CONCEPTO DE QUIMIOTIPO DE ALGUNOS ACEITES ESENCIALES

ROMERO

A.E.B.B.D.

(ACEITES ESENCIALES BOTÁNICA Y BIOQUÍMICAMENTE DEFINIDOS)

En algunas especies vegetales como en el caso del romero, el tomillo o el eucalipto tenemos el concepto de QUIMIOTIPO, el cual es una clasificación de dichos aceites esenciales.

Cada uno de estos aceites tiene propiedades distintas, por lo que a nivel terapeútico también posee diferentes propiedades y lo podemos aplicar en cuadros terapeúticos distintos.

El quimiotipo es una forma de clasificación química, biológica y botánica que designa la molécula que tiene mayor presencia en un aceite esencial. Esta clasificación depende de factores vinculados directamente a las condiciones de vida específicas de la planta, país, clima, factores fitosociológicos, recolecta…

 ****************************************

Desde Aromayenergía NO recomendamos el uso interno  de Aceites Esenciales ¡¡¡.

El concepto de quimiotipo no lo podemos obviar y está en el mercado. Sin embargo, tanto los aceites quimiotipados, como todos los demás QUE SON LA MAYORÍA!!!, desde este espacio, AROMAYENERGÍA, no recomendamos su ingesta¡¡¡

 ****************************************

CRITERIOS BÁSICOS  DE  CALIDAD PARA EL EMPLEO DE LOS ACEITES ESENCIALES CON FINALIDAD TERAPEÚTICA

* Especie botánica exacta:

La definición de la especie botánica exacta es importante ya que en cada género pueden existir diferentes especies.

Ejemplos: GÉNERO- ROSMARINUS OFFICINALIS; ESPECIE – ALCANFOR, CINEOL, VERBENONA …; NOMBRE COMPLETO – ROSMARINUS OFFICINALIS ALCANFOR; ROSMARINUS OFFICINALIS CINEOL; ROSMARINUS OFFICINALES VERBENONA.

También se debe mencionar la variedad en el caso de que exista y se entiende que la especie es de cultivo si no menciona el término salvaje. La definición de la especie botánica exacta es imprescincible, puesto que cada una de ellas va a tener una esencia de composición diferente.

* Órgano productor:

Puede ocurrir que una misma planta aromática pueda poseer diferentes órganos productores de esencia. Destilando cada uno de ellos obtenemos un aceite esencial de composición diferente.  La selección del órgano productor de la planta aromática que se desea destilar es el paso previo a la destilación. Los órganos  productores pueden ser hojas, flores, semillas, raíz.

* Especificidad bioquímica/ Quimiotipo:

El Quimiotipo es el DNI del aceite esencial, es decir, su carta de identidad.

Por este motivo es necesario dar la definición de la planta en cuanto a su composición bioquímica. La presencia de diferentes moléculas aromáticas se realiza a través de la cromatografía de gases (esta hizo que se creara el quimiotipo) y de la espectrofotometría de masas: con este análisis verificamos la autenticidad de un aceite esencial.

Dicho análisis se realiza a través del cromatógrafo de gases acoplado al espectrofotómetro de masas. El primero permite separar cada una de las moléculas aromáticas que forman un aceite esencial o esencia y el segundo permite cuantificar su abundancia relativa.

La especificidad bioquímica o quimiotipo está formada por algunos de los principios activos que posee un aceite esencial o esencia, que son los que le van a conferir una acción terapeútica particular.

* Origen geográfico: En función del origen geográfico, la planta aromática produce una esencia diferente, aunque se trate de la misma especie. El origen geográfico va a influir en la composición de la esencia y por tanto en la definición de la especificidad bioquímica.

*Etapa de desarrollo de la planta aromática, recolección óptima: Es importante precisar el momento del ciclo biológico de la planta puesto que una misma especie puede destilarse en diferentes fases de su ciclo biológico, bien sea durante la floración o bien cuando ya se ha formado el fruto, obteniendo así diferentes aceites esenciales.

* Período de reposo: Un aceite esencial no puede ser utilizado directamente después de su destilación. Las moléculas aromáticas que lo forman tienen que reconstituirse, hasta alcanzar una conformación igual a como se encontraban en la planta aromática. Para ello es necesario un período de reposo que se realiza en cava fresca. Este tiempo de reposo varía en función de la especie aromática y suele oscilar entre los tres meses y el año.

romero 3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s