La granada, símbolo de feminidad

 

El granado es un arbolillo espinoso que alcanza hasta 3 metros de altura, con hojas opuestas, anuales. Las hermosas flores rojas del granado, cuando maduran, dan paso a un fruto, la granada, de ciertas dimensiones, con una especie de corona, que adquiere tonalidades rojizas cuando está maduro. De piel dura, alberga en su interior, perfectamente acoplados entre ligeras telillas, una serie de granos rojos y cristalinos, de agradable sabor en su variedad dulce, y ácido en otras variedades, cuya pulpa protege la semilla. 

Originario de la zona de Persia, Afganistán y el Kurdistán, fue conocido y cultivado desde la Antigüedad. Debió cultivarse en Egipto 2.500 años a. C., pues se han encontrado en tumbas egipcias restos de su fruto.

La granada era símbolo del amor y la fecundidad en Oriente.

 

En todo el mundo islámico esta fruta fue muy apreciada.  Hay un texto atribuido al Profeta Muhammad sobre la excelencia de los granos de esta fruta: “Cada una de vuestras granadas está fecundada por un grano de una granada del Paraíso”.

En el al-Andalus se aclimató en el Siglo VIII una variedad de granada traída a Córdoba desde Siria por unos embajadores del emir omeya Abd al -Rahmán I, como regalo de una hermana del emir que vivía en Siria. Las granadas procedían de la almunia al-Rusafa, en tierras sirias, propiedad de su abuelo el califa de Damasco. El soberano las repartió entre sus cortesanos y uno de ellos, llamado Safr ibn Ubayd, la aclimató en su alquería de Málaga, obteniendo un magnífico fruto que presentó al emir cordobés, quien admirado por su calidad, lo mandó plantar en los jardines de al-Rusafa cordobesa, finca a la que había dado el mismo nombre que la de su abuelo allá en Siria.

El granado, así como la palmera, fueron árboles institucionales para los omeyas cordobeses, desde que el primer omeya independiente en al-Andalus, ya citado, mandara cultivarlos en la almunia al-Rusafa en Córdoba, con cierta nostalgia, por ser frutales presentes en el paisaje de su Siria natal.

Por ello, sus descendientes serían los continuadores de esta tradición, manteniendo en sus jardines de Córdoba aquel gusto por el paisaje sirio de sus antepasados. También el granado y la palmera integrarían el elenco de frutales de los jardines de Madinat al-Zahra.

El Calendario de Córdoba da amplia referencia sobre el cultivo del granado y la recolección de sus flores y frutos: en enero se plantaban en Córdoba las estacas, en septiembre maduraban los frutos y se recogían, y en ese miso mes se preparaba un conocido jarabe de las dos variedades de granadas: ácida y dulce.

También nos da referencia de un colirio, que se elaboraba con el zumo de las dos variedades de granada y agua de  hinojo, para curar las cataratas.

 

Había varias especies procedentes de Oriente, como la “granada murciana” y la de “color de jacinto”, y se cultivaron en toda la zona soleada de al-Andalus, especialmente en Málaga y Elvira; con el tiempo, el granado se crió en abundancia en las huertas del reino nazarí de Granada. Con la granada dulce se elaboraba un jarabe que quitaba la sed y ayudaba a la digestión y, según Ibn Zuhr, si se dejaba en reposo un tiempo, adquiría ciertas propiedades semejantes al vino. La semilla de granada dulce fue muy utilizada en gastronomía para ensaladas, guisos, zumos y arropes.

La ácida se empleó preferentemente en medicina; era prescrita por los médicos para cortar la diarrea, y su jugo también se utilizaba para fabricar vinagre de granada, muy apreciado por los andalusíes.

El médico granadino Ibn Habib (Siglo IX) prescribía a sus pacientes comer la granada con su pulpa, pues proporcionaba consistencia al estómago debilitado y era buena para el intestino.

Se tenía la costumbre de colgar los frutos en los altillos de las casas andalusíes, para su conservación; costumbre que se mantuvo en la España rural hasta principios del Siglo XX.

Fuente: “Los aromas de al-Andalus”. Cherif Abderrahman Jah

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.