NOVELA AROMÁTICA: “EL LIBRO DE LAS FRAGANCIAS PERDIDAS” de M.J. Rose

aceites_html_7500ce53

El Agapanto Africano, el Lirio del Nilo o Flor del Amor de los egipcios

– Una nueva frase, que creo que buscabas. -Griffin leyó en voz alta-: “Y entonces, durante todo el tiempo, las almas de él y de ella pudieron encontrarse de nuevo, una y otra vez, siempre que florecía el loto … “

– “Siempre que florecía el loto”. El laboratorio no ha confirmado ningún resto de agapanto africano, pero eso no quiere decir que no lo hubiera. En todas mis lecturas aparece constantemente esa flor como ingrediente muy utilizado en la antigüedad.

Cuanto más se entusiasmaba Robbie, con más acento hablaba, y más le costaba a Griffin entenderle.

– ¿Agapanto africano, has dicho?

– Sí -asintió Robbie-, el lirio del Nilo. Todavía se usa. También recibe el nombre de loto azul, y hasta de loto egipcio. -Cogió la lupa de Griffin y examinó el mosaico de fragmentos de cerámica-. Si aquí aparece este ingrediente, es posible que también aparezcan los demás. ¿ Ves como lo resolveremos? Ya lo estamos resolviendo.

Volvía a tener trece años y a brincar por los aires.

– Puede ser.

Hasta Griffin empezaba a creérselo.

Fuera, el viento arreció y empezó a hacer temblar la cristalera. Robbie fue a cerrarla, regresó a la mesa y se inclinó de nuevo hacia la cerámica.

– Agapanto … mmm … a ver …- Respiró hondo: una vez, dos … Sonrió -. Quizá sean imaginaciones mías, pero me parece que lo huelo.

Griffin se inclinó, inhaló y sacudió la cabeza.

– Yo, inherentemente, tampoco. En mi caso es todo fruto del estudio. La que tiene un don mágico es Jac.

Robbie volvió a aspirar por la nariz. Esta vez se quedó unos segundos encorvados sobre los fragmentos. Cuando se incorporó, Griffin vio que se frotaba la frente.

– ¿ Te encuentras mal ?

– El otro día me pasó lo mismo. Si huelo demasiado tiempo estos trozos, me mareo, y casi parece que me vaya a desmayar.

– Sabes que el agapanto es alucinógeno, ¿ no ? -preguntó Griffin-. Claro que después de tanto tiempo, no podría conservarse su potencia …

– No, es verdad -dijo Robbie, sin sonar muy convencido-. De su historia no sé mucho, aparte de su uso como ingrediente para perfumes. ¿ Era una flor muy común?.

– Sí, muy conocida y abundante. Aparece tallada en capiteles y pintada en tumbas, y está documentado que se usaba en ritos y rituales. Común, de todos modos, no díra yo que fuera. Es la planta más sagrada de los egipcios, un símbolo de muerte y de renacimiento. Decían que Osiris se reencarnó como nenúfar azul.

Robbie abrió mucho los ojos.

– Pues sí, otra coincidencia -dijo Griffin.

– Si insistes en llamarlas coincidencias …

– ¿ Tú cómo lo llamarías?

– Señales. Señales asombrosas de reafirmación de la vida.

Pocas personas conservan su capacidad de asombro infantil al hacerse mayores, pero Robbie sí. Tenía esa peculiaridad. Griffin se preguntó si Jac habría cambiado tan poco como su hermano.

– Cuéntame qué más sabes sobre el simbolismo del loto -le pidió Robbie.

– Según las antiguas leyendas, el mundo era oscuro y estaba gobernado por el caos hasta que surgió de las profundidades del río el lirio azul. Cuando se abrió la flor, en su centro dorado apareció sentado un joven dios. La luz divina que irradiaba alumbró el mundo, y el dulce olor que desprendía se propagó por los aires y expulsó la oscuridad universal. Los egipcios creían que cada mañana, al abrirse la flor, ahuyentaba el caos que reinaba durante la noche.

– Por eso es un símbolo de renovación. ¿ Cómo la usaban, como alucinógeno ? -preguntó Robbie.

– Sobre todo bebiéndola. Hay una antigua receta que dice que hay que remojar diecinueve flores en vino. En esa época se usaba el vino en ritos religiosos, y también socialmente, en las fiestas. En las escenas sexuales de las pinturas sepulcrales aparecen mucho los lirios. El cuerpo de Tutankamón estaba cubierto de ellos.

– ¿ Y sobre los efectos de sus propiedades alucinógenas sabes algo ?

– Es como si te sumergiera en un estado de calma eufórica. Durante el posgrado nos lo preparamos con unos amigos.

Las cejas de Robbie se arquearon.

– Teníamos curiosidad. Había referencias por todas partes. Es una flor tan importante que aparece en el Libro de los muertos egipcio. -Griffin recitó de memoria-: “Yo soy el nenúfar cósmico que brotó reluciente de las negras aguas primigenias de Nun. Mi madre es Nut, el firmamento nocturno. Oh tú, que me hiciste, he llegado; soy el gran gobernador del Ayer, y en mis manos está el poder del mando”.

Extracto de la novela “EL LIBRO DE LAS FRAGANCIAS PERDIDAS” de M.J. Rose

 

“El libro de las fragancias perdidas” de M.J. ROSE nos transporta  al Antiguo Egipto. En este libro se habla de como ciertos perfumes tenían la facultad de hacernos recordar vidas pasadas.

En el libro, los personajes varían entre la creencia del poder de los perfumes para viajar a un tiempo remoto y la utopía del que no le presta mayor atención.

Aroma y Energía rescata conceptos que nos pueden ser útiles a nivel perfumístico.

ABSOLUTO: aceite aromático muy concentrado que se obtiene de las plantas mediante procedimientos extractivos de disolución, con el del enfleurage. La formulación de los perfumes recurre con frecuencia a los absolutos, debido a que la baja temperatura del proceso de extracción no daña los frágiles compuestos del aroma. De resultas de ello, los absolutos exhiben a menudo una mayor fidelidad olfativa a su origen botáncio que los aceites producidos mediante sistemas de extracción que requieren temperaturas elevadas, como la destilación por vapor.

ACEITE ESENCIAL: aceite aromático concentrado que se obtiene de la materia botánica mediante los procedimientos extractMivos de la expresión o la destilación.

La expresión, o “prensado en frío”, se usa para obtener aceites cítricos. Este método consiste en perforar la corteza para que pueda desprenderse el aceite esencial contenido en las bolsitas distribuidas por toda la piel. Después se prensa todo el fruto para separar el jugo y los aceites de la pulpa. El aceite esencial sube a la superficie del jugo, y se separa y filtra por centrifugación.

En el caso de la destilación, se introduce materia vegetal en bruto dentro de un aparato especial, el alambique. Cuando calienta el agua situada en la base de este último, el vapor generado asciende a través de la materia botánica, vaporizando los compuestos volátiles. Al recorrer el serpentín, el vapor adquiere de nuevo forma líquida. El líquido en cuestión (el aceite de perfume) se recoge en un receptáculo al salir del alambique. Dado que en algunos casos las altas temperaturas necesarias para extraer el aceite pueden resultar destructivas para los materiales botánicos más delicados, se prefieren otros procesos de extracción alternativos (enfleurage).

ALUCINÓGENO: sustancia, habitualmente inhalada o ingerida, que provoca alucinaciones. Los compuestos químicos presentes en determinadas especies vegetales pueden incidir en el sistema nervioso central al ser ingeridos, lo cual redunda en una modificación de las funciones cerebrales que, en última instancia, puede producir cambios en el estado de ánimo, la conciencia y la percepción. Desde hace milenios se han usado múltiples especies de hongos, cactus y otros vegetales psicoacticos en preparados populares, y su uso para fines medicinales, religiosos y chamanísticos está documentado en muchas culturas.

Los antiguos egipcios trabajaban con especies botánicas como el agapanto o loto azul (un nenúfar con componentes psicoactivos), al que hace referencia M J Rose en su libro. Parece ser que también se añadían otros bióticos a compuestos con base de incienso como el kyphi, mezcla de ingredientes naturales con la que se formaban bolas depositadas sobre las brasas para que desprendieran un humo perfumado.

En la cultura popular, los mensajes recibidos a través de visiones, alucinaciones y estados alterados solían considerarse proféticos o divinos.

CHIPRE: clasificación olfativa referida a perfumes compuestos por notas altas cítricas (las cuales suelen incluir la bergamota), notas medias florales (las cuales incluyen tradidionalmente el jazmín y la rosa) y una base de musgo de roble, almizcles, ládano y pachuli.

Se llama así por la isla griega de Chipre, rica en ládano y en los componentes hesperídicos que aparecen en este tipo de perfumes. Algunos chipres de referencia son Mitsouko, de Guerlain, Chypre, de Coty, y Femme, de Rochas.

ENFLEURAGE: método de larga tradición para extraer aceites esenciales, consistente en usar grasas animales inodoras para recoger los compuestos fragantes que exuda la materia botánica.

Tradicionalmente se embadurnan con grasa láminas de cristal, y se disponen flores sobre ellas. Durante varios días, el perfume se difunde por la grasa, y al final se sustituyen las flores gastadas por otras frescas. El proceso se repite hasta que la grasa haya quedado sobresaturada de olor floral, momento en que se imbuye de alcohol etílico para que se absorban en este último las moléculas fragantes. Más tarde se aísla el alcohol y se filtra para obtener un absoluto.

FACTICE: frasco de perfume que suele contener agua coloreada, y se usa principalmente con finalidad expositiva o promocional. Los facticios suelen ser copias a mayor tamaño del flacon de perfume original.

FLACON: frasco de perfume. El equivalente francés de la palabra “frasco” -flacon- se usa actualmente en el lenguaje especializado de todo el mundo para describir un recipiente de perfume, sobre todo si destaca por su belleza o su labor de artesanía.

GRASSE: zona del sudeste de Francia considerada como la caital tradicional y moderna del perfume. Rose pasó una temporada en ella durante sus investigaciones, y los perfumistas de ficción en torno a los que gira su novela tienen casa y fábrica en Grasse.

Posiblemente en la Edad Media Grasse fuera más conocida por sus curtiduráis (en francés, grasse significa grasa). En el siglo XVII, dichas curtidurías empezaron a producir artículos de cuero perfumados, en respuesta a una demandda cada vez mayor de guantes y accesorios aromatizados, que popularizó Catalina de Médicis. La pujanza de la industria del perfume en Grasse se puede atribuir parcialmente a un microclima cálido y protegido, que aportaba las condiciones ideales para el cultivo de la flores.

Actualmente la región tiene especial fama por sus jazmines, lavandas, rosas y violetas, y ha atraído a un número elevado de fábricas que procesan la materia prima para los perfumes. Entre las perfumerías más importantes de Grasse figuran Fragonard, Molinard y Galimard.

INCIENSO: mezcla de componentes botánicos aromáticos que al quemarlos desprenden un humo perfumado. Desde la más remota antigüedad se ha usado el incienso en rituales de purificación, meditación y culto religioso. Muchos preparados de incienso del mundo antiguo tenían propiedades hipnóticas o efectos narcóticos (ver alucinógeno). Se dice que el incienso eleva al cielo las plegarias, protege de los espíritus negativos y aporta alegría y paz al alma. Quemarlo infunde energía positiva y equilibrio en nuestras emociones. Se usa en muchas culturas como instrumento de meditación, y para fomentar la curación espiritual con sus aromas serenos (ver perfume antiguo).

MACERACIÓN: método de extracción de aceites aromáticos que consiste en bañar o impregnar la materia botánica en una solución disolvente, fría o calentada.

La maceración puede durar entre días y meses, en función del resultado que se desee obtener. Los compuestos aromáticos pasan gradualmente a la solución. Después se retira la materia vegetal y se filtra de impurezas la solución perfumada.

ÓRGANO DE PERFUMISTA: espacio central de trabajo fente al que se sienta el perfumista. Está rodeado por hileras escalonadas y ascendentes de pequeños anaqueles, cuya disposición sigue la de un anfiteatro.

Estos anaqueles contienen múltiples frascos de aceites y absolutos que el perfumista tienen a su alcance mientras compone una fragancia. Por su aspecto complejo, y sus múltiples niveles, el conjunto recuerda la consola de un órgano de iglesia.

En Francia, Rose vio uno de estos muebles, que inspiró el órgano antiguo de la novela.

OUD: aceite fragante extraído del duramen resinoso del árbol Aquilaria, que crece abundantemente en la India y el sudeste asiático. Estos árboles son vulnerables al añublo de un hongo que hace que se forme una resina densa y oscura en el interior del duramen. La madera afectada por el hongo se recoge y destila para producir aceite puro de oud, de perfil olfativo muy singular. El oud, que es uno de los ingredientes de perfumería más caros del mundo, es apreciado también por sus virtudes espirituales y esotéricas.

PERFUME DE AUTOR: perfume creado por una tienda o taller artesanal cuya producción y distribución se efectúan a una escala mucho menor que las de los perfumes de gran consumo o de marca. También se han clasificado los perfumes en de autor o de gran público basándose en el número de puntos de venta donde están presentes. Los perfumes de autor suelen gozar de la predilección de los perfumistas serios, debido a su excepcionalidad y a un grado de artesanía manual del que carecen muchas fragancias de gran consumo.

          • Olivier Durbano, arquitecto, joyero y perfumista excepcional. Olivier ha inspirado a uno de los personajes del libro.

A lo largo de su vida, Rose ha conocido a muchos creadores de perfumes de autor, con especial mención al increíble Olivier Durbano, cuyo arte y talento le han servido como inspiración. El Robbie L´Etoile del libro es un homenaje a estos hombres y mujeres.

PERFUME Y EL MÁS ALLÁ: antiguamente, los olores estaban muy vinculados a la religión y al más allá. Se creía que el alma viajaba al otro mundo por la escalera de humo del incienso. En las pinturas de algunas tumbas del antiguo Egipto, que la autora examinó en el Metropolitan Museum of Art, aparecen egipcios con conos perfumados sobre la cabeza.

PERFUMES ANTIGUOS: en esta novela, Rose recurre a menudo a la historia del perfume, y se ha inspirado mucho en su trabajo de investigación. Se dice que el arte de la perfumería y de la elaboración de perfumes apareció en Mesopotamia. Las referencias docomentales más antiguas datan aproximadamente del segundo milenio a.C. Fueron muchas las culturas de la Antigüedad que usaron incienso, perfumes o sustancias aromáticas en sus rituales, ceremonias y cultos, como los egipcios, los griegos, los romanos, los taoístas chinos, los aborígenes australianos y los indios americanos.

EGIPTO: originalmente, entre los egipcios, el uso de preparados perfumados corría a cargo de los sacerdotes, que quemaban incienso en los templos para rendir culto a sus deidades. El humo perfumado se inhalaba, y se impregnaba la ropa con él, debido a la creencia de que era una vía de acercamiento a la divinidad. También se usaban aceites perfumados en los rituales de baño y los ritos ceremoniales, y preparados a base de incienso como el kyphi (el cual supuestamente contenía ingredientes psicoactivos), que se quemaba de noche para generar un humo tranquilizador (ver alucinógeno).

Plutarco escribió:

Cada día hacen una triple ofrenda de incienso al Sol: una ofrenda de resina al alba, de mirra al mediodía, y de lo que llaman kyphi al anochecer. PLUTARCO, Isis y Osiris.

El perfume estaba presente en toda la cultura egipcia; de ahí que se cultivaran jardines enteros para obtener plantas portadoras de perfumes, que a continuación se procesaban en algunas de las primeras fábricas de perfume del mundo antiguo. El perfume se consideraba parte integrante de su civilización , tanto en la vida como en la muerte. Los antiguos reyes y faraones eran enterrados con vasijas de aceites perfumados, a fin de que lso disfrutasen durante toda la eternidad.

GRECIA: el perfume ocupaba un lugar central en la vida de la antigua Grecia, tanto en la mitología como en la existencia cotidiana. Según Homero, el perfume fue entregado a los hombres por los dioses del panteón olímpico, y desempeñaba un papel esencial en el culto con que se trataba de obtener los favores de estos últimos. Las sacerdotisas oraculares de Delfos quemaban incienso y plantas aromáticas que provocaban visiones interpretadas como proféticas (ver alucinógeno). En la cultura de la Grecia antigua se aplicaban aceites y libaciones perfumadas a la piel de los atletas, lo cual da a entender que se era consciente de sus propiedades terapeúticas y curativas. También se usaba el perfume para conmemorar la vida, y en fechas señaladas como elnacimiento y el matrimonio, así como para recordar a los difuntos. Los cadáveres se ungían con perfume y se envolvían en sudarios perfumados, por creerse que estos últimos daban felicidad en el más allá.

SILLAGE: rastro duradero de perfume que deja a su paso el usuario, sober todo al salir de una habitación. La traducción de esta palabra francesa sería “estela”.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s