CORDYCEPS SINENSIS

También llamado YARTAGUMBU, “el oro del Himalaya”, el Cordyceps Sinensis es un hongo ampliamente conocido en la MTC (Medicina Tradicional China). Entre sus múltiples propiedades, están las que hacen efecto a nivel antitumoral, antioxidante o estimulante del sistema inmune.

COMPUESTOS:

Polisacáridos, ácido cordycepico, adenosina, cordicepina, esteroles, ergosterol, minerales, aminoácidos esenciales, ácidos grasos no saturados, vitaminas, carbohidratos y vitamia B12.

UTILIDADES PRINCIPALES:

* Dolencias renales, hepáticas, pulmonares y cardiovasculares.

* Ayuda en terapias contra el cáncer (quimioterapia, radiación).

* Los polisacáridos de su composición son responsables del aumento en la respuesta inmunitaria.

* Estudios científicos acreditan la mejora en la fertilidad femenina.

* Efecto antitumoral: los polisacáridos presentan efectos inhibitorios en el no-crecimiento de células de carcinoma colorrectal y hepatocelular.

* Mejora la memoria y mejora la disminución de la función mental.

¿QUÉ ES EL CORDYCEPS?: 

El cordyceps es el resultado de una relación parasitaria única entre un insecto (Hepialus Fabricius) y un hongo (Cordyceps Sinensis).

Se trata de un parásito de la larva de una polilla del género Thitarodes, el hongo germina en la larva a través de las esporas que consume en su dieta. Este parásito mata al insecto, lo momifica, luego el cordyceps crece a partir del cuerpo del insecto. Inicialmente, las esporas del cordyceps se unen a las cabezas de las orugas que viven en los pastos de montaña del Himalaya. Luego, poco a poco, el hongo penetra más profundamente en el cuerpo de la oruga invadiendo su cuerpo. Con la muerte del insecto, el hongo continúa creciendo y tiene la pariencia de un tallo negro. Este tallo (compuesto por el cuerpo momificado de la oruga y el tallo) en forma de dedo mide menos de 10 cm. La parte aérea del cordyceps, llamada carpóphoro, es la que se recolecta y utiliza en la medicina tradicional tibetana y china. El cordyceps es en realidad una espora fúngica que mata insectos como orugas y polillas, y se alimentan de sus tejidos.

Las propiedades estimulantes del cordyceps se conocen desde hace milenios por los pastores tibetanos. Se dieron cuenta que sus yaks disfrutaban mientras comían cordyceps de forma natural en las montañas. Durante mucho tiempo fue un hongo reservado a las élites, por su rareza y alto precio.

Apodado el “Viagra del Himalaya”, el Cordyceps Sinensis es conocido por sus cualidades afrodisíacas. Pero para los chinos, sobre todo, es un elixir de la juventud. Su uso tiene una larga historia en la medicina tradicional china y tibetana. En el Tíbet se ha utilizado durante más de 500 años como un tónico, que se utiliza en la Medicina Tibetana para traer a personas con ciertas afecciones cardíacas y renales, así como para aumentar la virilidad masculina. Además de afrodisíaco, se utiliza para el tratamiento de enfermedades como la fatiga y el cáncer y se ha utilizado para la mejoría de la energía de las personas, hábitos de sueño, digestión, resistencia y líbido.

VAMOS A DESARROLLAR CÓMO NOS BENEFICIA EL CORDYCEPS:

* SALUD RENAL: la enfermedad renal crónica es un problema de salud global con una alta tasa de mortalidad que se trata con cordyceps, ya que tiene el potencial de inhibir la fibrosis renal mediante el cierre de las vías inflamatorias que destruyen la función normal de los riñones y producen tejido cicatricial fibroso.

El ergosterol (peróxido de ergosterol), uno de los principales esteroles producido por cordyceps, es el componente principal que es capaz de apagar la vía de factor de crecimiento transformador que promueve los patrones de crecimiento fibroso que hacen el riñón inútil.

* SALUD SUPRARRENAL: las glándulas suprarrenales son fundamentales para mantener niveles de energía saludables, rendimiento físico y mental y buenos patrones de sueño. La fatiga suprarrenal es un estado en el que las glándulas suprarrenales están sobrecargadas de trabajo e incapaces de realizar sus funciones de manera eficaz. Individuos con fatiga suprarrenal sufren de baja energía, mala función hormonal e inflamación crónica.

El cordyceps es un gran ADAPTÓGENO. Los adaptógenos no son tóxicos, esto significa que no tiene efectos nocivos en el cuerpo y son seguros para ser tomado durante largos períodos de tiempo. Producen una respuesta biológica no específica que mejora la capacidad de los cuerpos para resistir de los factores de estrés, físicos, químicos, emocional y otros factores biológicos.

Tienen una fuerte influencia en el cuerpo hacia el equilibrio homeostático. Esto significa que mueven el cuerpo en la dirección de un punto de ajuste homeostático normal. Si las hormonas del estré son demasiado altos, las bajan y las estabilizan  y si las hormonas del estrés son demasiado bajas, las elevan y estabilizan. Cordyceps se utiliza para ayudar al cuerpo a producir y equilibrar el cortisol y otras hormonas del estrés. Las cualidades adaptógenas les permite influir en el cuerpo hacia el equilibrio homeostático.

* SALUD HORMONAL: el cordyceps es conocido en Asia como un excelente afrodisíaco, reduce los efectos negativos del estrés y mejora la producción de hormonas sexuales.

* APOYO A LA DIABETES Y EL AZÚCAR EN LA SANGRE: el cordyceps se ha demostrado para mejorar la secreción de insulina por el páncreas e inhibe la degradación de la insulina. También reduce el estrés oxidativo que es un gran culpable en la resistencia a la insulina. Mejora la función de las enzimas reguladoras de la glucosa en el hígado y promueve una absorción gradual de la glucosa del sistema digestivo en el torrente sanguínea.

* SALUD DEL CEREBRO: el estrés fatiga el cerebro y el estrés crónico crea estados inflamatorios crónicos en el cerebro. El estrés crónico afecta la memoria, la aceleración cognitiva o la velocidad del procesamiento cognitivo y el juicio o las habilidades de razonamiento. E l estrés crónico induce a trastornos del estado de ánimo y depresión. También acelera el proceso de neurodegeración que en última instancia puede conducir a enfermedades como el parkinson, la demencia o el alzheimer.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: