FLORES DE BACH. GRUPOS DE EMOCIONES: Grupo 6 – Desánimo y desesperanza

CÓMO TRATAR LAS DOLENCIAS FÍSICAS

“El Dr. Bach describió su sistema con las flores como “el más perfecto que ha conocido el ser humano”, debido a su simplicidad y a que trata la enfermedad desde su auténtica raíz, es decir, los propios desequilibrios de la personalidad. Sin embargo, esto no significa que las flores de bach sean la única vía de ayuda cuando uno está enfermo.
En primer lugar, existen dolencias físicas cuyo origen es externo (como un alimento en malas condiciones o la fractura de un hueso), y en estos casos no deben tomarse las flores como una forma de tratamiento alternativa a una adecuada atención médica de tipo ortodoxo. Lo mejor que hay para curar un hueso roto es colocarlo recto; se trata de un problema físico que, por tanto, requiere una solución física.
Después existen casos en que el desequilibrio es tan acentuado que se ha somatizado en una dolencia física. Por ejemplo, el estrés emocional puede hacer que el cuerpo sea vulnerable ante un virus. Es cierto que si se recupera el equilibrio el cuerpo puede ganar fuerza para combatir al enemigo, pero también pueden utilizarse otros medios para asegurar que el problema se solucionará con la mayor rapidez posible. No olvide que las flores forman parte de la medicina “complementaria” y no de la medicina “alternativa”.

Texto extraído del libro: “TALLER DE FLORES DE BACH”, de Stefan Ball (Centro Dr. Edward Bach-Inglaterra)

A continuación haremos un desarrolo de las flores que intervienen en este grupo:

roble

Oak, Quercus robur, Roble albar

El roble, uno de los árboles sagrados de nuestros antepasados, crece en bosques, bosquecillos y praderas. Florece a fines de abril o principios de mayo. En la misma planta se dan las flores masculinas y femeninas

Principio:

Oak está relacionado con la capacidad anímica de la fuerza y perseverancia. En estado Oak negativo, estos rasgos caracterológicos se ponen en práctica con demasiada rigidez.

En lugar de dejarse llevar de la mano (hablando gráficamente) por su Yo Superior y ser conducido por él a través de los períodos difíciles y bellos de la vida, la personalidad persiste equivocadamente en un estrés de rendimiento permanente, elegido por ella misma. La vida es una lucha continua, y los individuos del tipo Oak tienen todas las cualidades para ser siempre vencedores: la resistencia primitiva, la perseverancia casi sobre humana,fuerza de voluntad poderosa, valor, lealtad al deber, inflexible esperanza y elevados ideales.

La personalidad Oak ha olvidado que no sólo los logros y las victorias hacen de la vida algo digno de ser vivido y, que, precisamente, un luchador saca fuerzas para nuevas hazañas de los momentos más sutiles, más amenos o más sentimentales.

Si el individuo no se concede estas pausas creativas su vida interior se vuelve cada vez más espartana y pobre. Trabaja, pero el corazón no le acompaña ya como es debido. No dejar de trabajar, se convierte inadvertidamente en finalidad absoluta y el hombre en una máquina programada para producir que funciona impelida por automática dinámica propia hasta alcanzar su límite natural de deterioro. Sobreviene entonces la repentina deficiencia, el colapso nervioso, la corrosión psíquica de los émbolos que, cuando la fuerza de voluntad es aún mayor, se puede manifestar bajo la forma de síntomas de enfermedad física con entumecimiento y disminuida flexibilidad.

La expresión del lenguaje corriente «estar como un Oak», que se aplica a individuos particularmente vigorosos, resistentes, y leales al deber, no es casual.

Es interesante destacar que los robles son tan resistentes que pueden sobrevivir aun en lugares con intensa irradiación telúrica, en los que otros árboles  como por ejemplo la haya, se achaparran. Dado que esos lugares atraen los rayo más que otros, cuando hay tormenta el vulgo suele decir: «Evita los robles y  busca las hayas».

Asimismo, es interesante señalar que el «canciller de hierro Otto von Bismarck, que tenia muchos rasgos típicamente Oak aprovechaba la energía Oak positiva cuando, como se informa  se colocaba largo rato junto a los corpulentos robles de su finca para «recargarse con la fuerza de sus antepasados». A menudo las personas que usan Oak tienen un aspecto robusto y vigoroso como el de este árbol.

«Es el sostén de la empresa, una verdadera bestia de trabajo la única persona en la que se puede confiar plenamente», dicen llenos de admiración quienes rodean a una persona con acentuados rasgos Oak. «¡De nada valen las quejas, lo que hay que hacer, se hará!», dicen las personas Oak, y se arremangan con la mayo naturalidad. Las personas de cuño Oak son las que estudian de noche para hacer su bachillerato aunque les lleve años. Las madres Oak bregan sin tregua velando por su familia. Aunque no hayan tenido vacaciones en años, no admitirán jamás su agotamiento.

Los individuos de cualidades Oak no se conceden nada. En momentos de crisis, mantienen a flote a toda una familia o apoyan a todo un pueblo, y no siempre se les reconoce o gratifica como es debido su enorme esfuerzo. Cabe decir que ellos mismos tienen parte de culpa. Al vigoroso tipo Oak le repugna interiormente mostrarse débil ante los demás, aunque sólo sea de vez en cuando. Por su miedo, en parte mal entendido, a depender de alguien prefiere morderse la lengua a pedir ayuda.

Los caracteres Oak son de una mentalidad noble, más aún principesca. Ayudan a otras personas por propia iniciativa, y nada les hace mis infelices que no poder cumplir con las obligaciones que ellos mismos se impusieron. Nada les desalienta tanto como defraudar las supuestas expectativas de los demás, pues les gusta experimentar el reflejo de la alegría que ellos procuran a quienes les rodean, alegría que creen tener que negarse a sí mismos en el arduo y pedregoso camino de su vida.

Cabria preguntarse qué induce a un hombre a rendir en tan magna escala y, a diferencia de la mayoría de las personas, no decaer a pesar de todas las vicisitudes. He aquí una respuesta desde el punto de vista esotérico. En lo profundo de su interior, los caracteres Oak tienen la certidumbre de la grandeza  y de la inmortalidad de su alma, y consideran un deber mantener alto esta herencia.

La vida presente se experimenta con frecuencia como una «caída transitoria de la gracia», y la certeza interior de la inmortalidad de su alma les da fuerzas para soportar este descenso. Las vicisitudes exteriores de esta travesía por la vida   habrán de servir para romper los patrones de conducta fijos, cristalizados a través de muchas existencias y volver a hacer al alma dúctil y por ende capaz de crecer.

Tan pronto la personalidad reconoce esto, consciente o inconscientemente, y en lugar de luchar empedernida, obedece flexible a los impulsos interiores de su Yo Superior, la travesía por la vida resulta más fácil y agradable.

Quien toma Oak observa enseguida cómo cede la presión interior y las energías fluyen más ricas y en cierta manera más libres. El corazón, los sentimientos y la vitalidad se renuevan. Retorna el elemento lúdico y con él el acrecentado gozo de vivir como consecuencia, los cometidos que la persona se ha im­puesto se pueden realizar con menor esfuerzo. Esta persona se siente realmente fuerte como un roble, al que le llegan sin cesar de su propio suelo renovadas fuerzas originales.

En el período de convalecencia de enfermedades penosas, Oak prueba su eficacia, cuando el paciente, a pesar de su inflexible voluntad, acaba por cansarse de las prolongadas medidas terapéuticas, por ejemplo, de los ejercicios físicos, los baños, etc. En estos casos, el Oak le devuelve ímpetu y crea un nuevo principio psicológico para continuar sin presión.

A veces se confunden los estados Oak y Elm. He aquí la diferencia decisiva:

Elm Contempla su actividad como una misión. El estado de agotamiento es transitorio.

Oak: A menudo considera su trabajo como una obligación. El estado de agotamiento puede ser crónico.

La antítesis absoluta del tipo Oak es el tipo Gorse. A este úl­timo las dificultades le hacen claudicar, mientras que el Oak jamás se rinde.

Síntomas claves del estado Oak:

El luchador derrotado y exhausto que a pesar de todo sigue adelante con valentía y jamás se rinde.

Síntomas en estado de bloqueo:

  • Fiel a sus deberes la persona es confiada, tenaz.
  • Tiene tendencia a abrumarse de trabajo y luego se siente interiormente desalentada y vencida.
  • Aun completamente exhausta y agotada, no se lamenta jamás.
  • Hace gala de una resistencia y paciencia casi sobrehumana.
  • Es infatigable y perseverante en sus empresas, jamás se da por vencida.
  • Lucha con denuedo contra todas las dificultades sin perder la esperanza.
  • La persona sólo trabaja impulsada por el sentimiento de deber.
  • Soporta la carga de los demás.
  • Ignora su impulso natural de descansar.
  • Se esfuerza para no dejar traslucir su cansancio y su debilidad.
  • La persona es admirada porque no se rinde.

Potencial en estado transformado:

  • Es resistente, digna de confianza, constante, fuerte, razonable.
  •  Puede soportar grandes cargas con aire soberano.      
  •  Supera las contrariedades de la vida con valor y  ahínco.

Recomendaciones para las personas en estado Oak:

Hay que alentar a estas personas para que no lo vean todo con tanta seriedad y de vez en cuando hagan lo que le venga en gana; salir de vacaciones, divertirse, hacer locuras, dedicarse a pasatiempos tontos, etc.

 OAK (REMEDIO C Y T)

Aspectos positivos:

El temperamento Oak es el de personas luchadoras, esforzadas, estables, que no pierden la esperanza ni aflojan en la adversidad. Son firmes y confiables como lo es el roble. Otros muchas veces recurren a estas personas para ser guiados o consolados.

Siempre van a encontrar fuerzas para seguir adelante a pesar de las dificultades pero con conciencia de sus límites y posibilidades de rendimiento y resistencia  sin abandonar por eso su espíritu de lucha.

 En sus aspectos negativos:

  • En niños a los que les cuesta soportar el ritmo escolar diario.
  • Para aquellas personas sumamente responsables y confiables que en determinados momentos se sienten agotadas, pero igual con­tinúan luchando sin aflojar.
  • Aquellas personas que ven que están excedidas en su trabajo, pero no se quejan, al revés, agregan más aun.
  • En situaciones de colapso nervioso, surmenage, stress por agota­miento.
  • En contracturas de hombros y cuello por exceso de trabajo.
  • En personalidades sobreexigidas, por ejemplo: ejecutivos, psicoa­nalistas, que siempre creen que “pueden más”. No exigen a los demás, sino a sí mismos.
  • Cansancio y agotamiento por exceso de trabajo. Enfermos, traba­jan igual.
  • En pacientes psicosomáticos porque no escuchan las señales de su cuerpo.
  • Para ayudar a recuperarse en enfermedades de larga duración, cuando el paciente a pesar de sus esfuerzos se agota frente a continuos tratamientos. Oak le dará fuerza e ímpetu para perse­verar.
  • En personas con exigencia de rendimiento a ultranza, con devo­ción hacia sus obligaciones, inquebrantables en sus ideales.
  • Personas que con el tiempo se ponen más austeras y empobreci­das por vivir como una máquina de producir si no se permiten momentos de descanso y creatividad.
  • Personas que temen mostrarse débiles frente a otras. Jamás van a pedir ayuda. Creen que pueden solas.
  • Aquellos que temen desilusionar a los demás en lo que creen que esperan de  ellos.
  • Aquellos que creen que son imprescindibles.

Frecuentes Verbalizaciones:

“Mi señora piensa que trabajo demasiado.”

“Siempre me digo que no vale aflojar.”

Yo aprendí en casa que hay que hacer todo lo que se empieza hasta el final.”

“Yo no descanso nunca. No me hace falta. Estoy bien así.”

“Las pocas veces que me engripé siempre fue un fin de semana nunca en días de trabajo.”

“Siento que cargo toda la tensión sobre mis hombros y en mi nuca.”

“Hago y hago y a la noche me cuesta desenchufarme para poder dormir.”

“A mí me enseñaron: primero el deber, luego el placer.”

“No hay que quejarse. Hay que terminar con la tarea cueste lo que cueste.”

“¿Vacaciones? No,no me gustan. No sé qué hacer en las vacaciones.”

“Por fuera luzco bien. Por dentro estoy destruido”.

pino-albar

Pine, Pinus sylvestris, Pino silvestre o pino albar

Este árbol esbelto, que alcanza hasta 30 metros de altura, presenta una corteza de color castaño rojizo en su parte inferior y castaño anaranjado más arriba. Crece en bosques y en los suelos arenoso de las landas. Las flores masculinas y femeninas están cubiertas de abundante polen amarillo.

Principio:

Pine está relacionado con la capacidad anímica de arrepentimiento y perdón. En estado Pine negativo nos aferramos obstinadamente a nuestra culpa.

Puede tratarse de un sentimiento de culpa provocado por un  hecho reciente, porque olvidamos cerrar una ventana y la cotorra  se  escapó, o puede tratarse de sentimientos de culpa muy remotos, arquetípicos, inconscientes, hasta remontarnos al pecado original o la culpa de Eva que tentó a Adán con la manzana. Junto con Holly, Pine es quizá uno de los estados anímicos humano más existenciales, y no siempre es fácil de reconocer en otra persona.

Un estado Pine inconsciente a menudo se delata por formulaciones  inconscientes que evidencian un sentimiento de culpa como: «No me perdonaré haber sido tan desatento» o «Perdó­neme que me siente» o «Sé que es culpa mía que el muchacho sea tan revoltoso…» o «En realidad mis padres deseaban una hija, pero hubieron de conformarse con un varón».

En los individuos de acentuados rasgos Pine, con frecuencia el estado de ánimo presenta un tinte de culpa, y como conse­cuencia se muestran físicamente cansados y agotados. En la vida de los caracteres Pine la frase «alegría de vivir» se escribe con letra muy pequeña. Se cuentan entre las personas que nunca están del todo satisfechas con los logros positivos que consiguen y se reprochan interiormente por no haberse esforzado un poco más. En estado Pine negativo exigimos mucho más de nosotros mismos que de los demás, y cuando estas elevadas expectativas no se cumplen, nos colmamos interiormente de autorreproches.

Otro rasgo típico del estado Pine es cargar con la culpa por los errores de otras personas, pues se consideran copartícipes en la responsabilidad. Así, por ejemplo, se sienten culpables cuando deben reclamar a una vecina desaprensiva que baje el volumen de su equipo estereofónico. Con frecuencia, los niños Pine son la cabeza de turco de su clase y permiten que los castiguen sin pro­testar por cosas que no les son imputables. Cuando los caracte­res Pine enferman o están extenuados, piden disculpas a quienes les rodean. Si cinco personashacen  cola en una panadería ysólo quedan cuatro panes, siempre será el tipo Pine el que renun­ciará a su derecho, porque se sentiría culpable en su fuero in­terno por haber dejado a otro sin pan.

Es como si un individuo en estado Pine negativo se discul­para interiormente por el solo hecho de haber nacido; quizá por­que en lo profundo de su ser no está convencido de merecer la existencia humana. No es raro que percibamos aparejada con ésta una postura básica de temor infantil, acuñada inconscientemente por ideas dogmáticas, religiosas, con rigurosos manda­mientos y prohibiciones: «Debes trabajar», «No debes desear el sexo». Dios lo ve todo y sabe también que como seres humanos hace mucho que hemos fracasado, y porque esto es así, ya no nos queda sino el castigo y la penitencia, dolorosos e intensos. Ojo por ojo y diente por diente.

Y cuando no llega castigo alguno de arriba, se lo imponen ellos mismos. Por esta razón muchas personas en estado Pine ne­gativo cargan inconscientemente con una cruz. A veces, aducen también que liberan a otros de su karma. Algunos tienen una manía de sacrificarse casi masoquista y, por ejemplo, se castigan de por vida con un compañero desconsiderado, sin conocer la  causa interior. Dan amor a lo que ellos consideran amor, sin poder reclamarlo para sí mismos. Un error trágico de la persona­lidad en varios sentidos que destruye la vida.

Cuando la personalidad se excluye del amor, de la corriente de la vida, no puede fluir por ella la energía divina. Entonces no sólo secciona su propio nervio vital, sino atenta también contra la Unidad, contra la Creación. Con sus programas de culpa autodestructivos irrita y perjudica todo su entorno.

La causa de esta postura reside también en la dirección visual completamente equivocada, de la personalidad, que se limita a seguir su estrecha comprensión del bien y del mal y se atreve a querer juzgar, en lugar de aceptar simplemente lo que llega saber a través de la conducción de su Yo Superior.

En este cuerpo no puede alcanzar progreso alguno sin fracasos y errores. Precisamente, los conflictos en torno a estos errores son los que proveen al individuo de la energía necesaria para su desa­rrollo. Por lo tanto, debe cometer errores, incurrirá en ellos una y otra vez, y por último estos errores le acercarán más y más a su alma y a Dios.

¿Por qué habría de culparse, pues? Quien retiene sus faltas y no se ama ni se perdona a sí mismo, tampoco puede amar ni perdonar a otros. ¿Dónde está entonces el sentido de una relación humana?

A través de Pine se puede aprender a entender el verdadero contenido de la idea cristiana de la redención. Se puede aceptar que un ser humano no tiene que sentir culpa alguna porque su culpa fue expiada desde hace mucho, antes de que llegara al mundo, por el sacrificio simbólico en la cruz. Tan sólo le resta decir sí a esta circunstancia.

En estado Pine  positivo sentimos que ya pasó el tiempo del vindicativo Dios de Moisés y sus severos mandamientos, que ya no se necesita castigar, sino que cada cual, en la medida en que puede sentir verdadero y puro arrepentimiento, se acerca a su rendición.

A las personas capaces de transformar un grave estado Pino negativo, les fluye mucha energía. Pueden ayudar a su prójimo a solucionar problemas similares con palabras consoladoras, con el intercambio de experiencias o, a veces, sólo a través de su irradiación energética, con su mera presencia.

En la practica al estado Pine le sigue, a menudo, el estado Willow o el estado Holly.

He aquí la diferencia entre el sentimiento de impureza en el estado Crab Apple y los sentimientos de culpa en el estado Pine:

Pine: hace un asunto propio de sus sentimientos de culpa y se aferra a ellos. Debe soltarlos.

Crab Apple: se siente impuro, sucio, pero no asume ninguna responsabilidad interior por ello, personalmente, desearía librarse de esos sentimientos lo antes posible.

Síntomas clave del estado Pine:

Autorreproches, sentimientos de culpa, desaliento.

Síntomas en estado de bloqueo:

  • En la conversación, el individuo emplea a menudo fórmulas de disculpa.
  • No se puede perdonar algo, sino que se culpa de ello.
  • Tiene tendencia a sentir cargos de conciencia.
  • En situaciones ambiguas, asume la culpa por los demás.
  • Se siente responsable por las faltas de los otros.
  • Se impone exigencias máximas (más que a los demás) e interiormente se siente culpable cuando no las puede cumplir.
  • Aun cuando obtiene éxitos se reprocha no haber hecho  mejor esto o lo otro.
  • Se fija más en sus limites que en sus posibilidades, se  mina con espíritu autodestructivo a través de conceptos negativos de sí mismo.
  • Trabaja más que a conciencia, y esto le hace fácil presa de estrés  emocional.
  • Se siente sin valor, inferior, un «desvalido» que espera ser apaleado.
  • Se disculpa por estar enfermo, deprimido o agotado.
  • En lo profundo de su ser se siente acobardado.
  • Le cuesta aceptar algo, porque inconscientemente cree no merecer nada.
  • Se siente culpable cuando debe decir a otro a las claras su opinión.
  • Es poco generoso consigo mismo; cuando la demanda supera a la oferta, enseguida se echa atrás.
  • Piensa que no se ha ganado el amor, se niega interiormente el derecho a vivir: «Perdóneme usted por haber nacido»
  • Frecuente postura de temor infantil.
  • A veces, una avidez masoquista por sacrificarse.

Recomendaciones para las personas en estado Pine:

  • Reconocerse a sí mismo en la certeza de que cada indivi­duo merece amor y su culpa ya le ha sido perdonada.
  • Realizar ejercicios de yoga para la unión del chakra de la tiroides (principio Buda), del tercer ojo (Moisés) y de chakra del corazón (Jesús).
  • Descubrir dónde nos excedemos y dónde nos imponemos metas impracticables. Abandonar estas metas y formular nuevas.
  • Por la mañana, realizar ejercicios físicos para mantenerse en forma a fin de tomar las reservas vitales para el día.

Frases de programación positiva:

«Me amo tal como soy»;

«Me perdono, pues ya fui perdonado hace mucho»;

«Nací y ya fui redimido»;

«Cada error es un paso para acercarme más a Dios»;

«Me abandono a mi guía interior».

Potencial en estado transformado:

  • Confiesa las faltas cometidas, las acepta, pero no se aferra a ellas.
  • En lugar de culpa, siente verdadero arrepentimiento, puede perdonarse y olvidar.
  • Tiene una profunda comprensión del ser humano, en particular de los sentimientos humanos.
  • Carga con las preocupaciones de los demás, pero sólo cuando es razonable.
  •  Gran paciencia, humildad, modestia interior.  
  •  Verdadera comprensión de la idea cristiana de redención.

 PINE (REMEDIO C Y T)

Aspectos positivos:

Son aquellas personas que, a pesar de sus equivocaciones siguen adelante sin deprimirse  aprendiendo y capitalizando sus errores. El conocimiento así adquirido les ayuda a evitar repetirlos.

Personas que saben que un tropezón no es caída. Que evalúan realisticamente sus posibilidades y sus responsabilidades. Que se aceptan tal cual son, que pueden sentir remordimientos pero también perdonarse.

Son las que miran sus potencialidades y no sus fallas, a las que no obstante reconocen, pero no permiten que los frenen.

Son personas con gran comprensión de la naturaleza humana, mucha paciencia, humildad y simplicidad.

Aspectos negativos:

  • Hay una autorreferencia acusatoria constante. Culpa y autorreproche.
  • En cuadros de melancolía  en los que el paciente se reprocha permanentemente sintiéndose falto de valores.
  • En los caracteres obsesivos que por buscar la perfección siempre se están criticando por lo que han hecho.
  • Toda situación de culpa, sea real o fantaseada.
  • Para los que sienten como catastrófica una equivocación y no se pueden perdonar.
  • Para aquellos que albergan sentimientos de culpabilidad durante muchos años o también para quienes sienten culpas recientes.
  • Para quienes se sienten culpables no sólo de sus propios errores, sino que se adjudican las fallas de los demás. Piden perdón. Se sienten poco valiosos.
  • Para aquellos que andan agobiados por la vida.
  • Suelen pedir disculpas muy a menudo en el transcurso de una conversación.
  • Suelen elegir profesiones muy sacrificadas.
  • A veces se atan a personas muy enfermas o que demandan mu­cho cuidado y atención.
  • Gente con tendencias místicas.
  • Sienten culpa en situaciones placenteras, por ejemplo frente al placer sexual. Como si estuvieran haciendo algo indebido.
  • Mujeres golpeadas que se quejan pero no acusan. Quienes cargan con la culpa para proteger la imagen de los que quieren.
  • A veces se descubre que sus disculpas están relacionadas a nivel inconsciente con haber sido indeseados, entonces es como pidieran perdón por haber nacido.
  • Debido a la energía que desgastan para mantener a raya sus sentimientos de culpabilidad, suelen sentirse cansados, sin fuerza con poca alegría de vivir.
  • Se estancan y no logran un mayor desarrollo personal.
  • Nunca están plenamente satisfechos consigo misma, a pesar de las experiencias positivas, que no alcanzan para eliminar el autorreproche.
  • Por su actitud terminan siendo el chivo expiatorio de un grupo, esto vale tanto para los adultos como para los niños.
  • Siempre renuncian en favor de otros.
  • Siempre se sienten “pecadores” a la espera de castigo.
  • Sin tener conciencia de lo que hacen, sus deseos masoquistas de sacrificio y castigo los hace elegir parejas desconsideradas y agresivas.
  • ­Son capaces de dar amor a otros, pero no a sí mismos.
  • Si se enferman, piden disculpas por ello.
  • Se consideran a sí mismos cobardes.

Frecuentes verbalizaciones:

“Sé que mis padres buscaban una nena y salí varón.”

“Disculpe, yo sé que es culpa mía que mi hijo sea tan inquieto.”

“Esto salió mal porque yo tuve que ver. .”

“Esto me salió bien, pero si me hubiera esforzado más, habría salido mejor.”

“Me remuerde fácilmente la conciencia.”

“Cuando los otros se conducen mal, siempre creo que es por algo que hice o dije yo.”

“Cuando me dicen que quieren hablar conmigo  pienso que es para retarme.”

“Me cuesta recibir regalos. Creo que no me los merezco. .”

“Siempre creo que tengo que trabajar el doble que los demás para justificar mi sueldo.”

“Cuando me enfermo tengo la sensación de tener que disculparme. .”

“Nunca me perdonaré el descuido que tuve. .”

“Disculpe porque voy a pasar delante de usted.”

Puede suceder en algunos casos, que después del desbloqueo que produce Pine sea necesario seguir con Willow o Holly.

estrella-de-belen

Star of Bethlehem, Ornithogalum umbellatum, Leche de gallina

Esta planta, emparentada con la cebolla y el ajo, de 15 a 30 cm de al­tura y alargadas hojas divididas por una raya blanca central, se encuen­tra en bosques y campos- Las flores, verdes por fuera y blancas como la leche por dentro se abren en abril y mayo solo cuando brilla el sol.

Principio:

Star of Bethlehem está relacionada con la capacidad anímica del despertar y la reorientación. En estado Star of Bethlehem nega­tivo, el individuo persiste en un letargo mental y espiritual, en una especie de adormecimiento interior.

Star of Bethlehem ayuda a superar todas las secuelas de shocks  físicos, espirituales o mentales, sin importar que el «trauma psíquico» se haya originado en el momento de nacer, o lo provocara ayer el percance ocurrido al cerrar la puerta del coche y pillarnos un dedo.

Star of Bethlehem es el ingrediente más importante de la combinación que entra en Rescue, pues sintetiza la acción de las otras cuatro esencias florales. Neutraliza los acontecimientos causantes de shock y de este modo hace que enseguida vuelvan a ponerse en marcha los mecanismos de autocuración del cuerpo.

Por shock se entiende toda repercusión energética directa que nuestro sistema energético no puede asimilar y a la que reac­ciona con una distorsión, independientemente que esta distor­sión haya sido registrada en forma consciente por la personalidad o no. En todo caso, todo shock se mantiene en el sistema energético y causa un cierto entumecimiento en su campo de influencia .

Casi todos los individuos sufren en el curso de su vida traumas psíquicos que no pueden superar. Algunos se manifiestan enseguida en el cuerpo físico. Por ejemplo, de la noche a la ma­ñana le rescindieron a una cosmetóloga el contrato de alquiler de su instituto y a partir de ese momento tuvo deficiencias en la au­dición hasta que tomó Star of Bethlehem.

Otros shocks no se manifiestan sino al cabo de meses o años. En esos casos, una enfermedad, como por ejemplo una artritis, no se podrá relacionar con la causa desencadenante sino después de largas exploraciones, si es que se logra.

Las más diversas enfermedades llamadas psicosomáticas tie­nen su causa, como sabemos, en un trauma energético no re­suelto, pues toda personalidad reacciona en forma individual a su deficiencia orgánica específica.

El estado Star of Bethlehem negativo se manifiesta rara vez como un verdadero rasgo caracterológico. Las personas en que se da esto parecen muy delicadas y algo amortiguadas. A menudo, hablan en voz muy baja que se apaga aún más al final de las frases. Se mueven con lentitud y tienen una fina inclinación por las cosas mágicas y místicas. Hay muchas personas así, lo que parece indicar que en las personas de este tipo existe una vieja carga fatal, en la que tuvieron su papel la magia, el abuso de ambición y el consumo de drogas.

El error fundamental en la mente del individuo en estado Star of Bethlehem negativo reside en la negación interior de la personalidad a tener participación activa en la vida.

En lugar de desempeñar en el teatro de la vida el papel que le ha sido conferido bajo la dirección de su Yo Superior, la persona­lidad se aparta de todo lo que no quisiera sentir, «se cierra», se hace el muerto en cierta medida. De este modo, se acumula una falta de asimilación que escorifica interiormente los sistemas su­tiles, a veces hasta los intoxica y hace cada vez más difícil la transmisión de información dentro de los distintos planos ener­géticos. Consecuencia: al menor requerimiento de energía, el sis­tema no da abasto, está como paralizado; se suman cada vez más. dominios parciales pequeños que se correlacionan adecuada­mente.

Bach llamó a Star of Bethlehem «el consuelo del alma y la mitigadora de los dolores».

Star of Bethlehem despierta a la personalidad de su letargo  espiritual y la conduce de nuevo hacia su Yo Superior. Revitaliza ­conexiones energéticas, en especial en el dominio nervioso. Pueden resolverse las recidivas. La personalidad se integra en todos  los planos, se vivifica y puede volver a superar las cargas energéticas normales. Experimenta gran vitalidad, claridad mental y fuerza interior.

En la práctica diaria, Star of Bethlehem se emplea con bas­tante frecuencia ya que en la actualidad casi nadie se libra de tener un trauma que le cause un shock. Cuando la combinación prescrita no da los resultados esperados, habría que  pensar en aplicar Star of Bethlehem junto con Holly y Wild Oat. Tal vez aya en el sistema un shock inconsciente que lo bloquea todo. En este caso, Star of Bethlehem actúa como catalizador.

En el tratamiento concomitante de enfermedades psicosomaticas resistentes a la terapia, Star of Bethlehem logró resultados sorprendentes, especialmente cuando se toma durante periodos prolongados, a veces meses enteros. Con frecuencia, Star of Bethlehem ha tenido una acción compensadora en casos de sensación de tensión en el cuello y trastornos nerviosos de la deglución, o sea en casos de shocks que se han quedado estancados.

En los casos de sordera, ceguera, parálisis o falta  de entendimiento, siempre debiera pensarse en la Star of Bethlehem.

Las personas que a lo largo de su vida han ingerido muchos narcóticos mejoran a menudo con Star of Bethlehem, combinado con  Crab Apple.

Para los recién nacidos se recomienda Star of Bethlehen con Walnut para contrarrestar el shock del nacimiento y la adaptación a una nueva forma de existencia. Algunos terapeutas sugieren agregar esta mezcla al agua del baño.

A veces, Star of Bethlehem ayuda a las mujeres que sufren de hemorragias abundantes en sus períodos menstruales, pues cada menstruación es un pequeño parto y si se quiere, un mini-shock. Las terapias en las que se reelaboran traumas psíquicos, como  por ejemplo, el rebirthing, encuentran una buena ayuda en Star of Bethlehem.

Diferencia esencial entre Honeysuckle y Star of Bethlehem:

 Honeysuckle: Negación inconsciente a aceptar un aconteci­miento pasado.

Star of Bethlehem: Incapacidad de superar una vivencia trau­mática.

Síntomas clave del estado Star of Bethlehem:

Secuelas de shocks físicos, mentales o psíquicos, independientemente de que sean recientes o se hayan producido hace mucho tiempo. «El consuelo del alma y mitigador de los       dolores.»

Síntomas en estado de bloqueo:

  • Desencanto, tristeza, pesar paralizante después de decep­ciones, malas noticias, accidentes u otros sucesos causantes de shock. El suceso puede remontarse a la infancia y ser también inconsciente.
  • Las vivencias afectivas desagradables repercuten por largo tiempo en la persona.
  • En una situación en la que se necesita ser consolado, no se acepta consuelo alguno.
  • Dificultad de superar afectivamente situaciones desagrada­bles pasadas.
  • Posibles síntomas físicos concomitantes: insensibilidad, paso tambaleante, voz velada.
  • Asombro ante el comportamiento desvergonzado de algu­nas personas.

Potencial en estado transformado:

Claridad mental, vitalidad y fuerza interior. Buena capacidad de adaptación del sistema nervioso a las alteraciones energéticas. Capacidad  para reponerse rápidamente.

STAR OF BETHLEHEM (REMEDIO T)

Características positivas:

Personas de gran vitalidad, claridad mental, fuerza y paz interior.­ Son honradas y justas y son buscadas por sus buenos consejo

Tranquilos frente a la toma de decisiones, tienen buen discernimiento y armonía interior que se refleja en el exterior.

Son capaces de adaptarse a cualquier cambio de energía con buena capacidad de elaboración de las experiencias vividas. Tienen  facultad de recuperarse rápido y no bloquearse energéticamente.

Características negativas:

  • Para aquellas personas que no pudieron elaborar alguna situación traumática física o emocional, antigua o reciente.
  • Personas que sufren de enfermedades crónicas como artritis, asma, arritmias cardíacas, relacionadas con lo emocional, y noconsiguen modificar el cuadro con tratamiento psicoterapéutico.
  • En enfermedades de la tiroides.
  • En disfonias leves, fallas en la emisión de la voz, anestesia en los sentimientos, inestabilidad o vacilación al caminar, palidez excesiva.
  • Menstruaciones muy copiosas o falta de las mismas.
  • Algún estado que se hubiera manifestado después de alguna operación con anestesia demasiado fuerte.
  • Todo tipo de shocks, desde muy fundamentales hasta haber agarrado un dedo con la puerta.
  • En partos muy dificultosos.
  • Para aquellos que andan por la vida como adormilados, obnubilados interiormente, con movimientos lentificados.
  • Para el recién nacido por el trauma del nacimiento junto con Walnut para facilitar el cambio a una nueva forma de vida. (También se puede poner esta combinación en el agua del baño.).
  • Para personas infelices, tristes, paralizadas por el pesar, desilusionadas, que recibieron malas noticias, que vieron o estuvieron en algún accidente. También para situaciones inconscientes.
  • Indicado en situaciones de preparto, prequirúrgicas y posquirú gicas, dentro del Rescue Remedy o solo.
  • Fundamental en psicosis.
  • En vivencias que incluyen muertes, abortos, pérdidas económi­cas, migraciones.
  • En personas que aun habiendo tenido una pérdida importante no la pueden expresar, no pueden llorar. Esta flor logra desblo­quear este estado y libera la mente de su tristeza.
  • Para tos o carraspera por cosas que se le “atragantaron” a uno.
  • En manifestaciones psicosomáticas relacionadas con situaciones vividas que actuaron como una invasión al yo del sujeto.
  • Cualquier tipo de reacción relacionada con un punto débil de la persona, sea éste debido a una situación antigua o actual.
  • Tiene capacidad relajante cuando hay tensión en la garganta o problemas con la deglución.
  • Personas que aparecen como drogadas o vencidas, que hablan en voz muy baja y no terminan la oración que empezaron, cuyas energías parecen estar en el limite de sus posibilidades.
  • Personas que parecen cerradas a lo que sucede en el exterior, como si estuvieran muertas en vida.
  • Para personas que tienen inclinación hacia la magia y el misti­cismo.
  • Junto con Crab Apple para aquellas personas que han tomado muchos sedantes, a lo largo de su vida.
  • En situaciones de duelo, ayuda a acortar dicho periodo.
  • En los síntomas fóbicos que a veces aparecen después de una situación traumática como accidentes o  muertes, dar primero Star of Bethlehem antes que ninguna otra flor.

Frecuentes verbalizaciones:

“Me sucedió algo que me dejó totalmente sacudido y no puedo digerirlo.”

“Vivencias y sentimientos desagradables me persiguen desde hace tiempo y no puedo olvidarlos.”

“Todavía sueño con mi última operación aunque ya pasaron varios años.”

“La desfachatez de algunas personas me deja mudo.”

“No hay consuelo para mí, aunque no lo exteriorice. No tengo miedo, tengo dolor.”

“Me doy cuenta de que oscilo de un extremo al otro en mi estado de animo y esto me hace tener ataques de nervios cada tanto.”

“El susto se me quedó atragantado aquí en la garganta.”

El efecto de Star of Bethlehem:

  • Va a restaurar los mecanismos de autocuración del cuerpo.
  • “Conforta y consuela las penas y los dolores” (E. Bach).
  • Es un sellador de pérdidas de energía psíquicas porque neutraliza cualquier forma de trauma energético.
  • Limpia el campo, desalojando los estados mentales originados por shock, permitiendo luego indicar otros remedios más ligados á lo caracterológico.
  • Atenúa el impacto de los traumas.
  • Es un integrador de la personalidad.
  • Estructura, organiza, suelda la ruptura del campo energético (por eso se indica en la disociación  psicótica también).
  • En algunas personas produce una sensación de aceleramiento .Si este es el caso, agregar Impatiens.

 Recomendaciones:

  • No son aconsejables en los estados agudos, aunque sí se podrá  tener en cuenta en períodos de recuperación.
  • Drenaje linfático.
  • Terapias en las que se elaboran los traumas energético por ejemplo, el rebirthing (renacimiento).
  • «Cuidar» los riñones.

Frases de programación positiva:

«Libero todos los bloqueos de energía»;

«Todo mi sistema respira»;

«Mi mente está clara y luminosa»;

«Hay en mí comunicación entre todos los planos».

sweet-chesnut

Sweet Chestnut, Castanea sativa, Castaño dulce o castaño común

Crece en bosques abiertos, en suelos esponjosos, moderadamente humedos, y alcanza hasta 20 metros de altura. Los capullos, de intensa  fragancia, no aparecen sino después de brotar las hojas entre   junio y agosto o sea más tarde que en la mayoría de los árboles.

Principio:

Sweet Chestnut está relacionado con el principio de la reden­ción. En estado Sweet Chestnut negativo el individuo ha llegado a un punto en el que está convencido que ya no le queda esperanza alguna de ayuda.

Acerca de Sweet Chestnut Bach escribió: «Es (1a flor) para el estado interior atormentado, en el que parece estar amenazada hasta la propia existencia del alma, para la desesperación sin ali­cientes de aquellos que creen haber llegado al límite de su resis­tencia».

Desde el punto de vista de la intensidad del sufrimiento, Sweet Chestnut es, ciertamente, uno de los estados anímicos negativos más graves, pero exteriormente no siempre se manifiesta tan dramático como se  lo describe más arriba, ya que se desarrolla con frecuencia en planos más profundos y el afectado no tiene conciencia de él.

El estado Sweet Chestnut negativo es el momento en el que la personalidad está completamente sola, por así decirlo, con la espalda contra la  pared  y se siente indefensa  desvalida como un polluelo que se ha caído del nido. Se encuentra entre el cielo y la tierra sin ningún sostén, como el paracaidista que tira infructuosamente de la soga del paracaídas. Lucha sin quejarse y valientemente alimenta esperanzas, pero ha llegado al final y se encuentra con las manos vacías. Ya no hay ayer ni mañana, sino un presente vacío y desesperado. Sabemos que a lo sumo puede ser cuestión de horas, hasta que la gran marea rompa el dique.

El estado Sweet Chestnut negativo es la hora de la verdad, la confrontación más rigurosa de la personalidad consigo misma, ~ tí mismo tiempo su último equivocado intento de cerrarse y de defenderse contra un decisivo cambio interior. Es la noche, sin la cual no puede volver a amanecer.

La intensidad del sufrimiento parece superar la capacidad humana, los limites de la resistencia se prolongan. Esto sucede así para que todas las viejas estructuras de la personalidad pueda abrirse y abandonarse a fin de crear espacio para nuevas dimensiones de conciencia.

El estado Sweet Chestnut siempre preludia decisivos pasos evolutivos, como por ejemplo: la disolución de una sociedad autodestructiva que se ha mantenido durante muchos años. A menudo, este estado, guardián del umbral, se encuentra también a comienzo del verdadero desarrollo espiritual. El hombre experimenta lo que significa estar solo y comprende que únicamente través de este total repliegue en sí mismo, queda expedito el camino a otro plano de la conciencia o hacia Dios. Reconoce que lo quitan todo porque debe  marchar con las manos vacías para poder tomar lo nuevo que viene hacia él; comprende que debe abandonarse por entero para nacer de nuevo.

«Cuanto más grande es la aflicción, más  cerca se está de Dios», reza un pasaje de la Biblia que describe muy bien el efecto de la energía Sweet Chestnut. El estado Sweet Chestnut positivo   el estado de la confianza en Dios a pesar de las contrariedad en son escuchadas las llamadas de auxilio y pueden sucede milagros. Sweet Chestnut ayuda a pasar por las dolorosas fases de transformación sin perderse o quebrantarse.     .

Las personas en estado Sweet Chestnut negativo siempre se empeñan en ocultar su desesperación a quienes las rodean, igual que las Agrimony, y en los momentos de la más profunda depresión jamás concebirían la idea de poner fin a todo como los Cherry Plum.

Por esta razón, no siempre es fácil reconocer en el consultorio al estado Sweet Chestnut. Las expresiones como: «Ya no  se qué decir» o «Verdaderamente ya no sé qué más hacer…» son claros indicios.

Los auténticos caracteres Sweet Chestnut son raros. El desarrollo de estas personas se caracteriza, la mayoría de las veces por sucesos exteriores o vivencias interiores extremas, pero que no siempre son experimentadas por ellas con aflicción, aunque si como si estuvieran al final de todo.

Síntomas clave del estado Sweet Chestnut:

Profunda desesperación. Creen haber llegado al límite de lo que puede soportar un ser humano.

 Potencial en estado transformado:

  • La experiencia de la nada en el umbral hacia nuevos hori­zontes.
  • La persona estaba perdida y vuelve a encontrarse.
  • El ave fénix que resurge (le las cenizas.
  • Reconoce la oportunidad de un cambio decisivo. Comienza la travesía hacia si mismo.
  • Puede volver a crecer  experiencias personales de Dios.

Síntomas en estado de bloqueo:

  • La situación parece desesperada y no se sabe cómo seguir.
  • Se tiene la sensación de haber alcanzado el punto máximo de resistencia.
  • Situación límite: la persona se siente interiormente perdida, en un vacío desvalido y en total aislamiento.
  • Extremo estado anímico de excepción.
  • «La noche tenebrosa del alma.»
  • Parece imposible que un individuo pueda soportar tanto cree que Dios le ha abandonado.
  • Pérdida total de esperanza (un estado más agudo que Gorse) pero sin dejarlo trasuntar.
  • Se sabe que en este momento debe sobrevenir algo esencialmente nuevo.

Recomendaciones para las personas en estado Sweet Chestnut:

  • Creer en el principio de aprender a través del sufrimiento en la idea de la redención.
  • Descanso en lugares muy luminosos y naturales.

Frases de programación positiva:

«Primero tendrá que hacerse de noche, para que amanezca un nuevo día»;

«A través de la noche hacia la luz»;

«Cuando más grande es la aflicción, más cerca está 1a ayuda de Dios»;

«Mi ser interior es indestructible».

SWEET CHESTNUT (REMEDIO T)

Características positivas:

Personas que tienen confianza aun en situaciones ele gran adversidad en que sus pedidos de ayuda sean escuchados. Que tienen la posibilidad de atravesar períodos difíciles de transformación profunda, a veces en situaciones sumamente críticas, sin quedar destruidas en ese proceso o perder su identidad.

Para quienes en los momentos de extrema tortura interior ni pierden la fe y son capaces de recibir ayuda.

En estado de desequilibrio:

  • Cuando hay un grado de angustia intolerable, no referida a alguna situación particular.
  • Cuando hay un sentimiento de desazón, desolación, vacío interior o un sentimiento difuso que hace correr el riesgo de descompensación de la personalidad.
  • Cuando hay una sensación de no tener salida  de chocarse con la espalda contra una pared y no poder seguir.
  • Para las personas que sienten que están en el limite de lo que pueden tolerar
  • Por la intensidad del sufrimiento es uno de los estados más negativos, no obstante no piensa en el suicidio como salida (éste sería Cherry Plum).
  • A veces la persona sólo tiene conciencia de estar tremendamente desprotegida y sin posibilidad de ser ayudada, sintiéndose a merced de las circunstancias como si fuera un bebé recién nacido.
  • Sensación de estar en medio de la nada, sin antes, sin después con un presente de desesperación.
  • Estado de emergencia agudo con la sensación de caos y destrucción.
  • Sensación el   stress extremo que da la impresión de quebrarlo uno y sin posibilidad de reaccionar contra eso. No tiene esperanza de poder salir de la situación, pero no lo conversa con los demás.
  • Sensación de tensión cual la cuerda de un violín a punto de romperse.
  • Angustia con depresión, desesperación, desesperanza y extrema exigencia.
  • Angustia de tipo existencial, donde el sujeto se siente muy solo.
  • Personas que se sienten mental y corporalmente en el límite de sus fuerzas y de su resistencia. Ya no pueden más y sólo les que da enfrentar la destrucción -no autodestrucción- y el aniquilamiento.
  • En cuadros psicóticos o neuróticos severos. El sujeto no se refiere a situaciones concretas ni particulares, no llora ni ubica la angustia físicamente, como opresión.
  • Desasosiego. Situaciones en que el sujeto se siente al borde del aniquilamiento en completa soledad, por ejemplo en determina das experiencias místicas.
  • En enfermedades terminales.

Verbalizaciones frecuentes:

“Mi situación no tiene salida. Ya no sé cómo seguir.”

“Estoy totalmente desesperado, ya no aguanto más así.”

Estoy tan angustiado que no puedo más.”

“Estoy con un paredón ante mí y no puedo más que chocar contra él.”

“Yo ya no cuento ni con ayuda ni esperanza para nada.”

“Me siento como suspendido en el vacío a punto de caerme y sin tener de dónde sostenerme.”

“Ahora sí que no sé cómo todo esto va a continuar.”

“Estoy como dentro de un túnel oscuro sin ver nada de luz al final del camino.”

“Se me rompe el corazón, estoy lastimado casi físicamente.”

“Tengo una montaña por detrás y un precipicio por delante, imagínese mi angustia.”

Sweet Chestnut:

  • Este remedio actúa rápidamente y trae bienestar y alivio.
  • En situaciones agudas y extremas actúa como ansiolítico.
  • Da una extraña sensación de compañía, el paciente ya no se siete tan solo.

willow

Willow, Salix vitellina, Sauce

Entre las muchas variedades de sauce, ésta es fácil de reconocer porque en invierno sus ramas se tiñen de un brillante color dorado-anaranjado. Crece en terrenos húmedos y bajos. Las flores masculinas y femenina se desarrollan en árboles distintos.

Principio:

Willow se relaciona con las cualidades anímicas de la propia responsabilidad y de la mentalidad constructiva. En estado Willow  negativo sólo se busca la culpa en el mundo exterior, se piensa a menudo de una manera negativa y destructiva.

En estado Willow negativo se está descontento con el propio destino e interiormente se le guarda rencor por tratarnos tan mal. Tampoco se entiende que otros puedan vivir alegres y despreocupados. Realmente, se toma a mal y se está tentado de echar a perder su buen humor. Todos tenemos días así, en los que no sabemos a qué atenernos. Son la expresión del estado Willow negativo pasajero.

Lamentablemente, este estado puede tornarse crónico y repercutir de manera muy destructiva en las personas y en todo su entorno. Así como una manzana podrida infestará tarde o temprano a las sanas que están en la misma cesta, el individuo en estado Willow negativo crónico causa en su entorno un efecto contagioso como derrotista  y aguafiestas.

En este estado el individuo se siente como un pobre gazapo como víctima de un maligno destino que siempre se ensaña con el. «¿Qué he hecho para merecer esto?», «¿Cómo puede ser tan injusta la vida?», Clama quejumbroso, sin ocurrírsele pasar revista a su propia conducta.

Willow es un estado en el cual el individuo proyecta acentuadamente hacia afuera sus decepciones y su rencor. Como es natural, se desarrolla con mayor frecuencia en personas que ya superaron la mitad de su vida y reconocen inconscientemente cuán pocas ilusiones y esperanzas alimentadas llegaron a materializar.

El antiguo jefe de sección, al que le presentan como gerente a un ex compañero de trabajo, se siente atropellado por él y tratado con menosprecio. «Bueno, como es algo mejor, puede darse el lujo…», rezonga, dejando caer la comisura de los labios y con una expresión de pesadumbre.

Los caracteres Willow negativos se pasan gruñendo y se rodean de un muro invisible de negatividad.

Son capaces de guardar en su corazón durante largos anos su rencor hacia una persona o una situación, sin ponerla jamás sobre la mesa o analizarla abiertamente. Así, la suegra enojada con su nuera porque el joven matrimonio adquirió su propia casa, se muestra cortés con ella, pero subsiste una relación tensa entre ambas. Su secreta venganza, practicada durante años, con­siste en no ser jamás verdaderamente complaciente con la nuera, criticaría en sus diálogos con el hijo, aunque siempre de manera solapada, y rebajaría en su interior. Esta actitud le provoca como reacción regulares ataques de reuma.

Las personas en estado Willow negativo son comparables a un volcán despierto que arroja columnas de humo asfixiante, pero que jamás hace erupción.

Que la nuera ayude a su suegra reumática con las compras, le lave las cortinas, es cosa lógica que no requiere mención ni muestras de agradecimiento, pues los tipos Willow son grandes para exigir, pero no quieren dar nada de si mismos, y a la larga consiguen que todos los que se acercan a ellos amistosamente y con espíritu servicial acaben por cejar poco a poco en sus esfuerzosy retirarse.

De este modo, cada vez están más solos y amargados y poco a poco quedan aislados de la vida. Si en otro tiempo iban a juntar a los bolos con agrado, en el futuro lo harán cada vez  con menos frecuencia porque «el nuevo encargado es muy desatento con ellos». Si antes les gustaba ir al teatro, ahora se quedan en casa «porque las nuevas obras son demasiado superficiales o negativas».

Mírese como se mire, en este estado sólo salta a la vista el lado  negativo de la vida. He aquí una típica exteriorización de un paciente Willow que se encontraba en vías de recuperación: Ya me va mejor, pero estoy lejos de estar tan bien como aparento. Es como si uno mismo quisiera frenarse para no dejar aflorar algún sentimiento positivo.

En estado Willow se es «víctima» y en consecuencia se    apela a la excusa general de no poder asumir responsabilidad alguna por culpa de su destino. La persona afectada se empecina en  señalar con el Indice al mundo exterior y se niega estrictamente a tomar en cuenta o tan sólo ponderar los nexos entre los sucesos exteriores y su propio estado interior.

¿Cuál es el error en el estado Willow negativo? En este caso reside también en la negativa de la personalidad a aceptar la guía de su alma y de su Yo Superior. En estado Willow no se está de acuerdo, sobre todo, con los resultados de la vida, porque se juzga el éxito no por la experiencia interior, sino principalmente   por criterios materiales. Por ejemplo, no poder mantener un bella imagen, no haber recibido el titulo de doctor honoris causa, no haber conseguido la casa en la montaña, ¿no son motivos sufi­cientes para encolerizarse con el propio Yo Superior o el destino? Sin embargo, el rencor y la desilusión no bastan. La personalidad trata de bloquear todos los intentos de guía del Yo Superior me­diante «muros negativos. En lugar de colaborar con él, lo ataca con una resistencia pasiva. De este modo, no sólo se daña a si misma, sino que emponzoña su entorno y así atenta contra la Gran Unidad.

En un pertinaz estado Willow negativo, se debe aprender, como primera medida, a reconocer y aceptar el propio resenti­miento, la propia negatividad, pues en tanto no se cambie de postura con respecto a uno mismo, nada podrá moverse en el ex­terior. En segundo lugar, sería menester reconocer que todo pen­samiento rencoroso es un ladrillo energético más en la construc­ción del muro de negatividad que va oscureciendo el propio sol, pues todo experimento exterior es la consecuencia de una pro­yección mental interior, y cada individuo vive en un mundo ideado y creado por él mismo en algún momento. Quien se siente víctima, tarde o temprano será una víctima.

Donde hay mucha sombra, también hay mucha luz. Para salir de un estado Willow negativo es necesario ejercitarse conscien­temente en concentrar la mente en el lado claro de los aconteci­mientos. El Willow no sólo es considerado símbolo de la tristeza, sino también alegoría de infinito conocimiento e infalible sabidu­ría, porque en cualquier momento se le pueden cortar ramas nuevas.

En estado Willow positivo reconocemos que no somos víctimas, sino arquitectos de nuestro destino y que tenemos infinitas posibilidades intelectuales para construir un futuro positivo. En consecuencia, las personas que han superado su estado Willow negativo irradian fe, serenidad y optimismo, pues ya saben que en la mano de cada uno está ser el forjador de su infortunio o de su  suerte

En el curso de un proceso mental es fácil caer en un estado Willow cuando se toma conciencia de lo negativo, pero la perso­nalidad es aún demasiado débil para integrarlo. Se proyecta el enojo interior sobre uno mismo y sólo después sobre el muro exterior se desarrollan agudos prejuicios y la persona se muestra ­poco cooperativa.

En los enfermos que van de médico en médico, de terapeuta en terapeuta, el estado Willow se da con frecuencia combinado con el estado Vine.

Diferencia de las emociones negativas entre los estados Willow y Holly:

Holly: Persona más activa, franca, vuelca directamente al exterior su rabia, su odio, su desconfianza, etc.

Willow: Más pasiva: los sentimientos negativos están dirigidos hacia el interior y provocan resentimiento y la sensación de ser víctimas. La ira bulle bajo la superficie.

Síntomas clave del estado Willow:

Encono interior, resentimiento, «la víctima del destino».

Síntomas en estado de bloqueo:

  • Se adopta ante la vida una actitud amargada, se guarda rencor al propio destino; el individuo se siente tratado injustamente.
  • No se siente responsable de’ su situación. Atribuye la culpa a las circunstancias o a los demás.
  • Cree que la vida le ha escatimado mucho.
  • Se siente librado a una situación e inerme.
  • «Exige» del destino, pero no está dispuesto a «dar».
  • Acepta cualquier ayuda de los demás como algo lógico, y a la larga esta actitud hace que quienes se muestren servicia­les se aparten de él:
  • Destaca fundamentalmente el lado negativo de las cosas, por esta circunstancia le tienen a menudo por pesimista y aguafiestas.
  • Se considera impotente.
  • Interiormente envidia el mejor destino, la suerte o la salud de los demás.
  • En casos extremos hasta intenta echar a perder el buen humor y el optimismo de los otros.
  • Pensamientos venenosos y taimados debido al encono in­terior.
  • Hierve en callada ira, pero no llega a explotar.
  • Interiormente rehúsa aceptar su propia negatividad y por este motivo nada puede cambiar.
  • Al sanar de una enfermedad admite de mala gana que se  siente mejor

Potencial en estado transformado:

  • Postura básica positiva.
  • Se asume la plena responsabilidad por el propio destino.
  • La persona reconoce y acepta los nexos entre su forma de pensar y los acontecimientos exteriores.
  • Sabe que por la ley «así como es por dentro, así son cosas afuera» puede atraer lo positivo o lo negativo y trabaja conscientemente con este principio.
  • Se convierte de «víctima» en «dueño» de su propio destino.                               ­

Recomendaciones para las personas en estado Willow:

  • Meditar sobre la ley cíe la causa y del efecto, sobre la idea del karma.
  • Buscar actividades que exijan responsabilidad y deparen amor y reconocimiento, como por ejemplo: tratar con niños.
  • Buscar la compañía de personas alegres, libres de preocu­paciones, por ejemplo: ingresar en un coro o un grupo musical­
  • Buscar entretenimientos creativos en los que podamos «ex­presarnos» y tener vivencias de éxito.
  • Practicar sistemas naturales de purga, por ejemplo: ayuno, drenaje linfático.

Frases de programación positiva:

«Tomo mi vida en mis manos positivamente»;

«Pienso, obro y creo cosas positivas»;

«Cada vez reconozco más la ley de causa y efecto en la vida cotidiana»;

WILLOW (REMEDIO C Y T)

Características positivas:

Personas con pensamiento constructivo y responsabilidad por lo que les ocurre, que pueden tolerar las adversidades y evaluar su participación en ellas en lugar de buscar la culpa en los demás.

Aquellos que en vez de sentirse víctimas, se sienten los arquitectos de su propio destino. Los que son conscientes de que la mente humana tiene innumerables posibilidades de construirse un futuro positivo y promisorio. y sabiendo eso irradian fe, calma y optimismo.

Aspectos negativos:                                                                   

  • Personas amargadas,. rencorosas, que enfrentan la vida con encono, Se sienten como las víctimas del destino.
  • Postura exigente muchas veces mezclada con rasgos masoquista.
  • Pacientes que se quejan detallando sus desgracias, pero no cuestionándose cambiar su manera de pensar.
  • Personas con problemas de tipo reumático u otros dolores intensos.
  • Personas que han pasado por muchas operaciones y/o accidente.’
  • Aquellos que son quejosos. Resentidos, protestones. y por eso son ­aislados por las demás personas.
  • Para los que juzgan la vida en relación con el éxito que les aporta.
  • Personas que andan con cara de enojo permanentemente. Agrio, avinagrados, prejuiciosos. echan la culpa a los demás de su desgracias.
  • En algunos casos se puede observar una mezcla de depresión con rabia.
  • Personas quejosas de malestares estomacales, intestinales, gases.
  • Quienes irradian tristeza, negatividad. Nada les viene bien y tampoco aceptan que algo mejore. Suelen ser los típicos aguafiestas.’
  • Son los que toman sin dar, porque de todas maneras el mundo les debe”.
  • Sumamente criticones pero sin tomar conciencia de ello. Es su actitud frente a la vida.
  • Sienten compasión hacia sí mismos, con quejas, lamentos y mal-humor cuando las cosas van mal. No pueden ver el lado positivo de los sucesos ni perdonar u olvidar.
  • Personas que viven automortificándose y también mortificando a quienes tienen cerca.
  • Por él resentimiento que tienen, no aceptan jamás que sus desgracias personales pueden ser el resultado de sus propias actitu­des y toman a mal la felicidad y el éxito de los demás. Actitud envidiosa y destructiva hacia el mundo.
  • Son sumamente desagradecidos y están convencidos de que es una obligación de los demás hacerles favores.
  • Envidian a los otros por su buena fortuna y se sienten tentados de arruinarles el día.
  • No se Sienten cómodos ni consigo mismos. Se irritan fácilmente. Son difíciles de tratar. pero no son explosivos. Suelen sentirse humillados e insatisfechos.
  • Si es un estado que se prolonga por mucho tiempo puede tener un efecto muy destructor sobre la persona y su entorno.
  • Personas que después de la mitad de la vida se dan cuenta de que han cumplido muy pocos de sus ideales y esperanzas y pro­yectan su resentimiento y desilusión a su alrededor. Rencorosos que buscan revancha, a veces en forma solapada y después de años. Parecen amables pero debajo de esa máscara hay como un volcán en permanente peligro de erupción.
  • Personas que intentan abortar cualquier sentimiento positivo que pudiera aparecer en sus vidas.
  • Niega su negativismo, esto hace que nada pueda cambiar.
  • Son susceptibles, mal humorados, agrios, cara larga.
  • Disfrutan con las discusiones, pero más disfrutan cuando logran amargarle el día a los demás.
  • Sienten lástima de sí mismos y están amargados porque la vida ha sido tan injusta con ellos.

Tomando Willow:

El paciente dirá “Si, tal vez me sienta un poco mejor, pero no tanto como usted pudiera creer’ Por eso es una flor que requiere mucho tiempo para poder modificar el estado negativo

Es importante tener en cuenta que muchas veces el síntoma egosintónico, es decir, que el paciente no tiene conciencia de lo que le pasa. No le molesta.

Frecuentes Verbalizaciones:

“Me parece injusto que la vida me haya privado de tantas cosas”

“La culpa de mi miseria es de los médicos. Para ellos yo soy sólo alguien que puede pagar.

“El destino me jugó una mala pasada, eso me amarga.

“Como yo no me divierto, que no se divierta nadie.”

“¿Por qué a los demás les tiene que ir mejor que a mi? A mí la vida tampoco me regaló nada.”

“Parece que yo atrajera la desgracia.”

“A nadie le importa nada de mí.”

“No sé de qué se puede alegrar uno.

“¿Por qué todo lo negativo a mí y a los demás todo lo bueno?”

“No es culpa mía si las cosas siempre nos salen mal.”

“¿Por qué voy a agradecer? Ya era hora de que me tocara algo a mí.”

“¡Yo no creo merecer esto!”

“¡Qué injusta es la vida!”

“Todo lo que nos pasa es culpa de que en su trabajo a mi marido no le reconocen todo lo que vale.”

crab-apple

Crab Apple, Malus pumila, Manzano silvestre

Probablemente se trate de un manzano cultivado que luego creció silvestre. Presenta copa ancha y ramas terminadas en espolones. Su altura máxima es de 10 metros. Crece en setos vivos, montes y claros del bosque. Las flores, de pétalos acorazonados, son de un color rosa fuerte por fuera, y blancas con un ligero matiz rosado por dentro. Florece en mayo.

Principio:

Crab Apple está relacionado con el mundo del orden, la limpieza, la perfección. Con frecuencia, caen en estado Crab Apple las personas que tienen ideas muy precisas acerca de cómo debiera ser su entorno, su cuerpo y su interior: inmaculados.

Todo lo que se aparta de estas ideas de pureza ideales pero muy personales, los confunde y molesta. Les entristece, a veces les desespera y en casos extremos llegan a aborrecerse a sí mimos. Puede haber sido un pensamiento negativo al que no debieran haberse dejado arrastrar, una enérgica observación que se les escapó en contra de su propia naturaleza interior. Pueden ser tres granitos inofensivos en su rostro lo que tanto les molesta; de buena gana irían a consultar enseguida a un dermatólogo. Pueden ser también los dos centímetros que faltan por empapelar en una habitación lo que no les deja pensar en otra cosa que conseguir enseguida otro rollo de papel para corregir el defecto. En todo caso, el motivo es, la mayoría de las veces, relativamente insignificante en relación con los aspavientos que se hacen por él.

El error de la personalidad reside también aquí, en una falsa perspectiva. De acuerdo con sus propias máximas limitadas, observan cortes por así decirlo, buscándolos con lupa, se fijan y se pierden en el detalle hasta que ya no ven el bosque por detenerse en el árbol. Si pudieran mirar en la otra dirección y abrirse hacia su Yo Superior, hacia principios de orden más elevados, ganarían automáticamente una mayor distancia, verían las cosas en sus proporciones correctas y recuperarían pronto el sosiego.

Esto es más fácil de decir que hacer para los pacientes que re­quieren Crab Apple, pues en su mayoría son más sensibles que el término medio de personas y recogen en los planos más sutiles mucho más de lo que por su constitución pueden tolerar. A me­nudo, esta carga inconsciente les da la sensación de estar sucios o necesitados de limpieza. Cuando no conocen aún recursos métodos mentales de purificación, tratan de librarse de las cosas en el plano corporal. A veces esto puede adquirir formas grotescas: lavarse las manos constantemente o ducharse hasta seis veces al día. Hubo pacientes Crab Apple que ni podían besarse sin usar antes un rociador bucal. En este estado, que en verdad es un ideal de pureza mal entendido, se tiene con much­a frecuencia una relación alterada con respecto a su total corporalidad.

Debido a su extraordinaria sensibilidad, las personas que necesitan a menudo Crab Apple quedan tan impresionadas por una pequeñez que se dedican de lleno a asimilarla interiormente, agotando las energías para considerar problemas mayores. Las amas de casa que tienen la manía de la limpieza presentan, con frecuencia, problemas Crab Apple. Si entran en casa los niños con los pies mojados, se preocupan, en primer lugar, de las manchas que quedarán en la alfombra, y sólo después de haberlas limpiado recapacitarán en algo que es más importante, como es en los pies mojados de sus hijos que podrían ser causa de un resfriado.

El exacerbado deseo interior de pureza convierte a las personas que padecen este estado en seres extraordinariamente temerososrespecto a los insectos, las bacterias, alimentos supuestamente en malas condiciones y ante el peligro de infecciones de todo tipo. Tan pronto aparece en el periódico la primera noticiade una ola de gripe, se apresuran a tomar todas las precauciones para no contarse entre las víctimas.

Esto no es tan infundado como pueden creer personalidades de otro tipo, pues esta gente parece poseer una aptitud especiales para atraer impurezas y energías oscuras provenientes de su entorno. En estado Crab Apple positivo, alguna de estas persona son capaces de transformar las fuerzas oscuras en potenciales curativos. Una experta en el sistema Bach las califica con mucho acierto, de «aspiradoras de polvo espirituales». Un ejemplo superlativo de este avanzado estado Crab Apple positivo es el actual Mahan Tántrico, el maestro del Tantra Yoga blanco capaz de absorber en sus ejercicios de grupo la energía bloqueada de 150 y más personas, al mismo tiempo transformarla en su interior como si fuera un filtro, y luego dejarla fluir nue­vamente al grupo como energía purificada. El maestro  se llama a si mismo con jovialidad garbage picker (recogedor de basura).

Aun cuando esta energía Crab Apple positiva, hiperdimensional, puede, pueda encarnarse sólo en un individuo y en un momento todo el que se encuentre en el estado Crab Apple positivo experimenta un transunto de ella. Reconoce que los desequilibrios exteriores son, en definitiva, sólo el reflejo del desequilibrio interior, y por lo tanto está en su poder restablecer la armonía en exterior a través de la transformación interior. Este conocimiento es el primer paso para la curación.

Crab Apple purifica de las impresiones negativas, por ejemplo, después de un trabajo sucio, después de la larga y penosa  atención a un enfermo. En contraposición a las demás esencias florales, posee a menudo un doble efecto. La purificación se puede operar en el plano espiritual y en el físico.

Por esta razón, Crab Apple ha probado muchas veces su eficacia en el tratamiento concomitante de impurezas de la piel de todo tipo, por supuesto siempre conjugado con otras flores de Bach recomendadas para el carácter. Para uso externo se vierten unas diez gotas del frasco de toma  en una bañera. Cinco gotas son suficientes para sinapismos y compresas.

Algunos terapeutas recomiendan Crab Apple como ayuda en una cura de ayuno, otros para aliviar las secuelas de una borrachera. Algunos lo recetan cuando amenaza un  resfriado   o para   manejar mejor los efectos de una quimioterapia intensiva (antibióticos y narcóticos). En casos aislados con su administración s  se ha conseguido eliminar cálculos biliares.

Algunos terapeutas toman una combinación de Crab Apple y Walnut entre una y otra sesión para mantener lo más reducido posible la influencia del campo energético de los pacientes sobre su propio campo de energía. Conjuntamente con Rescue, Crab  Apple se ha empleado también para tratar plantas invadidas por una plaga o que han sido transplantadas.

Síntomas clave del estado Crab Apple:

Nos sentimos sucios, impuros o infectados, tanto en lo interior como en lo exterior. Obsesión por los detalles. «La flor de la limpieza.»

Síntomas en estado de bloqueo:

  • Obsesión por la limpieza, tanto en el plano psíquico-mental como en el corporal.
  • Una sensibilidad característica por la «higiene espiritual».
  • Llegar a aborrecerse por haber hecho algo que no armoniza con su verdadera naturaleza interior.
  • Necesidad apremiante de lavarse, para librarse de senti­mientos impuros.
  • Sensación de ser pecador, de estar mancillado.· Todo ha de estar siempre impecable.
  • Valorar demasiado los detalles y perder de vista el hilo conductor.
  • La persona se queda estancada en los detalles y se irrita por pequeñeces.
  • Las mujeres se caracterizan por ser amas de casa ejempla­res, con una actitud un tanto pedante.
  • Sensibilidad ante el desorden, tanto en la vida pública como en la privada.
  • Frecuente reticencia a realizar actos físicos relacionados con el cuerpo, como amamantar, besar, etc.
  •  Las erupciones cutáneas, los pies sudorosos, el acné, las verrugas y otras afecciones análogas le hacen sentir asco de sí mismo.
  • Interiormente es alérgica a la suciedad, los insectos, el peli­gro de bacterias, etc.
  • Exagerada necesidad de purificación hasta llegar a desarro­llar la manía por la limpieza.
  • Teme ser víctima de intoxicación por comidas presunta­mente en mal estado o medicinas equivocadas, y de conta­gio por culpa de cuartos de baño con pocas condiciones hi­giénicas y por la contaminación ambiental.
  • En ocasiones, una exagerada necesidad de evacuar.
  • Tiene prisa por librarse de los síntomas menores de una enfermedad, y muestra desilusión cuando esto no sucede.

Recomendaciones para las personas en estado Crab Apple:

  • Aceptar que el ser humano es imperfecto.
  • Procurar dormir lo suficiente y expansionarse en beneficio del sistema nervioso.
  • Realizar ejercicios de yoga y otros para la purificación de las glándulas y armonización del sistema nervioso.
  • Meditación regular.
  • Drenaje linfático.

Frases de programación positiva:

«Las impresiones pasan de largo por mí»;

«Siempre tengo a la vista el hilo conductor»;

«Soy un ser feliz con cualidades individuales»;

«Mi verdadero núcleo está sereno y es inexpugnable».

Potencial en estado transformado:

  • Es generosa y no deja que los detalles le hagan perder la calma.
  • Ve las cosas en su perspectiva correcta.
  • Claro sentido de las relaciones prioritarias.
  • Reconoce lo que no es claro a su alrededor y puede trans­formarlo.

 CRAB APPLE (REMEDIO T)

Aspectos positivos:

La personalidad Crab Apple positiva está representada por aquellas personas que pueden captar y procesar en su interior, transformando las energías negativas en positivas. Son aquellas que tienen  capacidad de proyectar su armonía interior al exterior. Esto en un doble nivel: físico y mental o psíquico.

Esta flor esta relacionada con todo lo que concierne al orden, a la pureza y a la perfección.

Son personas que tienen un buen sentido de la proporción. Tienen la capacidad de poder transformar en positivas situaciones no resueltas. Aceptan la imperfección del ser humano.

En estado negativo:

  • Aquellos que no soportan lo que no es perfecto o no cumple con su ideal personal de pureza.
  • Para el síndrome del ama de casa, que primero limpia las manchas de polvo que pudieran haber dejado sus zapatos al entrar en la habitación y luego se da cuenta de que ni siquiera se quito el abrigo, perdiendo de vista todo sentido de la proporción.
  • Aquellos que temen besar por miedo a los microbios.
  • Aquellos que se entristecen, enojan, confunden, desesperan disgustan por la más leve mancha, sea en su cara o en la pintura de la pared y no pueden parar hasta quitarla.
  • Los que reaccionan desmedidamente en relación con alguna imperfección.
  • Para los que se pierden en los detalles sin ver el todo.
  • Para los que no pueden tomar distancia y ver determinadas cosas en su justa proporción.
  • Para los que se sienten sucios, o constipados y vive tomando purgas para “limpiarse”.
  • En aquellos casos de neurosis obsesiva con formaciones reactivas como el repetido lavado de manos, baños o duchas, muchas veces por día.
  • Para quienes temen a los insectos, a las bacterias, tienen aprensión a la comida por si pudiera estar en mal estado o cualquier otro riesgo de infección.
  • Para aquellos que toman excesivas precauciones sí el vecino tiene un resfrío por temor al contagio.
  • En la resaca después de una borrachera ayuda a sentirse mejor, más rápido (tomar en este caso 4 gotas cada 30 minutos).
  • Para aquellos cuyos pensamientos negativos no les permiten ver la realidad de otro color.
  • Para aquellos que no pueden evitar decir malas palabras o palabras ofensivas.
  • Para quienes actúan con egoísmo en relación con los demás.
  • Para quienes tienen pensamientos que consideren impuros, pecaminosos, o que no se perdonan haber actuado en algún momento en contra de sus principios.
  • Para quienes sufren de acné, granos, erupciones cutáneas, manchas en la piel, verrugas, pies sudorosos.
  • En casos de tos de tipo nervioso o crónica. Rinitis crónica. Resfríos, fiebres, infecciones, descomposturas. Intoxicaciones, septicemias, sinusitis o  otro tipo de descarga del cuerpo.
  • Para aquellos que se mortifican, condenan o rechazan a sí mismos.
  • Para los que sienten vergüenza, o temen hacer papelones.
  • Para todo tipo de ideas fijas u obsesivas.
  • En pacientes psicóticos cuyos delirios “ensucian” la mente, Crab Apple ayuda a lograr una mayor adecuación a la realidad.
  • En la hipocondría como parte de una fórmula.
  • En gastritis, uretritis, enteritis, colitis, infecciones, inflamaciones, virosis (uso interno o externo).
  • Para los que sienten asco, repulsión, repugnancia en situaciones no lógicas para esas sensaciones.
  • Para los que no pueden dejar de tener presente todo el tiempo algún defecto físico en sí mismos.
  • Ayuda a eliminar toxinas en personas que hacen ayuno.
  • Como parte de una fórmula para la anorexia nerviosa por la dis­torsión de la imagen corporal.
  • Para quienes se desesperan porque se sienten sucios o porque no pueden cumplir con su  ideal de limpieza, orden y detallismo.
  • En accidentes cerebro-vasculares junto con Elm.

Frecuentes Verbalizaciones:

“Me pongo colorado sí me miran fijo.”

“Me da vergüenza bailar o hablar en público.”

“Se me metió esta idea en la cabeza y no me la puedo sacar.”

“Tengo siempre la sensación como que me tuviera que limpiar de algo sucio,”

“Todo en mi casa tiene que estar limpio y ordenado, sí no, no pue­do salir.”

“Antes de salir me plancho toda la ropa que me voy a poner.”

“Estoy desconforme conmigo misma. Me miro en el espejo y me veo fea, gorda, tonta, con mala apariencia en general.”

“Cuando voy a un restaurante, primero, antes de comer, inspec­ciono la vajilla.”

“Nunca salgo con ropa sin mangas, porque en un brazo tengo un lunar y en el otro una pequeña cicatriz.”

Crab Apple actúa:

A veces mandando al exterior lo “sucio” del interior, entonces puede suceder que por unos días haya un efecto de agravamiento, que sólo es temporal y que es la manera como se va eliminando lo de adentro hacia afuera.

Es la flor de la limpieza, de modo que actúa al estilo de “antibió­tico” del sistema.

elm

Elm, Ulmus procera, Olmo

Crece en bosques y setos, y las numerosas flores pequeñas en racimo  florecen entre febrero y abril, según como se presente la estación, y abren antes de brotar las hojas.

Principio:

Se relaciona con el principio de la responsabilidad. A diferencia de otras flotes   esta energía se manifiesta la mayoría de las veces en su forma positiva. En la forma negativa se muestra como «los momentos de flaqueza en la vida de 1os fuertes», cuando los individuos de capacidad y responsabilidad superiores al término medio de súbito se sienten tan agotados que tienen la sensación de no estar ya a la altura de las circunstancias.

Por ejemplo, el propietario de un establecimiento de gran éxito, para el que trabajan cuarenta hombres, teme de pronto no poder tomar una simple decisión comercial, lo cual tendrá consecuencias negativas para su personal. La madre, cuya labor con su gran familia es admirada por todos, cree de repente que la confirmación de su hija menor será un acontecimiento superior a sus fuerzas. El alcalde elegido por la mayoría piensa que no está en condiciones de dirimir una disputa interna de partidos y decide renunciar a su cargo, aun cuando sabe que las consecuencias de ese  aso serán catastróficas  para la ciudad.

Este esfuerzo que hace que los afectados perciban sus problemas  con una perspectiva distorsionada, es siempre un estado transitorio, y los que les rodean se sienten muy inseguros a1 ver de pronto tan pequeño y débil a su héroe, a quien creían invencible.

Además de estas aptitudes, las personas típicamente Elm suelen mostrar una tendencia innata al altruismo que las coloca en posiciones de mucha responsabilidad y normalmente les da la fuerza para llevar a cabo sus cometidos. En nuestro tiempo, esto implica, con bastante frecuencia, que se les endosen más y más responsabilidades.

Por suerte, los caracteres Elm se identifican plenamente con sus deberes, pero, por desgracia, a veces olvidan que también son individuos con necesidades personales y que tienen límites físicos. Muy a menudo, la crisis por agotamiento o el estado Elm negativo se presenta cuando una creciente presión profesional coincide con una fase física pasiva condicionada por la constitución de la persona, por ejemplo, al comenzar la menopausia, en fases de biorritmos negativos, etc. Hay momentos en que ya no sirve siquiera ni la motivación más fuerte y el cuerpo exige sus derechos. Esta falta de dinamismo conduce a una pasajera inestabilidad del sentimiento del propio valor.

El error reside en que en esos momentos el hombre se identifica demasiado con su papel social y cree que no le está permitido obedecer las indicaciones de su Yo Superior que lo exhorta a la moderación. Olvida que todo individuo siempre y en primer lugar es responsable de si mismo y que lo inmediato es cumplir as dictados de su alma, y luego enfrentarse con las expectativas que los terceros cifran en su papel.

Por consiguiente, los estados de depresión del tipo Elm pueden interpretarse como «llamadas al orden» para no dejarse llevar por las ideas y las especulaciones de la personalidad hasta el extremo de debilitar el vínculo con el Yo Superior. Por cierto, e1 hombre puede expandir considerablemente los límites de su capacidad, pero no los puede romper en tanto habite en un cuerpo humano.

Los esotéricos ingleses califican con bastante acierto la energía de las flores de Elm como las «sales volátiles psicológicas». Elm da fuerzas a los fuertes en sus momentos de flaqueza, los despierta de sus sueños de impotente insuficiencia y, por decirlo de alguna manera, los vuelve a plantar con ambos pies sobre el suelo de la realidad. Se clasifica así la visión para captar las correctas proporciones del problema y las propias aptitudes. La persona vuelve a saber quién es y que esta vez también saldrá adelante sola, o con la ayuda que le vendrá en el momento oportuno y del lado oportuno.

Síntomas clave del estado Elm:

Sensación pasajera de inseguridad: incapacidad de cumplir sus cometidos y estar a la altura de las circunstancias.

Síntomas en estado de bloqueo:

  • La persona se siente de pronto arrollada por sus deberes.
  • Tiene la impresión de que la responsabilidad amenaza con ahogarla.
  • Tiene la impresión de carecer de la fuerza suficiente para hacer frente a todo lo que debe y quiere hacer.
  • Fases de agotamiento y desaliento en personas de carácter fuerte que han perdido transitoriamente la confianza en sí mismas
  • Sentimientos pasajeros de inseguridad por la extenuación.
  • Duda por un momento de sus capacidades y su aptitud para un determinado cometido.
  • No sabe por dónde empezar.
  • Se deja llevar a una situación en la que se le considera im­prescindible y cree que no puede escapar ya a tanta res­ponsabilidad.
  • Asume tantos cometidos que ya no puede hacerse cargo de nada más.

Potencial en estado transformado:

  • Innata postura altruista.
  • Sigue una vocación interior.
  • Talento superior al término medio, aptitudes firmes.
  • Positiva personalidad rectora.
  • Gran responsabilidad.
  • Seguridad y confianza en si mismo.
  • Persona responsable, en la que se puede confiar.
  • Inconmovible en su convicción de que la ayuda siempre vendrá en el momento oportuno.
  • Está dispuesto a intentar lo imposible cuando se trata de salvar dificultades para los demás.
  • Es capaz de ver los problemas en su verdadera proporción.

Recomendaciones para las personas en estado Elm:

  • Recapacitar que se es un individuo y que también se tienen obligaciones para con uno mismo.
  • En la planificación del trabajo para el futuro, intercalar más fases de descanso y recreo.

 ELM (REMEDIO T)

Aspectos positivos:

El aspecto positivo del carácter Elm es el de personas muy hábiles, que suelen asumir posiciones de responsabilidad y resuelve situaciones con fuerza, potencia y capacidad.

Tienen los dos pies bien apoyados en la tierra, saben donde pisan, ven los problemas en su adecuada proporción y son conscientes de su propia valía.

Suelen ser lideres positivos y naturales, seguros de sí mismo, confiados y confiables, que asumen sólo las responsabilidades con las que pueden cargar.

Son personas que se preocupan por el bienestar y mejoramiento de otros y poseen el firme conocimiento interior de que pueden ayudar, a pesar de las dificultades que surjan.

Es una energía que habitualmente se muestra en su aspecto positivo, el de la persona responsable, capaz, eficiente e intuitiva.

Generalmente estas personalidades sustentan posiciones de importancia. Pueden ser figuras claves en la industria, empresarios, altos ejecutivos, presidentes, ministros de estado, doctores, maestros, enfermeras, o pueden tener mucha gente a su cargo, así como padres de familia numerosa.

Tienen que tomar decisiones de importancia y saben que tienen la habilidad para hacerlo.

Frecuentes Verbalizaciones:

“Tengo tanto que hacer que no sé por dónde empezar”

“Doy vueltas y vueltas, el tiempo se me pasa y no hice nada de lo mucho que tenía que hacer”

“Me abruma que todos descansen en mí”

“Estoy haciendo más de lo que puedo”

“Si bien siempre he manejado este tipo de situaciones, siento que en este momento me sobrepasan”

“Siento que en este momento hago demasiado y quisiera dejar todo”

“Me cuesta discriminar si soy yo el que me exijo o es la situación a que me exige tanto”

“Me siento abrumado” (también puede ser por un dolor físico).

“No puedo organizar mis ideas” “Estoy como desordenado mentalmente, desorganizado”

“No sé por dónde agarrar primero”

“Me estalla la cabeza”

“Me agoto con sólo ver todo lo que tengo que hacer”

“Sé qúe puedo hacer lo que tengo que hacer muy bien, y soy perfectamente capaz de hacerlo con facilidad, pero en este momento con sólo pensar en las muchas cosas que tengo que tener en cuenta, la cantidad de personas que dependen de mis decisiones, me siento exhausto, sin fuerzas, como si jamás fuera a poder tener las riendas de la situación en mis manos otra vez”

Si Elm ha sido bien indicado:

Uno de los efectos del remedio es que permite que la mente se torne más tranquila para poner cada problema en su justa perspectiva y ser pensado con mayor claridad, racional y metódicamente. De esta manera la personalidad vuelve a adquirir mayor confianza en sí misma que es lo que se había perdido temporalmente.

Alivia los dolores, los hace más tolerables, aunque éstos no desaparezcan.

En su forma negativa:

  • Se revela como “los momentos débiles de los fuertes”, cuando estas personas tan hábiles se hallan tan exhaustas que creen que ya no pueden cumplir más con sus tareas.
  • Para los que aun sabiendo que pueden, sienten en exceso el peso de sus responsabilidades.
  • Por su gran sentido de responsabilidad, el paciente se identifica demasiado con su profesión o sus obligaciones.
  • Para situaciones momentáneas de gran exigencia.
  • Para situaciones transitorias de depresión, cuando la tarea em­prendida se hace demasiado pesada.
  • Personas exhaustas por algún dolor físico difícil de soportar.
  • Personas agobiadas por dolor de muelas, cabeza, ciática, contrac­turas en el cuello.
  • En psicosis para la ideación disgregada que abruma e invade al su­jeto. Elm ayuda a que pueda controlar mejor la afluencia de material psicótico que bombardea su yo.
  • Para los estados de congestión en gripes, resfríos, cansancio.
  • Cuando la persona es invadida de pronto por la sensación de temor a no poder tomar ni una simple decisión más.
  • Cuando teme que las decisiones que tome pueden resultar dañinas.
  • Cuando se tiene la sensación de que ya no se puede hacer frente ni los requerimientos cotidianos.
  • En accidentes cerebro-vasculares.
  • Cuando los problemas comienzan a aparecer con una perspectiva  distorsionada.
  • Para aquellos que se encuentran exhaustos de repente, o en crisis,  debido a las presiones momentáneas de la situación.
  • Para determinados momentos especiales en la vida como, por ejemplo  al comienzo de la menopausia.
  • Para aquellas personas que se ven sobrepasadas por presiones, tanto físicas como ambientalmente, y se sienten débiles de repente con fluctuaciones en su autoestima.
  • En fases de desaliento y agotamiento en personalidades usualmente fuertes, cuya seguridad en sí mismas ha desaparecido temporalmente.
  • Para aquellos que dudan circunstancialmente de su capacidad de poder cumplir con determinada función, que en otro momento era sencilla para ellos.
  • Para los que se hacen cargo de demasiadas cosas y ya no dan más”, pero ése es su rol habitual.

larch

 Larch, Larix decidua, Alerce

Este árbol ralo que alcanza hasta 30 metros de altura, crece con preferencia en las colinas y en los lindes de los bosques. Las flores masculinas y femeninas se desarrollan en un mismo árbol. Se abren al mismo tiempo, y las agujas se ven como diminutos pincelillos “verde claro”

Principio:

Larch está relacionado con la cualidad anímica de la confianza en sí mismo. En estado Larch negativo, de antemano nos sentimos inferiores a otras personas.

El individuo no duda siquiera de las propias aptitudes, ya que está afectivamente convencido de su incapacidad. Como al parecer sabe con certeza que no logrará realizar determinadas cosa tampoco lo intenta seriamente. De este modo se priva de lo más hermoso que la vida le ofrece, es decir, de la posibilidad de aprender a cambiar una y otra vez a través de las nuevas experiencias, y de vivir realmente con toda intensidad. La personalidad no se desarrolla, sino que se empobrece. Como resultado queda un sentimiento de desaliento y una melancolía, experimentados como subliminares.

El error consiste en este caso en que la personalidad se aferra demasiado a experiencias negativas pasadas, en lugar de dejarse guiar con confianza por su Yo Superior, consciente de que 1os éxitos y los fracasos son valiosos en igual medida. Si en la ida de muchas personas se convierte en un problema reconocer sus propios limites, en el estado Larch ocurre exactamente lo contrario. De antemano, aceptan como lógicos determinados limites, aún más los dan por descontado y al cho­car con ellos, cesa toda actividad.

Con frecuencia, los caracteres  Larch dan la impresión  de ser muy «razonables» y justifican con aparente lógica por qué no saben o no quieren realizar determinadas cosas: «A la larga, en mi calidad de mujer no tengo ninguna oportunidad»; «No he cursado el bachillerato como las demás»; «Me gustaría, pero sé ya  que no lo lograré…».

Los fundamentos de estos auténticos complejos de inferioridad se generaron en la mayoría de los casos ya durante la lactancia, si no antes. Con frecuencia, el bebé ya succiona con la leche  materna las posturas negativas de los padres. La expectativa de fracasar actúa, por así decirlo, como un automatismo incorporado que se refuerza con cada nuevo fracaso, y al mismo tiempo provoca más fracasos. Un círculo diabólico.

Igual de fina que la estructura de Larch, es también la del alma de las personas que necesitan Larch con frecuencia y no siempre poseen la fuerza y la resolución para ponerse a la defensiva respecto a estos programas negativos en su interior. Es una pena, porque en su mayoría no sólo están tan capacitados como los otros, sino mucho más.

Un ejemplo típico: la ayudante del jefe de compras de una cadena de almacenes, donde empezó como secretaria, prueba en el curso de los años ser más eficiente y capaz en su actividad que su superior. Al quedar vacante el puesto de jefe de compras en  otra sección, colegas bien intencionados le aconsejan postularse para el cargo, pero ella rehúsa so pretexto de tener sólo la preparación de una secretaria, un argumento que bajo una consideración más realista de su preparación actual carece por completo de fundamento. Al mismo tiempo, cita admirada el caso de una amiga que se atrevió a dar un paso análogo y supo salir adelante. En sus palabras no se percibe envidia (Holly) ni resentimientos  (Willow) sino sólo una modestia que a sus colegas les parece improcedente, una falsa modestia que pretende encubrir su anhelo desconocido del propio desarrollo.

La energía Larch ayuda a liberar las ideas fijas de la personalidad limitadas por ella misma y a desplegar aptitudes desaprovechadas. De alguna manera, de pronto se ven las cosas con mayor agilidad y se consideran otras alternativas. Se toma toma la iniciativa con resignada conciencia de que el resultado puede ser positivo o negativo, no sobrestimándose ninguna de las dos posibilidades. La frase «yo no puedo» es borrada del repertorio. Analizando en adelante las cosas con espíritu crítico, pero con una postura básicamente positiva, se pueden manejar casi toda las situaciones. Se desarrolla un punto de vista muy humano que mantiene al propio yo en el equilibrio correcto.

En la práctica, Larch se emplea tanto como remedio de larga duración como en el tratamiento de trastornos pasajero de la conciencia de sí mismo. Se ha demostrado su eficacia, por ejemplo, ante un examen, en procesos de divorcio en los que   frecuentemente la conciencia de sí mismos de cada miembro  de la pareja ha sufrido un golpe bajo, y en niños que no se estimulan    ante nada y que pretenden que papá y mamá les defiendan.

Algunos terapeutas han recogido buenas experiencias en el trat­amiento de alcohólicos que «beben para olvidar que no son tan eficientes como otros»; también en el tratamiento de trastornos de impotencia, con la típica postura a la expectativa de volver fracasar.

Síntomas clave del estado Larch:

Expectativa de fracaso por falta de confianza en uno mismo, complejo de inferioridad.

Síntomas en estado de bloqueo:

  • De antemano, sentimiento de inferioridad con respecto a otras personas.
  • La persona no se anima a hacer lo que admira en otros. Titubea y es pasiva por falta de confianza en sí misma.
  • Básicamente, espera los fracasos.
  • Está firmemente convencida que no lo podrá lograr y por eso ni siquiera lo intenta.
  • Pretexta enfermedad, para no tener que emprender alguna acción.
  • Falsa modestia por falta de confianza en sí misma.
  • Se siente inútil e impotente.
  • En la escuela, los niños se sienten fracasados.

Potencial en esta o tranformado:                                             

  • Ataca las cosas con un sentido realista.
  • Persevera, aun a pesar de los reveses.
  • Está en condiciones de evaluar las situaciones con frialdad.

Recomendaciones para las personas en estado Larch:

  • Dejar claro que cada cual experimenta lo que piensa.
  • Tener en cuenta que, según el dicho, «en todas partes se cuecen habas»
  •  Buscar nuevas experiencias, personas, entretenimientos para conocer siempre nuevas facetas de la propia personalidad.

Frases de programación positiva:

«Abandono todas las ideas delimitadoras»;

«Puedo hacerlo. Quiero hacerlo. Lo hago»;

«Cada día es un nuevo comienzo»;

«Desarrollo más y más mi personalidad».

LARCH (REMEDIO C Y A VECES T)

Aspectos positivos:

Personas que se lanzan ala vida arriesgándose si es necesario y que no se descorazonan si los resultados son diferentes de cómo esperaban. Personas que saben que aún si fallan han hecho lo mejor que pudieron y por lo menos lo han intentado. Personas que no saben el significado de “no puedo”

La personalidad Larch enfrenta las cosas con perseverancia y es objetiva tanto con los éxitos como con los fracasos. Goza de un saludable sentido de autoestima, confía en sus valores y se muestra firme para vencer los obstáculos y aprender de ellos.

En qué casos indicar Larch:

  •  Tienen una convicción total con respecto a su inferioridad.
  • Aquellos que se privan de aprender debido a que creen que no van a poder, entonces ni se animan a probar.
  • A los que se autolimitan. Creen que saben menos o pueden menos de lo que realmente es, por lo tanto no se desarrollan más.
  • Dan opiniones que suenan razonables.
  • La idea de fracaso es como una respuesta automática y se refuerza con una nueva dificultad, se crea un círculo vicioso.
  • A quienes les falte fuerza de decisión a pesar de ser tanto o más capaces que otros.
  • Estudiantes antes del examen.
  • Situaciones que ponen a prueba al individuo.
  • Personas demasiado modestas, autolimitadas, inhibidas.
  • Divorcio, donde se pone en jugo la autoestima.
  • Niños con ansiedad de separación.
  • Personas que intentan olvidar a través de las drogas, se creen incapaces
  • En impotencias sexuales, cuando aparece la idea de “para que voy a intentar, si voy a fracasar otra vez”.
  • Complejo de inferioridad, falta de confianza en sí mismo.
  • A los que sienten fracasados, creen que no pueden hacer lo que hacen otros, por eso ni prueban, sin embargo admiran a los demás, y ven el éxito de los otros.
  • A los que prefieren enfermarse antes de enfrentarse.
  • A los que han padecido de una educación familiar muy estricta.
  • En la tartamudez periódica, no en la continua.
  • Niños que fallan en la escuela y se ponen a la sombra de otros, y dejan que estos los desplacen de su lugar.
  • Los que admiran el éxito de otros sin celos, envidias, pero los alaban por lo que fácilmente podrían hacer ellos mismos.
  • Larch para la inseguridad en la acción, Cerato en las ideas.
  • Personalidad fóbica.

Frecuentes Verbalizaciones:

“Sé que nunca voy a tener éxito, así que ni pruebo.”

“No puedo… no sé… “

‘Por las experiencias negativas que tuve en el pasado, no creo que pueda tener éxito en el futuro.’

‘Siendo mujer, de todas maneras tengo menos posibilidades.’

‘Me gustaría intervenir en la mesa redonda, pero sé que me voy a trabar.’”

Todos mis compañeros juegan mejor que yo. “

“Admiro a mi amiga que se animó a aceptar el nuevo empleo que le ofrecieron.’

‘Cuando tengo que dar una clase, primero me tomo una copa para darme coraje.’

‘Me desaliento frente al mínimo error que cometo.’

‘Cuando estoy frente a una mujer siento… “

‘No sé si mi padre no tuvo razón al no dejarme estudiar.’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s