Bienestar femenino con aceite esencial de geranio

ACEITE ESENCIAL DE GERANIO

El aceite esencial de geranio se destila a partir de las especies de Pelargonium, de hojas perfumadas.

Los distintos aceites de geranio utilizados en aromaterapia proceden de especies cultivadas de pelargonios de esencia de rosa, especialmente Pelargonium graveolens, P. odoratissimum, P. radens, P. capitatum y variedades híbridas como P x asperum.

Originarios de África del Sur, los geranios se cultivan en todo el mundo, pero existen tres grrandes regiones donde se produce el aceite esencial: las Islas Reunión (productoras de una variedad de excelente calidad llamada Bourbon), Egipto y Rusia. El aceite de geranio procedente de China, relativamente barato, se está haciendo cada vez más popular, aunque tiene un aroma menos dulce. Otro recién llegado al mercado es Madagascar. A diferencia de las variedades más llamativas, que florecen todo el año y se plantan en macetas y jardineras, el pelargonio de donde se extrae el aceite esencial produce unas flores relativamente pequeñas de color rosado o lila que aparecen en grupos en pleno verano.

La planta se cultiva en jardines por su delicioso aroma, que se percibe sobre todo al rozar las hojas.

Aunque las variedades más conocidas son las de olor a rosa y a limón, existen numerosos híbridos con una amplia gama de esencias, desde naranja, coco y manzana, hasta menta, nuez moscada y jengibre. Éstos son aceites esenciales experimentales, que no suelen encontrarse en el mercado.

UN POCO DE HISTORIA

El nombre Pelargonium viene del griego pelargos, que significa cigüeña, pues la cabeza y el pico de esta ave se parecen a la semilla de la planta; graveolens sifnifica «aromático» o «de olor penetrante». Los pelargonios llegaron a Europa a principios del siglo XVII como plantas decorativas, y en 1819 el químico francés Recluz fue el primero en destilar las hojas para obtener el aceite esencial.

Los pelargonios de esencia de rosa se usan raramente en la medicina natural, aunque hay dos especies silvestres, parientes lejanos de esta planta, que sí desempeñan un papel importante: la llamada hierba de San Roberto (Geranium robertianum) y Geranium maculatum.

HIERBA DE SAN ROBERTO

Estas hierbas han sido utilizadas desde la antigüedad, e investigaciones recientes sugieren que poseen propiedades astringentes y antiinflamatorias, y ayudan a curar heridas, que es para lo que fueron utilizadas. Desde siempre los herboristas han empleado extractos de geranio verdadero para problemas como la diarrea y disentería, así como para curar pequeños cortes y heridas, úlceras y eccemas.

El aceite de geranio es uno de los más valorados en perfumería. Muchas veces, la demanda de la industria del perfume sobrepasa la oferta mundial de los aceites más exclusivos, y el geranio se utiliza frecuentemente para sustituir otros más caros, como el de rosa. Sin embargo, el aceite de geranio es especialmente fácil de adulterar, así pues, es fundamental acudir a un comercio de reputación contrastada.

El aceite, que se obtiene por destilación al vapor de las hojas, tallo y flores de la planta, es de color verde claro y tiene un aroma floral que varía en función de la especie. Algunas personas describen la esencia como vigorizante, mientras que otras la encuentran calmante. Por esta razón, a menudo se dice que el aceite de geranio es «equilibrador», y tiene fama de tener efectos tonificantes en personas que están en baja forma física o mental, así como de disminuir el estrés en personas nerviosas o ansiosas.

APLICACIONES

Se ha probado que el geranio posee distintos efectos medicinales. El aceite tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias, astringentes, analgésicas, cicatrizantes (estimula el crecimiento de células epiteliales sanas), fungicidas, diuréticas, flebotónicas (fortalece las venas) y hemostáticas (contribuye a controlar hemorragias). También es repelente de insectos.

También se utiliza en productos cosméticos para el cuidado de la piel, las propiedades antisépticas, astringentes y cicatrizantes del geranio lo convierten en un excelente ingrediente para elaborar nuestros propios productos caseros, para pieles mixtas o grasas. También es útil para aquellas zonas más secas de la piel, como codos y rodillas, y como tratamiento complementario para el acné y ciertos eccemas.

Es particularmente útil en numerosas afecciones cutáneas: puede usarse para tratar quemaduras leves, hematomas, dermatitis, pie de atleta, herpes, hemorroides (para reducir el dolor y la inflamación), neuralgias faciales, cortes y heridas. Actúa de forma positiva sobre el estado de ánimo y es bueno para el cansancio y durante los períodos de convalecencia. Los aromaterapeutas y sus pacientes han descubierto, además que el aceite de geranio ejerce un efecto beneficioso sobre el ciclo menstrual femenino, pues ayuda a regular los períodos y a reducir la sintomatología del síndrome premenstrual. Sus efectos beneficiosos se asocian con su capacidad para reducir la retención de líquidos, uno de los principales síntomas del síndrome premenstrual.

La retención de líquidos es una de las causas de la hinchazón de los pechos, dolor de cabeza y los cambios de humor, otras manifestacioens del síndrome premenstrual. Muchas mujeres, han descubierto que el aceite de geranio es beneficioso como remedio complementario durante la menopausia, especialmentet porque su aroma ayuda a mejorar el estado de ánimo

El geranio también puede utilizarse como colutorio para realizar enjuages bucales y gárgaras en caso de faringitis e infecciones de las encías, aunque su fuerte sabor floral puede no ser del agrado de todos.

El aceite esencial de geranio es de un color verde claro, aroma penetrante y dulce, parecido al de la rosa y, a menudo, con un toque inesperado de menta.

 

 

 ¿QUIERES SABER MÁS DEL ACEITE ESENCIAL DE GERANIO?

APÚNTATE A NUESTRO CURSO ESPECÍFICO PARA LA MUJER:

 

CURSO MUJER Y EQUILIBRIO

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: