aceite esencial de canela    -cinnamomum zeylanicum-

Familia: LAURACEAE. Sinónimos: C. VERUM, LAURUS CINNAMOMUM, CANELO, ÁRBOL DE LA CANELA, CANELO DE CEILÁN, CANELA DE HOLANDA, ACEITE DE CORTEZA DE CANELO, ACEITE DE HOJA DE CANELO

Origen: Sri Lanka

La canela es utilizada en todo el mundo, ya sea en polvo para endulzar y realizar postres o utilizar el aceite esencial en multitud de usos. El aroma de la corteza de canela ha influido en la vida culinaria y ha sido utilizada durante siglos como un ingrediente del incienso. El aceite esencial de canela es cálido y estimulante. Gran reconfortante en épocas invernales o frías. La canela fue famosa por formar parte del “Vinagre de Marsella” o del “Vinagre de los cuatro ladrones”, usado por los ladrones de tumbas para protegerse durante la plaga del siglo XV.

La corteza de la canela tiene sabor picante, dulce, astringente y es caliente.

La capa interior de la corteza de las ramas nuevas del árbol de la canela se recoge para utilizarla en forma de bastoncitos, como especie doméstica. Se ha empleado en Oriente desde hace miles de años contra una amplia gama de dolencias: resfríados, gripe, problemas digestivos y menstruales, reumatismo, problemas renales y como estimulante general. El aceite esencial de canela es común en la farmacopea británica  como específico del cólico flatulento y la dispepsia acompañada de naúseas.

Extracción: El aceite esencial se obtiene por destilación acuosa o al vapor de las hojas y ramitas y también de la capa interior de la corteza seca. El aceite es un líquido de tono amarillo a pardo de olor cálido especiado y algo áspero (el de las hojas y ramitas) y el de la capa interior de la corteza seca es un líquido de color pálido a oscuro, con un olor dulce, cálido especiado, seco y persistente.

Sinergias: combina bien con los aceites de incienso, ylang-ylang, naranja, mandarina, benjuí, bálsamo del Perú y mezclas de tipo oriental.

Propiedades: antihelméntico, antidiarreico, antídoto, antimicrobiano, antiséptico, antiespasmódico, antiputrescente, afrodisíaco, astringente, carminativo, digestivo, emenagogo, hemostático, parasiticida, refrigerante, espasmolítico, estomacal y vermífugo.

Efecto terapeútico: Lo podemos utilizar en diarrea, amebiasis, tifus, disentería, bronquitis, gripe, cansancio profundo, depresión, infecciones tropicales, impotencia masculina. Estimula la secreción de lágrimas, saliva y mucosidades. Halitosis, infecciones de la boca, dolor de garganta, anginas, flatulencia, pérdida de apetito, malestar menstrual, protector de enfermedades infecciosas. Estados de debilidad.

Ayurveda: en medicina ayurvédica se usa para pacificar el Vata y el Kapha.

A %d blogueros les gusta esto: