Aceite de sésamo

El aceite de sésamo deriva de una planta denominada Sesamum indicumde tipo anual, perteneciente a la familia de las Pedaliaceae que alcanza unos 1,5 m de altura con hojas algo velludas y flores blancas. El sésamo se ha utilizado durante miles de años en los sistemas terapeúticos de China e India. Aunque suele recomendarse como laxante, esta planta se ha venido utilizando desde el siglo IV a. C. como un remedio chino popular para los dolores dentales y las enfermedades de las encías.

Planta conocida en el Antiguo Egipto (figura en la relación de los Papiros de Ebers), probablementet oriunda de África, fue traída hasta al-Andalus por los musulmanes desde India e Irán. 

En la época moderna, el sésamo ha sido recomendado por los fitoterapeutas occidentales con diversos objetivos terapeúticos. El aceite también se utiliza para cocinar, como un ingrediente de margarinas y aliños de ensaladas. También se ha empleado para fabricar algunos cosméticos y productos suavizantes de la piel. El sésamo es originario de Asia y África y se cultiva principalmente en India, China, África y Latinoamérica. Sólo se emplean con fines medicinales la semilla y el aceite de la planta del sésamo.

El aceite de sésamo se obtiene a partir de las semillas. Sus semillas, de un color beis brillante -también hay variedad negra-, contienen alrededor de un 50% de aceite y son las que se utilizan en gastronomía y cosmética. Las semillas grandes y redondas se extraen  agitando la planta desecada y después de hacer una incisión en la vaina que las contiene. Los aceites y las semillas tienen importantes propiedades, entre ellas efectos antiancerosos, antibacterianos y antiinflamatorios. Algunos de estos datos han sido confirmados por estudios en humanos y en cultivos celulares. El sésamo contiene al menos siete compuestos que alivian el dolor y es una rica fuente de antioxidantes y otros agentes terapeúticos. Algunos autores creen que también tiene un discreto efecto parecido a los estrógenos. El aceite de sésamo es rico en grasas poliinsaturadas. Cuando se utiliza con moderación, este tipo de grasa puede ser beneficiosa para el corazón y ayuda al organismo a eliminar el colesterol de nueva producción.

Su naturaleza así como su absoluta pureza hacen que tenga gran cantidad de propiedades cosméticas. Contiene un elevado porcentaje de ácidos grasos (41% de ácido linoleico y 42% de ácido oleico). Contiene también substancias con poder antioxidante como el sesamol, lo que le otorga una larga duración y evita el enranciamiento rápido. Además, incluye una elevada proporción de lecitina y fósforo.

El aceite de sésamo era también conocido por los perfumistas de la antigüedad por su particular eficacia a la hora de fijar los aromas nobles, especialmente de las flores más delicadas, de ahí que fuera usado con profusión para la elaboración de extractos florales por maceración.

Ha tenido numerosas utilizaciones terapeúticas a lo largo de los siglos. Desde siempre ha sido un laxante reputado, incluso en la actualidad. También se ha utilizado para tratar la visión borrosa, el vértigo, el dolor de cabeza y como reforzante durante la recuperación de enfermedades graves o prolongadas. Cuando se toma en lugar de las grasas saturadas, puede ayudar a disminuir los niveles de colesterol y prevenir la arterosclerosis.

Debido a sus efectos parecidos a los de los estrógenos, el aceite de sésamo se recomienda a veces para aliviar la sequedad vaginal asociada a la menopausia. Durante la menopausia, las mujeres suelen experimentar este problema debido a una disminución de los niveles de hormonas femeninas, los estrógenos. La mucosa vaginal se vuelve más seca, delgada y menos elástica, lo que puede producir dolor e irritación durante el coito. El aceite de sésamo aumenta la lubricación y alivia los síntomas asociados a la sequedad vaginal.

Diversos trabajos de investigación sugieren que el aceite de sésamo tiene un efecto potencial contra el cáncerEn un estudio realizado con cultivos celulares, se observó que el aceite de sésamo bloqueaba el crecimiento del melanoma maligno en células humanas. Los investigadores han especulado sobre la posibilidad de que el ácido linoleico (un ácido graso esencial) del aceite de sésamo pueda ser responsable de sus propiedades anticancerosas. 

Antiguamente el aceite de sésamo, junto a otros componentes, se aplicaba como ungüento sobre el estómago para curar ciertas afecciones, como la insuficiencia digestiva. También se prescribía un pulverizado compuesto de semillas de sésamo pelado, adormidera, arroz lavado, comino, pimienta, anís, etc … , tomándolo con una sopa migada,  como reconstituyente para mantener la lozanía del cuerpo y el buen color de la piel.

En gastronomía se empleaba en lo dulces andalusíes y en los panes. Su aceite se utilizaba en la cocina, aunque menos que el de oliva. Se recomendaba consumir los alimentos con sésamo (en dulces o panes), que resultaban muy nutritivos; insistiéndose que se tomaran al principio de las comidas, ya que eran más pesados de digerir y podían producir flatulencia.

Actualmente, es característico en el mundo árabe un dulce hecho con sésamo llamado “halva” y una crema elaborada con semillas molidas, la “tahina”, para endulzar ciertos platos.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.