 20 cm. de alto. Tiene la raíz fusiforme y un tallo corto y rígido, apenas desarrollado.
Las brácteas recuerdan a las del cardo, siendo anchas y carnosas. Las hojas forman una roseta basal, son sinuosas, rígidas, de color verde claro y con muchas espinas. Florece mediado el verano, de julio a septiembre, en cabezuelas de hasta 15 cm. insertas en el centro de la planta.
Las flores son de color blanco o rosado y tienen alrededor un cerco de color plata de unos 12 cm., que sólo se abre cuando luce el sol. Las brácteas de fuera parecen hojas, las del interior sonNalargadas, de color ocre y con dientes. El fruto es un aquenio de unos 5 mm., coronado por un penacho de vilanos de aspecto plumoso que le ayudan a que se disperse por el aire. Cuando la planta muere no se marchita y conserva la forma por mucho tiempo.

FITOTERAPIA:

Tiene un aceite esencial destilado de su raíz, con un olor agradable que contiene flavonoides y sustancias antibióticas (sobre todo bacterias Gramm +). Se utiliza el aceite esencial para el tratamiento de eccemas y acné. No se recomienda por vía interna por ser tóxico a altas dosis.
Principios activos: contiene abundante inulina (20%), taninos, aceite esencial (1-2%)
Indicaciones: Planta en desuso. El óxido de carlina es responsable de su acción como antibiótico. A los flavonoides se les atribuye su acción de diurético, diaforético y colagogo. A los principios amargos, su efecto aperitivo y digestivo. Estomacal, laxante. Se usa la raíz. Se recolecta en otoño. Decocción: 20 g/l, 1 taza tres veces al día.

CHAKRAS:

Como su nombre indica, el eguzkilore representa al tercer chakra. Por su simbología y color, dorado como el sol.

PATRÓN EMOCIONAL DEL EGUZKILORE

Por lo tanto, podemos decir que el Eguzkilore es un símbolo de protección. En la foto que he subido para este artículo simboliza la protección que ejercía esta flor sobre los habitantes de las aldeas desde hace miles de años. Se colgaba de las puertas de las casas.

Si algún espíritu maligno pretendía entrar en la casa y encontraba un eguzkilore, tenía que ponerse a contar los numerosísimos pelos o brácteas de la inflorescencia y el día le sorprendía sin haber terminado su tarea. Esto a mí me puede indicar que esta flor al ser solar y poseer una gran energía también equivale a rapidez, pero no la rapidez que deja atrás cosas sin hacer. Hablo de la rapidez estructurada que es la que se necesita en momentos cumbre en las que se requieren las facultades “a tope y en coherencia”. Por lo tanto, requiere de una gran paciencia. Es decir, si no tengo paciencia para afrontar las cosas, las cosas no se hacen con rapidez: sin prisa pero sin pausa.

Me refiero a esta rapidez … y de aquí deduzco RAPIDEZ – PACIENCIA

Se puede observar que esta flor si la analizamos desde el factor mitológico nos está dando mucha información. Eguzkilore es un regalo de Amalurra “La Madre Tierra – Gaia”. Aquí tenemos el componente femenino asociado con la divinidad, es decir, traer a la tierra la energía del sol. Deduzco de esto que la esencia de la flor del eguzkilore nos sirve para sanar el linaje femenino.
De todo esto deduzco el concepto de UNIFICAR. Unificar la potencia del sol y la feminidad y la dulzura de la madre tierra.

Podemos utilizar esta flor para sanar trastornos en los que se vean implicados la autoestima, el no-merecimiento, el “frío del alma” … por algo es una flor que se ponía de protector mientras se dormía … porque protege nuestro ser a otros niveles además del físico.

El eguzkilore nos ayuda a afrontar nuestra oscuridad. Trascenderla sería más correcto…esta flor nos indica que esos “seres” que quieren pasar la puerta de nuestra casa, tienen “vetado” el paso ya que la energía del sol del eguzkilore será nuestro escudo y nuestro protector sanador.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s