aceite esencial de pachulí  -pogostemon cablin-

Familia: LAMIACEAE (LABIATAE).

Origen: planta originaria de Indonesia y de Malasia. Se destila la esencia en Indonesia, en China y en India.

Historia: el aceite de pachulí se emplea en Oriente generalmente para perfumar la ropa de casa, y se cree que evita que se extiendan las enfermedades. En China, Japón y Malasia la planta se utiliza para tratar los resfríados, dolores de cabeza, naúseas, vómitos, diarrea, dolores abdominales y halitosis.

En Japón y Malasia se usa como antídoto contra las mordeduras de serpientes venenosas.

Extracción: la esencia de pachulí se obtiene mediante la destilación al vapor de agua de las hojas secas. La planta posee un tallo velloso y tieso, con grandes hojas odoríferas y flores blancas con tonos violáceos.

Propiedades: antidepresivo, antiinflamatorio, antimicrobiano, antiflogístico, antiséptico, antitóxico, antivírico, afrodisíaco, astringente, bactericida, carminativo, cicatrizante, desodorante, digestivo, diurético, febrífugo, fungicida, tónico nervioso, profiláctico, estimulante (nervioso), estomacal y tónico.

Efecto terapeútico: Lo podemos utilizar sobre todo en problemas de piel como acné, pie de atleta, pieles estriadas y agrietadas, caspa, dermatitis, eczema (húmedo), infecciones fúngicas, cuidados del cabello, impétigo, repelente contra insectos, piel y cabellos grasos, heridas y arrugas. Frigidez, agotamiento nervioso y enfermedades por estrés.

Sinergias: El aceite esencial de patchulí combina bien con los aceites de vetiver, madera de sándalo, madera de cedro, geranio, clavo, lavanda, rosa, neroli, bergamota, mirra, salvia romana y las bases de tipo oriental.

A %d blogueros les gusta esto: