Flores de Bach: remedio rescate, rescue remedy

 

225

 

 Rescue, Primeros auxilios o  de urgencia

De todas las esencias de flores de Bach, ésta es la combinación más conocida y la más difundida. En casos de emergencia y hasta la llegada del médico, ha salvado la vida a muchísimas personas. Rescue no reemplaza el tratamiento médico, pero ayuda a impedir un shock  energético como consecuencia del cual se manifestarían graves daños físicos o, de producirse, lo remediaría rápidamente.

Como ya observamos anteriormente, no debe confundirse este shock con el concepto clínico. Aquí entendemos por shock de emergencia, a todo aquello que sucede o desintegra nuestro sistema energético: desde el súbito estampido de una puerta hasta una mala noticia o un accidente con pérdida del conocimiento. En  este estado, la conciencia o las partes sutiles de nuestro cuerpo tienen tendencia a retirarse del cuerpo físico. Entonces ya no le quedan a éste posibilidades de tomar por si solo medidas para su autosalvación.

Rescue cuida de que no se desintegre el sistema energético, o bien que vuelva a recobrar enseguida su equilibrio. Puede iniciarse entonces, inmediatamente, el proceso de curación. Por esta razón es tan importante tener siempre a mano, en el botiquín de nuestra casa o en el del automóvil, estas gotas para caso emergencia, a fin de tomarlas antes de que se produzca un descalabro energético previsible, o enseguida de haberse presentado.

Rescue se conforma de las siguientes flores:

Star of Bethlehem contra el miedo y la obnubilación y como «integrador» de la personalidad.

–  Rock Rose contra el terror y la sensación de pánico.

–  Impatiens contra el estrés y la tensión mental.

–  Cherry PIum contra el miedo a perder el control.

Clematis contra la tendencia a «ceder», contra la sensación de «estar muy lejos», que a menudo aparece antes de per­der el conocimiento.

Los frascos de Rescue que provee el Bach Centre de Inglaterra  contienen la mezcla ya preparada de las cinco flores. Aunque se deba combinar con otras flores, tendrá validez como un remedio.

En casos de accidentes o enfermedades repentinas, Rescue no sólo ayuda a las «víctimas», sino también a aquellos que son «meros» espectadores, a los médicos o ayudantes y enfermeros. Inconscientemente, procura una gran tranquilidad a los pacien­tes, sentir que la gente que les rodea conserva su dominio, es de confianza y está libre de angustias demasiado pesadas. Esta sen­sación coadyuva al proceso de curación.

He aquí algunas de las incontables ocasiones en las que este remedio de urgencia puede ser útil en la vida cotidiana:

* Cuando se está psíquicamente confundido, por ejemplo, después de una disputa familiar, después de recibir una carta de­sagradable o cuando los niños han visto una película brutal por televisión.

* Cuando se espera una visita al dentista, el plazo de un di­vorcio, una entrevista con el jefe de personal de una empresa en la que aspiramos ingresar, el examen para la obtención del permiso de conducir, una operación.

* Cuando se está asustado: por ejemplo, después de una mala caída, por haber sido mordidos por un perro o picados por un insecto.

* Cuando se está obligado a trabajar en una atmósfera car­gada de estrés.

Rescue no debe convertirse por ninguna circunstancia en un hábito permanente. Se ideó como primer auxilio en situaciones de urgencia psíquicas, insignificantes o importantes, pero no para equilibrar una manera irracional de vivir que destruye la personalidad.

Se prepara dos veces más fuerte que las demás esencias florales: cuatro gotas del frasco de concentrado en un envase medicinal de 30 ml.

La dosificación es individual según el caso y la situación.

En los casos agudos verter directamente cuatro gotas del frasco de concentrado en una taza de agua y beberla a sorbos  hasta que el estado de shock cese. Luego beber un trago cada 15 , treinta o sesenta minutos.

Cuando no se tiene a mano agua u otra bebida, las gotas de Rescue pueden administrarse directamente del frasco de concentrado sin reducirlas.

A los que están inconscientes se les administra el remedio con ayuda del cuentagotas, y en caso de necesidad directamente también del frasco de concentrado vertiendo la gota sobre los labios, las encías, las sienes, las fontanales, detrás de las orejas o en las muñecas.

Si Rescue debe tomarse durante un periodo prolongado, se administran cuatro gotas con el cuentagotas, cuatro veces al día.

Rescue puede aplicarse también externamente con la ayuda de vendajes o compresas. Se vierten aproximadamente seis gotas de los frasquitos de concentrado en medio litro de agua, conte­nida en una cubeta. Para pequeñas lesiones físicas como quemaduras, dislocaciones, cortes y repentinas erupciones cutáneas, se prepara en forma de ungüento, muy eficaz también (al ser aplicado antes que el lubricante) como auxiliar en los masajes, y para evitar irritaciones cutáneas producidas por la práctica de deportes (atletismo tenis, etc.).

Para el tratamiento de animales se vierten de dos a tres gotas del frasco de concentrado en el agua de beber o en la comida. Rescue tiene aplicación asimismo en el reino vegetal, por ejemplo en los shocks que sufren nuestras plantas al ser trasplantadas, cuando se las injerta o sufren los efectos de heladas o el ataque de alimañas. Se vierten tres o cuatro gotas del frasco de concentrado en el agua para el riego. Durante dos o tres días se las riega o se rocían las hojas con esta agua.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s