FLORES DE BACH. GRUPOS DE EMOCIONES: Grupo 2 – Incertidumbre

EL DESCUBRIMIENTO DE LAS FLORES

“Incluso cuando trabajaba en la medicina homeópata y la ordodoxa, el Dr. Bach siempre confío en que su intuición le guiara en caso de que los otros métodos fallaran. Y fue precisamente su intuición la que le dictó que encontraría en la naturaleza y no en un laboratorio la nueva medicina pura que estaba buscando.
Las dos primeras flores fueron descubiertas en Gales en 1928: la Impatiens y el Mimulus. Más tarde, ese mismo año, el Dr. Bach añadió Clematis a los otros dos, y los resultados obtenidos con sus pacientes fueron tan notables que al final de aquel año, había abandonado todas las demás formas de tratamiento.
A lo largo de los siguientes años, el Dr. Bach viajó por los campos de Inglaterra y Gales. Estaba muy interesado y era muy consciente de los efectos curativos de diversas plantas, y llevó a término un delicado proceso de ensayo y error, con lo cual acabó por encontrar las pocas plantas que poseían las cualidades que él buscaba.
Cuando llegó a Mount Vernon en abril de 1934, el Dr. Bach había encontrado 19 flores. Pero todavía quedaba mucho trabajo por delante, y en la primavera del año siguiente, su extraordinaria sensibilidad le llevó a pasar un período de extrema actividad. Pero esta fase de su vida también le hizo sufrir mucho, según cuenta Nora Weeks en su libro “Los descubrimientos del Dr. Edward Bach”: “Días antes de desubrir cada planta, él mismo sufría el estado mental correspondiente, y hasta tal punto, que quienes le rodeaban se maravillaban que un ser humano pudiera sufrir tanto y mantener a su vez su salud mental. Pero no sólo pasó momentos de angustia mental, ya que algunos estados iban acompañados de enfermedades físicas en su expresión más aguda”.”

Texto extraído del libro: “TALLER DE FLORES DE BACH”, de Stefan Ball (Centro Dr. Edward Bach-Inglaterra)

A continuación haremos un desarrollo de las flores que intervienen en este grupo:

CERATO

Cerato,Ceratostigma willmottiana, Ceratostigma

Planta originaria del Himalaya, de unos 60 m de altura, no crece silvestre sino que se cultiva en los jardines ingleses. Las flores tubulares celestes de 1 cm de longitud se recogen en agosto y septiembre.

Principio:

Cerato está relacionada con el principio de la certidumbre interior, con la «voz interior», con la intuición. En estado Cerato negativo, a la persona le cuesta aceptar los propios conocimiento correctos, la mayoría de las veces; sin que tenga conciencia de ello.

Se pide una decisión. Intuitivamente la respuesta está, pero la cabeza, la mente racional, no admite esta respuesta intuitiva, y la cubre al instante con toda clase de argumentos usuales y pa­trones de conducta adquiridos. Lo que intuitivamente se recono­ció como correcto, no puede traducirse en la práctica con con­vicción. Se origina una discrepancia inconsciente. Esto conduce a la inseguridad respecto a las propias decisiones, a desconfiar de la propia intuición.

El desacuerdo ceratostigma reside en la negativa de la perso­nalidad de reconocer el papel del Yo Superior y aceptarlo. En lugar de admitir que sólo el Yo Superior puede conducir al propio bien, busca la respuesta en el mundo exterior, a menudo en teo­rías y doctrinas que se han divulgado en las experiencias de persona de una naturaleza completamente distinta.

Las personas que necesitan Cerato irritan a quienes  les rodean con sus interminables preguntas acerca de sus problemas y problemitas subjetivos. «¿Cómo harías esto en mi lugar? En reali­lad, tengo una idea, pero por alguna razón no quisiera contar sólo con ella. No puede ser tan sencillo…» Estas son expresiones típicas de ceratostigma.

Muchas personas en este estado ignoran que en realidad saben mucho. Por eso recogen más y más información, pero la atesoran como en una cuenta de ahorro en lugar de trabajar con ella. Por esta razón no pueden recoger las experiencias vividas por ellas mismas. Sin embargo, la seguridad y la confianza en la propia capacidad de decisión sólo nace de estas experiencias.

Las personas que una y otra vez se apuntan incondicional­mente a determinadas dietas en boga, aun cuando no les sientan bien, según ha quedado comprobado, se encuentran en estado Cerato negativo. «Sé que nunca pudo tolerar la cebolla hasta ahora, pero si el profesor X lo dice, debe irme bien…» Estos pacientes a menudo se dañan contrariando su intuición y se muestran entonces ante su prójimo como simples o tontas.

Quien ha recibido Cerato empieza a percibir su voz interior con mayor intensidad, y cuanto más confía en ella, con tanta más claridad le habla ésta. Comprueba dichoso cómo de repente todo saber está a su disposición en el momento preciso y lo puede aprovechar en decisiones, diagnósticos e interpretaciones.

Entonces surge a menudo el deseo firme de compartir este saber con los demás.

El lado positivo de la energía Cerato es una postura de serena certidumbre, en la que el individuo no se deja apartar de una decisión reconocida como correcta ni tan sólo por argu­rnentos en apariencia muy convincentes.

Los terapeutas señalan que con Cerato se reaviva considera­blemente la vida onírica y los sueños se recuerdan mejor.

El estado Cerato se presenta no pocas veces en combinación con los estados Scleranthus o Centaury.

Con frecuencia, la causa de la aparición del estado Cerato en edad adulta debe buscarse en la época escolar, cuando se reprime normalmente el desarrollo de la intuición de muchos individuos, al exigirles acumular demasiados conocimientos.

Síntomas clave del estado Cerato:

 Falta de confianza en la propia intuición.

Recomendaciones para la persona en estado Cerato:

  • Hacer ejercicios respiratorios, en los que se toma contacto con el centro.
  • Tomar contacto con la naturaleza: tranquila meditación en el campo.

Frases de programación positiva:

«Voz interior, háblame. Voz interior, te escucho»;

«Atiendo mis primeros impulsos»;

«Sólo yo puedo decidir lo que es bueno para mi»;

«Confío en mi guía interior».

Síntomas en estado de bloqueo:

  • Desconfianza de la propia competencia.
  • Pide constantemente consejo a otros.
  • Habla mucho, irrita a los demás interrumpiendo con sus interminables preguntas.
  • Da exagerado valor a la opinión de los demás.
  • Avidez de información.
  • Atesora saber sin aplicarlo.
  • Permite que le aconsejen mal en contra de su propia convicción y en detrimento propio.
  • Duda enseguida de una decisión que acaba de tomar.
  • Busca confirmación de alguna autoridad.
  • Causa en otros la impresión de ser crédulo y hasta cándido cuando no tonto.
  • Siente apego a las convenciones, pregunta qué está de moda, qué se lleva.
  • Inclinación a imitar formas de comportamiento que le son ajenas.
  • Los niños tachan en sus deberes lo que escribieron bien.

Potencial en estado transformado:

  • Intuitivo y entusiasta, curioso, deseoso de saber.
  • Capaz de recopilar, elaborar y emplear bien las informaciones.
  • Transmite sus conocimientos, con gusto.
  • Buena coordinación del pensamiento abstracto y del concreto.
  • Se deja guiar por la voz interior, se fía de ella y apoya sus decisiones en ella.
  • Obra sabiamente.

 CERATO (REMEDIO T Y C)

Caracteríticas positivas:

Personas interesadas e informadas. Inteligentes y de opinione definidas. Naturalmente curiosos, firmes y confiados en sus intuiciciones sin desechar los aportes de los demás. Conectados con la natural sabiduría que hay en cada uno y sin temor a equivocarse. Escuchan su voz interior. Toman decisiones confiando en que sus juicios son correctos y se encuentran lo suficientemente convencidos, como para que ningún argumento los haga dudar.

Buena posibilidad de coordinar sus pensamientos abstractos concretos.

Confiados en que sólo ellos pueden decidir qué está bien para sí mismo.

En estado desarmónico suele observarse:

  • Muy poca confianza en sus propias opiniones, piden consejo per­manentemente a los demás.
  • Suelen hablar mucho (verborrágicos).
  • Siempre usan ropa de última moda.
  • Buscan figuras de autoridad para preguntar y tener a quién creer.
  • Parecen tontos porque están siempre preguntando a los demás (pero no lo son). Abruman a los otros con sus preguntas.
  • Imitan al último con el que estuvieron.
  • Son personas convencionales, formales, buscan “lo correcto”, ya que así no tienen que decidir por si mismos. “Es así”
  • Faltos de conexión con su voz interior.
  • Para trastornos en la identidad (no saben quiénes son). Especialmente en adolescentes.
  • Para trastornos en el aprendizaje.
  • Para el “picaflor” o “Don Juan”. Esto está relacionado con que cambian de idea permanentemente.
  • En la psicosis disminuye la dispersión, conecta, ayuda a una me­nor disgregación en el pensamiento.
  • Sugestionables e ingenuos, vacilantes, cambiantes.
  • Buscan ser aprobados por los demás.
  • Buscan información permanentemente. La acumulan pero no la procesan.
  • A veces saben lo que quieren y toman sus propias decisiones, pero luego no las creen y buscan el consejo (y la confirmación) de otros.
  • Son persistentes en su demanda de la opinión de los demás por­que no confían en su propio juicio.
  • Su inseguridad se halla en el nivel de las ideas.

Frecuentes verbalizaciones:

“¿Qué haría usted en mi lugar?”

“No sé por qué decidirme, porque todas las opiniones tienen su verdad.”

“Cuando contesto una pregunta en un examen, luego la tacho pensando que está mal. y resulta que estaba bien.”

“No me siento íntimamente convencido, así que vuelvo a pregun­tar a otros para reasegurarme.”

“Me distraigo fácilmente. Me es difícil concentrarme en una cosa ‘por vez.”

“Me aterra que me pidan mi opinión”.

“No sé.“¿Qué hago?”. “¿Qué haría Ud. si fuera yo?”

“No puede ser tan simple. Voy a preguntar otra vez.”

Cambios que suelen surgir si el remedio estuvo bien indicado:

  • Los pacientes comienzan a tomar decisiones, aunque admitan que pueden equivocarse.
  • Recuerdan más los sueños.
  • Están menos dispersos, más concentrados.
  • Se permiten analizar su experiencia y archivar la información obtenida.

SCLERANTHUS

Scleranthus, Scleranthus annuus, Scleranthus

Este arbusto o planta rastrera, que puede alcanzar alturas entre 5 y 70 centímetros, de tallo muy enmarañado, crece en los trigales, en suelos arenosos y llenos de guijarros. Florece de julio a septiembre, y las flores verde claro o verde oscuro se presentan en pequeños ramilletes.

Principio:

Scleranthus está relacionado con la capacidad anímica del equilibrio interior y de la unicidad en la universalidad. En estado Scleranthus negativo fluctuamos entre dos extremos.

Quien haya observado alguna vez cómo salta de aquí para allí un saltamontes, con aparente indecisión, al producirse el menor movimiento a su alrededor, podrá figurarse cómo se siente interiormente una persona en estado Scleranthus negativo. Basta un simple impulso desde fuera para que reaccione haciendo justo todo lo contrario.

Hoy, los nuevos vecinos le parecen encantadores y casi se siente hermanado con ellos, pero mañana le irritan hasta tal punto que de buena gana les cerrarla la puerta en las narices

Por la noche acuerda comprar con unos amigos una casa de veraneo. Al despertarse, a la mañana siguiente, se pregunta si ha perdido la razón y corre al teléfono para echarse atrás. Sin embargo, durante la charla se deja disuadir de nuevo y promete estudiar el asunto detenidamente. La cosa se repite varias veces hasta que por fin sus amigos logran encontrar a un socio más de decidido.

En estado Scleranthus negativo el individuo parece una balanza que está en continuo movimiento y que oscila de un extremo al otro: eleva hasta el cielo sus gritos de júbilo o se sume en mortal pesadumbre; se muestra superactivo o profundamente apático. Hoy, fuego y llama por una idea que mañana no le inte­resará en absoluto. Este constante cambio de opinión y de ánimo hace que el entorno considere a las personas de cuño Scleran­thus inestables y poco fiables.

La joven que no logra decidirse por uno de sus dos candida­tos es un clásico caso Scleranthus. Cuando está con el funcionario reposado no tiene dudas que a su lado tendrá una buena vida, pero cuando sale con el emprendedor ingeniero que desearía emigrar con ella a Australia, se pregunta qué la ata a Europa. Cuando se queda sola y reflexiona sobre lo que quiere en reali­dad, no llega jamás a decidirse y fluctúa infructuosamente entre las dos posibilidades durante semanas, meses. No confía siquiera en sus  en sus padres o en sus buenos amigos para la ayuden a zan­jar sus dudas, pues a diferencia del estado Ceratos, en el Scleranthus la persona se empreña en llegar a una solución por sí misma, sin importarle el tiempo que le lleve.

De la colección de historias clínicas del Bach-Centre, Chan­cellor  cita el caso de un coronel que necesitó tres meses para de­cidirse a someterse a un tratamiento.

A menudo, la veleidad interior de las personas de cuño Scle­ranthus se manifiesta también en lo exterior a través de adema­nes nerviosos o inconscientes. Esta gente suele hacer una canti­dad de movimientos innecesarios. «No seas tan nervioso», le dice la madre al niño Scleranthus. Algunas mujeres que necesitan Scleranthus se cambian de ropa varias veces al día, de acuerdo con su variable estado de ánimo.

Los pacientes en este estado irritan a los médicos, pues sus síntomas patológicos van de un lado a otro por todo el cuerpo. «Y’ bien, ¿dónde le duele hoy?», inquiere el facultativo, y medita en silencio si en verdad vale la pena tomar en serio los nuevos sín­tomas.

La falta de equilibrio interior en este estado se evidencia en­seguida por trastornos físicos extremos: estreñimiento y diarrea, fiebre e hipoter­mia, avidez e inapetencia. Por este motivo, el Scleranthus puede ser eficaz durante el embarazo.

Algunos terapeutas opinan que la predisposición al estado Scleranthus negativo puede originarse en las dos o tres primeras horas de vida de un individuo, cuando se le introduce de golpe con las consecuentes impresiones en un entorno caótico. Al igual que un espejo ustorio que a raíz de finas resquebrajaduras produ­cidas por el poderoso efecto del sonido ya no puede atraer los rayos de luz, la personalidad en estado Scleranthus es incapaz de ordenar sus impulsos y sus ideas, reunirlos en un foco y conden­sarlos para una decisión clara y precisa. Su energía se dispersa  vaga y por momentos caprichosa entre diversas facetas de la conciencia.

El error en este estado consiste en decir sí, sin ninguna duda, a la conducción del Yo Superior. Por eso le falta la orientación interior respecto a la intención de su alma, que le daría medida, fuerza y dirección. En tanto no se decide de manera unívoca por el camino de su vida cae bajo la influencia de las fuerzas más diversas, se convierte en la pelota de dualidades terrenales y es atraída ora por un polo ora por otro. Dilapida de este modo energía y tiempo valioso y no adelanta conforme a la evolución.                     

En estado Scleranthus negativo hay que intentarlo todo para llegar mental y físicamente al justo medio y hallar el propio ritmo interior. El primer paso para este fin seria procurar conscientemente no penetrar tan hondo en los extremos de las propias experiencias positivas y negativas, sino tratar de colocarse interiormente en una dorada senda central. Entonces habría que comportarse como un equilibrista en la cuerda floja, que comienza por sondear con sensibilidad su propio ritmo de movimiento para luego una vez afirmados los pies en la cuerda  y la mirada fija al frente- ir hacia la meta con pies ligeros.

Esta agilidad, proveniente de una gran fuerza interior, es a menudo típica de las personas en estado Scleranthus positivo. Toman sus decisiones con una seguridad sonambulesca en el momento preciso. Y así como un equilibrista perfecciona constantemente su acto, las personas en estado Scleranthus positivo pueden integrar mentalmente cada vez más posibilidades en su vida, sin perder en ello el equilibrio. Su serenidad interior y claridad y su postura resuelta tienen una influencia positiva y tranquilizadora en la gente nerviosa que les rodea.

Síntomas clave del estado Scleranthus:

Irresoluto, veleidoso; desequilibrado interiormente. Cambia en un momento de criterio y de humor.

Síntomas en estado de bloqueo:

  • Indecisión por desasosiego interior.
  • El pensamiento fluctúa sin cesar entre dos posibilidades. Extremas oscilaciones del ánimo  llanto y risa. Jubilo que eleva a la persona al cielo y la sume en una mortal tristeza.
  • Se  reciben muchos impulsos, el pensamiento salta de aquí ara allá como un saltamontes.
  • Debido a los continuos cambios de opinión, inspira poca confianza en los demás
  • Falta de armonía y equilibrio interior, crisis nerviosas.
  • Falta de concentración: en la conversación se salta de un tema al otro.
  • Debido a la inconstancia interior se pierde un tiempo precioso y buenas oportunidades en lo privado y lo profesional.
  • En caso de un conflicto interior, no se pide consejo a otros sino que se intenta llegar a una decisión por cuenta propia.
  • A menudo, ademanes bruscos e incoherentes.
  • Los síntomas físicos concomitantes de deficiente balance energético, pueden ser, entre otros: un cambio radical de la actividad a la apatía.
  • Fluctuaciones en la temperatura del cuerpo que sube y baja bruscamente.
  • Los síntomas aparecen por todo el cuerpo, un día aquí, mañana en otra parte.
  • Todo tipo de trastornos del equilibrio.
  • Mareos ,al viajar en avión, barco o automóvil.
  • Paso de una extrema glotonería a la inapetencia. Paso de la diarrea al estreñimiento.
  • Vómitos en estado de gravidez, entre otros muchos.

Potencial en estado transformado:

  • Poder de concentración y determinación.
  • Se conserva el equilibrio interior en cualquier circunstan­cia.
  • Polifacético y flexible, el individuo es capaz de integrar cada vez más experiencias en la propia vida.
  • Toma de decisiones correctas al instante con sonambulesca seguridad.
  • La presencia de un individuo Scleranthus transformado causa una sensación apaciguadora en otras personas.

Recomendaciones para las personas en estado Scleranthus:

  • No exagerar, evitar los extremos en lugar de seguir la linea zigzagueante interior, aspirar al suave movimiento ondulante.
  • Realizar ejercicios respiratorios que centren y dejen que las cosas fluyan serenas.
  • Practicar alguna actividad de tipo físico que requiera destreza y equilibrio: patinar sobre ruedas, hielo, hacer juego malabares.

Frases de programación positiva:

«Encuentro mi ritmo interior»;

«En mi centro encuentro la decisión clara»;

«Camino por la dorada senda central»,

«Tengo contacto con mi Yo Superior»

SCLERANTHUS (REMEDIO C Y T)

Características positivas:

Equilibrio interior, poder de decisión, firmeza, estabilidad, agilidad, fuerza y posibilidad de tomar decisiones exactamente en el momento adecuado con confianza en su intuición.

La persona que corresponde a esta flor es versátil y flexible, aun en circunstancias difíciles. Tiene capacidad mental para- incorporar más y mejores potenciales a su vida sin perder su estabilidad interior. Su calma, decisión y falta de ambigüedad tienen un efecto positivo y tranquilizador hacia las personas de su entorno.

Características negativas:

  • Para aquellos que sufren angustiosamente por indecisión, duda, inestabilidad  que saltan de una cosa a otra, sin poder equilibrarse y cuyas opiniones Y/O estados de ánimo varían de un momen­to a otro.
  • Para aquellos que despilfarran su valioso tiempo y recursos sin poder desarrollarse adecuadamente por falta de una decisión cla­ra y que tienen dificultades en estabilizarse y apuntar hacia una meta final.
  • Para aquellas personas cuyos movimientos o gestos son poco ar­mónicos.
  • Para movimientos al estilo de sacudones. o temblores de cualquier origen.
  • Para aquellos que tienen dificultades en la concentración y decisión.
  • Para quienes se encuentran paralizados por la indecisión.
  • Para aquellos con eczemas recurrentes, cefaleas, fiebres periódícas, anginas a repetición.
  • Para todo lo que tenga cierta periodicidad, oscilación.
  • Para los picos de hiper-hipotensión, por las oscilaciones en la polaridad.
  • Para períodos de colitis alternadas con estreñimiento o constipación, oscilaciones en el peso corporal, picos febriles alternado con temperatura normal.
  • Para personas con pensamiento o discurso de tipo saltígrado  o desconcentrado.
  • Para síntomas de desequilibrio tipo mareos, vértigo, descomposturas al volar, problemas con el oído medio.
  • En vómitos o náuseas relacionados con el embarazo, especialmente la mañana al levantarse.
  • En personas que tienen cambios rápidos hacia distintos síntomas.
  • Para aquellos que aparecen como inestables, poco confiables, que siempre oscilan entre dos polos, que no pueden decir ni que sí ni que no. Que vacilan buscando una respuesta para sí mismos, pu­diendo ser de muy poca ayuda entonces para los demás.
  • Para aquellos que, no pudiendo elegir entre dos alternativas opuestas, no piden consejo, oscilando tipo péndulo de acá para allá oscilando un día   entusiasmados otro día deprimidos, con constantes cambios en su estado de ánimo.
  • Para aliviar el malestar en los síntomas premenstruales.
  • Ayuda a equilibrar los cambios en los estados de ánimo, comunes a los cambios en los niveles hormonales.
  • Para personas que suelen lloran con facilidad.
  • En estados maníaco-depresivos para equilibrar las fluctuaciones del humor.
  • Bach lo dio en casos en que la persona enferma oscilaba entre la vida y la muerte “para que decida si irse o quedarse”.
  • Scheffer dice que Scleranthus es un remedio que se encuentra  más a menudo en tipos físicos altos y delgados (asténicos).
  • Para aquellas personas que son muy sensibles a las variaciones o cambios climáticos, les permite enfrentarlos mejor.

Frecuentes Verbalizaciones:

“Suelo alternar entre un hambre voraz y pérdida de apetito, por eso tomé Scleranthus, especialmente durante mi embarazo.”

“Puedo estar en el séptimo de los cielos y al momento siguiente sentirme en el peor de los infiernos.”

“Me doy cuenta de que mis pensamientos son como un partido de ping-pong, pero no lo puedo evitar.”

“Dicen que salto de un tema a otro en las conversaciones.”

“No sé qué me pasa. A mi novio de a ratos lo amo y de a ratos lo odio.”

  “No me puedo decidir entre si voy o no voy, pero quiero que me dejen tomar la decisión a mí solo.”

Reacciono con fuerza a determinadas provocaciones, perdiendo mi equilibrio interior.”

Es fácil que cambie mis estados de ánimo rápidamente, así como estoy arriba, al momento siguiente estoy abajo.”

No me puedo decidir entre Juan y Carlos. Tengo que encontrar mi propia respuesta independientemente de cuánto tiempo me lleve.”

Mecambio varias veces de ropa por día, según como me sienta me guste o no lo que me puse.”

El doctor ya no me toma en serio porque siempre me duele en un lado distinto de mi cuerpo.”

WIL OAT - AVENA SILVESTRE

 Wild Oat, Bromus ramosus, Avena silvestre

Esta gramínea, de 0,60 a 1,20 m de altura, muy difundida en Inglaterra, crece en los bosques húmedos, en tupidos matorrales y al borde de los caminos. Las flores hermafroditas se encuentran ocultas en  las panículas.

Principio:

Wild Oat está relacionada con las cualidades anímicas de la vo­cación y de la conciencia de los propios propósitos. En estado Wild Oat negativo no se sabe a ciencia cierta cuál es la verdadera vocación, y por esta razón la persona se siente en su interior in­satisfecha y no realizada.

Los típicos caracteres Wild Oat suelen ponerse ya de mani­fiesto en la adolescencia. La mayoría de las veces tienen un ta­lento diversificado y no necesitan esforzarse demasiado para lo­grar algo. Muchas cosas les resultan fáciles, pero en lugar de dedicarse a hacer algo, su ambición les hace anhelar algo espe­cial. Sólo tienen una idea vaga de lo que puede ser eso especial. Al mismo tiempo quisieran gozar la vida de una manera más bien no convencional. No desean nadar a favor de la corriente, sino dirigir por si mismos la nave de su vida, sólo que todavía ignoran el ‘nombre del puerto hacia el cual poner proa. Por esta razón a Los caracteres Wild Oat tampoco les resulta fácil encontrar su lugar en la sociedad. Interiormente, no les agrada definirse. Les puede pasar que debido a su postura intelectual imprecisa entren en círculos que no corresponden a su nivel espiritual e intelec­tual lo cual les lleva   a una frustración adicional.

La vida siempre ofrece renovadas oportunidades a las personas del tipo Wild Oat. Empiezan muchas cosas, a menudo tienen varias profesiones que desempeñan con relativo éxito, pero care­cen de la última certidumbre interior de poder decidirse defini­tiva y exclusivamente por una. Al contrario, después de un cierto tiempo, pierden interés en el cometido que le habla deparado tanto gozo hasta ese momento y tildan de tediosos a los colegas entre los que se habían sentido a gusto. De este modo, ellos mis­mos derriban lo que habían erigido para sí, para coger al paso la próxima oportunidad que a su juicio habrá de traerles la gran sa­tisfacción.

Quien desconoce estos rasgos podría pensar que ese estado de inquietud creativa es muy estimulante, pero a la larga resulta ser lo opuesto. Las personas en estado Wild Oat sienten interior­mente que la vida pasa de largo junto a ellas a pesar de sus talen­tos y actividades. Les preocupa no poder decir sí de todo corazón, ni gozar  verdaderamente de los frutos de su trabajo. Mentalmente, los individuos del tipo Wild Oat son los eternos aprendices, siempre a la búsqueda y sin alcanzar nunca la meta. En efecto, el estado Wild Oat negativo puede interpretarse como una prolongada pubertad intelectual. Se albergan y alimentan muchas fantasías e ideas acerca de cuánto se querría o se debería lograr. Se sigue empeñado en juergas o locuras juveniles éste es el significado de la popular expresión inglesa to sow one´s wild oats.

Se dilapida mucha energía en todas direcciones, en lugar de subordinarla por fin a un solo propósito bajo la conducción del  Yo Superior.

El error en el estado Wild Oat reside en una desmedida porfía y ensimismamiento de la personalidad que, en cierto afán busca siempre sus metas y decisiones en el mundo exterior, en lugar de reconocer que sólo tiene que seguir la conducción interior de su Yo Superior para hallar la decisión en si misma donde ya estaba tomada desde hacía mucho.

Los individuos en estado Wild Oat deben ejercitarse en vivir más en profundidad que superficialmente. Comprobarán entonces que la vida no se hace tediosa como temían, sino al contrario ofrece nuevas experiencias insospechadas. Frente a cada decisión debieran preguntarse también «por qué», pues han de comprender que lo que importa no es hacer algo «especial» sino correcto» en cada situación y ello de la manera mejor y más acabada posible, pues cada acción es componente necesario de un lógico acontecer más grande. Debieran saber que sus polifacéticas aptitudes son utilizadas en el marco del gran acontecer  y piden conducción interior.

Cuando el individuo toma Wild Oat, advierte que poco a poco gana interiormente en serenidad, claridad y seguridad cada vez hace más preciso lo que en realidad quiere y, en lugar de obrar impulsivamente, lo hace más guiado por la intuición puede disponer en una gran línea la variedad de sus aptitudes subordinarlas a una meta superior y no dejarse desviar de su hilo conductor, por atractivas que puedan mostrárseles las nuevas posibilidades.

La vida sigue siendo variada, pero más lograda y feliz.

Junto a Holly, Wild Oat está indicada como recurso de encendido inicial en un tratamiento en el que la combinación flores sugerida no da resultado, o aparentemente se están empleando demasiadas flores distintas.

Con frecuencia, Wild Oat es un estado de larga duración cuyo inicio puede remontarse a la infancia. Los típicos niños  Wild Oat rara vez pertenecen a una pandilla estable. Están en todo y en nada. Los padres muy dominantes, que privan al niño de tomar decisiones, con lo cual se le lesiona el desarrollo de la personalidad, pueden ser, a veces, la causa de un ulterior estado Wild Oat.

Wild Oat está indicada en los casos en que se dan problemas de toma de decisiones profesionales y en la edad crítica del hombre. De acuerdo con la experiencia de algunos terapeutas, a veces las personas en este estado tienen dificultades en su vida sexual. Algunos evidencian, además, una tendencia a comer demasiado rápido

Diferencia entre los estados Scleranthus y Wild Oat:

Scleranthus: Fluctúa entre dos posibilidades.

Wild Oat: Tiene tantas posibilidades que a menudo no llega siquiera a dos alternativas.

Síntomas clave :

Indefinición en sus metas, insatisfacción por no encontrar su misión en la vida.

Síntomas en estado de bloqueo:

  • Al no tener una meta precisa, no se puede hallar la orientación en la vida, lo que lleva a un estado de insatisfacción frustración o tedio.
  • Ambición, se quisiera lograr algo especial, pero no se sabe con exactitud qué.
  • Sentirse inclinados por una determinada profesión, a pesar de tener muchas otras posibilidades. Este «pender del aire   los desalienta.
  • Sentirse impulsados a encarar siempre nuevos proyectos.
  • Acobardarse al ver que las cosas no se dan en nosotros tan claras como en otras personas.
  • A pesar de múltiples talentos y de probar muchas cosas, nada produce verdadera satisfacción.
  • Talentos y aptitudes no aprovechados.
  • No quererse comprometer realmente. Esto lleva incons­cientemente una y otra vez a situaciones insatisfactorias.
  • Se desperdigan las energías.
  • Vivir relaciones profesionales o privadas poco convenien­tes.

Potencial  en estado transformado:

  • Aptitud para reconocer el propio potencial y desplegarlo por entero.
  • Variados talentos que no impiden seguir un hilo conductor superior y llevar todo a feliz término.
  • Se tienen ideas y ambiciones definidas y no se dejará que nada nos aparte de ellas.
  • Se tiene la habilidad de hacer bien muchas cosas, en ocasiones se realizan con éxito varias actividades a la vez.

Recomendaciones para las personas en estado Wild Oat:

  • Comenzar a subordinar la vida a un propósito espiritual superior.
  • Pedir una guía espiritual.
  • Establecer distintas valoraciones para diversos intereses, realizar algunos como afición, otros como profesión.
  • Es preferible planificar a corto plazo, pero llevar todo buen término.

Frases de programación positiva:

«Sigo interiormente mi orientación de vida predeterminada»;

«Me dejo guiar»;

«Veo claro y adopto las posibilidades que me convienen»;

«Pongo mis talentos al servicio del Gran Todo»;

 WILD OAT (REMEDIO T)

Características positivas:

Personas con metas claras y constancia para lograrlas. Tienen el talento de actuar intuitivamente no impulsivamente , poniendo su capacidad al servicio de las metas que se han trazado, atrayendo nuevas oportunidades dentro de esa línea, situación que los hace muy felices.

Personas con habilidad para reconocer sus propios potenciales y desarrollarlos al máximo. Capaces para hacer muchas cosas bien. Logran hacer más de un trabajo al mismo tiempo y con éxito.

Wild Oat en estado de desequilibrio:

  • Personas con poca claridad en sus metas internamente desconformes porque no encuentran su camino en la vida.
  • Personalidades muy capaces y multifaceticas, que por eso no sa­ben hacia dónde canalizar sus aptitudes.
  • Personalidades poco convencionales que visten de manera POCO usual.
  • Pacientes que se quejan de trastornos en su sexualidad.
  • Personas que se inclinan a comer demasiado.
  • Personas que no viven en su nivel ni laboral ni socialmente.
  • Estudiantes que tienen que decidir qué carrera van a seguir.
  • Aquellos que no hacen nada porque no saben qué haber sin depresión.
  • Para los que necesitan una orientación vocacional o laboral.
  • Personas que siempre buscan y cambian una y otra vez de actividad sin encontrar ninguna que les satisfaga.
  • Para aquellos que no logran echar raíces.
  • Personas que sienten que su vocación es clara pero dentro de lo que hacen no terminan de estar conformes.
  • Personas con conductas temerarias o sedientas de aventuras.
  • Para aquellas personas bien dotadas que no necesitan realmente hacer grandes esfuerzos para sus logros, pero que no saben ha­cia dónde dirigir esos esfuerzos, o sólo tienen una vaga noción del lugar hacia donde enfilar.
  • Aquellos a quienes les cuesta Integrarse a la sociedad porque por un lado no les gusta ir en contra de la corriente y por el otro no saben hacia dónde remar.
  • Personas con talentos y habilidades no bien, encauzados.
  • ara el momento de la crisis de mitad de la vida, más frecuente­mente en hombres.
  • Para aquellos padres que fueron muy dominantes y nunca permitieron al niño decidir por si mismo, debilitando el desarrollo de su personalidad. (En este caso dar a los padres y al niño).
  • Para aquellas personas que nunca forman parte de algo, que están en todos lados pero finalmente no están en ninguno.
  • A veces por la dificultad que tienen en definirse y. concomitantemente con ‘eso, comprometerse, llegan a formar parte de grupos que se encuentran por debajo de sus condiciones intelectuales y  sociales terminando frustrados y aburridos.
  • Aquellos que sienten que la vida sigue transcurriendo y que a pesar de sus talentos no logran incluirse en actividades que les permitan disfrutar y sentirse realizados.
  • Personalidades obstinadas, tercas, centradas en si mismas, que en el afán de buscar objetivos y tomar decisiones no escuchan su voz interior para descubrir lo que ya existe dentro de ellas. La personalidad Wild Oat es como la de aquellos solterones em­pedernidos  que siempre están a la búsqueda pero jamás alcanzan su meta.

Verbalizaciones frecuentes:

“Veo tantasposibilidades frente a mi que no me puedo decidir por ninguna. Eso me pone muy mal conmigo mismo.”

“Sigo soltero porque internamente siento que no me quiero atar creo que nunca dejé atrás del todo mi adolescencia.”

“Quisiera hacer algo especial pero no sé bien qué.”

“Laboralmente probé muchas cosas y obtuve éxito, pero a la larga nada  me satisfizo verdaderamente.”

“Apena  manejo la situación, ya me aburro.

“Me siento  insatisfecho y frustrado porque no tengo una vocación definida que me atraiga por encima de las demás.”

“Ya probé estudiando derecho. No me gustó. Después quise estudiar decoración de interiores pero no me decido. No sé qué quiero hacer con mi vida.”

“Estoy  ando bien con mi trabajo de contador, pero no estoy contento con esta manera de desarrollar la profesión.”

“Me siento como en una encrucijada y no sé cuál camino seguir.”

“Me siento siempre en el aire con respecto a lo que quiero hacer o ser profesionalmente y eso me hace sentir abatido e insatisfecho personalmente.”

Cuando se manda Wild Oat:

Al igual que Holly, Wild Oat es una flor que abre el curso de un tratamiento cuando la combinación de remedios florales no trajo respuesta o  parecieran tener que indicarse demasiadas flores por vez. Así como Holly actúa de catalizador para personas activas Wild Oat actúa de catalizador en personas más pasivas, tranquilas.

Es una flor relacionada con el quehacer, no con los afectos. Salvo en relación con la actividad, son personas decididas y claras en sus pensamientos a las que eventualmente se les indica esta esencia.

La energía Wild Oat permite encontrar el hilo conductor, la dirección para llegar a las metas y no equivocar el camino.

HORNBEAM - HOJARAZO

 Hornbeam, Carpinus betulus, Hojaranzo común

Este árbol parecido al haya común, pero de menor altura y más verde, creceaislado o en grupos en los montes altos o en los montes bajos. Las flores masculinas colgantes y las femeninas enhiestas se abren en abril o mayo.

Principio:

Hornbeam está relacionado con la capacidad de vida interior y lozanía espiritual del alma. En estado Hornbeam negativo, 1a persona se siente cansada y extenuada como un neumático gastado, pero es en gran parte fruto de la mente.

Muchos empleados conocen esta sensación cuando en la mañana del lunes suena el despertador y empieza de nuevo la gris rutina. Les espera una semana de trabajo repetitivo, lo más seguro, con poca responsabilidad auténtica, pero variadas exigencias. Un millar de pequeñeces que deben tenerse en cuenta, recorridos de servicio de los que no se pueden desviar,  proceso nofiniquitados. Todo se alza como una oscura montaña y creen no tener fuerzas suficientes para dominarlo. Sin embargo, cosa curiosa, a lo largo del día van comprobando que logran hacerlo todo satisfactoriamente.

La fatiga Hornbeam es un agotamiento que se origina por falta de equilibrio en los otros planos, como resultado de una carga unilateral del plano mental. Puede constituir un estado pasajero, pero también convertirse en crónico. Por ejemplo, es transitorio en el caso de un alumno que durante meses se ha matado para un examen o en el que un paciente   postrado largo tiempo a causa de una fractura y que ha leído, pens­ado y proyectado mucho. Entonces, una especie de cansancio que le pesa en la cabeza le induce a creer que todavía está demasiado débil para ejercitar movimientos.

El cansancio Hornbeam a largo plazo es típico del moderno ciudadano próspero que vive consumiendo demasiado (por ejemplo, la televisión) y produciendo muy poco. Recibe muchas más impresiones de las que puede asimilar mentalmente y por las mañanas abandona el lecho a duras penas con la cabeza embotada. Este contemporáneo semiautomático vive una atropellada vida de rutina en la que el ocio y el descanso se realizan a menudo bajo presión interior de productividad. En lo exterior tal vez pase relativamente mucho, pero demasiado poco en lo interior. La energía potencial del alma decae.

Cabe señalar, que el cansancio Hornbeam desaparece al  instante cuando se presenta algo fuera de serie, que desafía a este individuo en otro plano y de este modo lo arranca de su rutina.

El error en el estado Hornbeam negativo reside en una autodelimitación de la personalidad, a menudo orientada hacia lo material. Se comporta corta de vista y dura de oído respecto a los  impulsos de su Yo Superior para engranarse en los cómodos automatismos.

Así se priva más y más de sus posibilidades de desarrollo y de todo lo que hace de la vida algo realmente digno de vivirse.

En el estado Hornbeam negativo, el sistema energético del individuo se ha desequilibrado por la unilateral y desmedida exigencia del plano mental, y simultáneamente, la escasa exigencia a otros planos. Los distintos planos no se comunican en la medida suficiente, se interrumpe el intercambio de energía, disminuye su circulación y el resultado no puede ser sino un déficit  energético.

Los sensitivos describen las energías de las flores de Horn­beam como una refrescante ducha fría, bajo la cual los distintos planos energéticos vuelven a organizarse y equilibrarse. En otro pasaje se dice que Hornbeam activa la columna vertebral. La cabeza se aclara, la percepción se aviva, los impulsos del Yo Superior vuelven. De este modo se reencuentra la sana medida de adecuado cambio entre la actividad y la pasividad. Retorna la alegría de vivir y trabajar, y con ello la certeza de disponer de  fuerza suficiente para crear lo que se quiera crear.

En el diagnóstico, Hornbeam se presenta a menudo junto con el castaño blanco. Algunos terapeutas aconsejan la aplicación de compresas de Hornbeam para aliviar los ojos fatigados irritados. Otros usan el Hornbeam para el tratamiento externo de tejido conjuntivo relajado. En la rehabilitación de drogadictos, ha probado su eficacia por su acción tensora de la energía. Por último, se cuenta entre las esencias florales que devuelven la fuerza a las plantas enfermas.

He aquí la diferencia entre el cansancio en el estado Hornbeam y en el estado Olive:

Hornbeam: Lasitud, debido a una forma de vida unilateral, predominantemente en el plano mental

 Olive Verdadero agotamiento por un gasto total de fuerzas en varios planos.

Síntomas clave del estado Hornbeam:

Cansancio; agotamiento mental, como estado transitorio o de larga duración.

Síntomas en estado de bloqueo:

  • La persona siente la cabeza pesada, está fatigada y lasa.   
  • Sensación interior de modorra como la de la borrachera
  • «Sensación de mañana de un lunes».
  • La cabeza bulle después de haber visto demasiada televisión, leído o estudiado en exceso y con otras sobrecarga sensibles.
  • La persona se siente sin savia ni vigor, mentalmente perezosa. 
  • De mañana, cuando todavía no se ha levantado, duda de que podrá sobrellevar la carga de ese día, pero tan pronto se pone en marcha, mejora su ánimo.
  • Ya no tiene ímpetu.
  • Después de unalarga permanencia en cama cree que no recuperará la suficiente energía para trabajar, aun cuando objetivamente no es así.
  • Cree no poder empezar una tarea sin previa ingestión de estimulantes como café, té o algún reconstituyente.  
  • Se anima cuando cometidos interesantes la desvían de su apática lasitud.
  • La vida está demasiado organizada y normalizada.  
  • Extenuación anímica por exigencias rutinarias cumplidas durante décadas.
  • Por la mañana se levanta más cansada de lo que estaba al acostarse la noche anterior.
  • En ocasiones, presión o ardor dentro de los ojos o a su alrededor.
  • A menudo: debilidad del tejido conjuntivo debido a deficiente energía potencial psíquica.
  • Con frecuencia, se da en personas que descienden de «fa­milias antiguas».

Potencial en estado transformado:

  • Espíritu vivo, mente clara y fría, sentido del cambio.   
  • Está segura de poder manejar sus cometidos, aun cuando en apariencia superen las fuerzas.

Recomendaciones para las personas en estado Hornbeam:

  • Apartarse de la rutina.
  • Crear un equilibrio físico, pero sin la presión de alcanzar un rendimiento.
  • Ceder espontáneamente ante sucesos inesperados.
  • Cambiar el papel pintado de la pared.

Frases de programación positiva:

«Siento la mente despierta y fresca»;

«Sigo mis impulsos espontáneos. »

«Hago lo que me procura gozo. »

«Logro todo sin esfuerzo. »

«El gozo es sabiduría. La sabiduría es fuerza. »

HORNBEAM (REMEDIO T)

Características  positivas:

Personas con energía para realizar lo que desean hacer, cuya vida mantiene un ritmo entre la tensión y la distensión. Vitalidad, dinamismo y frescura hacen que la vida y el trabajo sean placenteros, enriquecedores y nutrientes, manteniendo un equilibrio entre lo físico y lo psíquico.

Personas que hacen aquello que les da placer y hacen con placer aquello que hacen.

Cuando hay bloqueo emocional:

  • Debilidad y cansancio, especialmente de tipo mental.
  • Harto de levantarse cada lunes para la misma rutina.
  • Sensación de no poder enfrentarse con todas las cosas que aparecen en lo cotidiano, pero luego que arrancó lo hace perfectamente.
  • El cansancio de tipo Hornbeam es un estado de agotamiento aparece que por exceso de demanda en el plano de lo mental.
  • Suele ser un estado temporario, pero puede convertirse en crónico.
  • Para estudiantes que tienen un examen detrás del otro por lapso de tiempo prolongado.
  • Para personas que por alguna fractura ósea, por ejemplo, se han pasado bastante tiempo inmovilizadas, leyendo, pensando, planificando.
  • Para aquellos que se quejan de que les pesa tanto la cabeza que hasta les cuesta moverse físicamente.
  • Para las personas que por acumular demasiados estímulos no lo  pueden digerir mentalmente y se sienten con la cabeza tan ocupada que no se pueden levantar a la mañana.
  • Para personas muy esquematizadas que sólo se quedan con pa­trones de conducta muy conocidos, privándose de desarrollarse en un nivel más amplio para sentirse más vitales y con ganas de vivir.
  • Cuando hay déficit de energía por sobrecarga en lo mental.
  • Cuando se rompe el equilibrio y la alternancia entre actividad y pasividad.
  • En la rehabilitación de drogadictos por su efecto tónico.
  • Da fuerza y vigor a plantas debilitadas.
  • Para ojos cansados, irritados, que arden (en forma de compresas).
  • Para varices (también en forma de compresas.)
  • Distintas aplicaciones en forma de compresas para uso oftalmológico.
  • Disminuye el agotamiento en personas con vida sumamente sedentaria, sin ejercicio.
  • En personas jóvenes  o mayores que se sienten opacas y aburridas. Despabila y despeja mentalmente.
  • Personas estresadas.
  • Personas que se ponen imitables, pero es porque están cansadas.
  • Personas que siempre posponen, a las que les cuesta arrancar.

 Verbalizaciones frecuentes:

“Qué cosa rara: los sábados y domingos me levanto temprano con mucho más facilidad que los restantes días de semana.”

“De sólo pensar lo que tengo que hacer, ya quiero posponerlo.”

“Me di cuenta de que si cambio mi rutina no me siento cansado.”

“Cuando pasa algo diferente de lo ordinario de cada día, siento como un desafío  y se me despeja la cabeza y se me va la fatiga.”

“Mi vida es tan igual todos los días que me siento agotado, aunque una vez que arranque sigo adelante.”

“Siempre pospongo para después porque estoy tan exhausto que ni fuerzas para pensar tengo.”

“Los lunes a la mañana son negros para mí.”

“Me siento embotada de estudiar tanto” (o mirar TV o estar mu­cho tiempo atenta a algo).

“Si pienso en la semana que me va a tocar vivir ya me canso por anticipado.”

“De salud ya estoy bien, pero no recupero el deseo de ir a trabajar.”

“Necesito tomar café para estimularme para comenzar mi actividad.”

“Recién me despierto bien cuando me sucede algo fuera de lo rutinario.”

“Me despierto más cansado de lo que me acosté.”

Para tomar en cuenta con respecto a Hornbeam:

Es una flor que es difícil de diagnosticar.

Este estado mental muchas veces aparece combinado con Olive, Gentian o White Chestnut.

GENTIAN - GENCIANA

   Gentian, Gentiana amarella, Genciana

Esta planta, de 15 a 20 centímetros de altura, crece en praderitas áridas y  peñascosas, riscos y dunas. Las numerosas flores de un color que van entre el azul y el púrpura se recogen de agosto a octubre.

Principio:

En el área geográfica de Europa central, Gentian se vincula también con Dios y con la fe. La flor de Bach Gentian se relaciona con  el concepto de la Fe, no debiéndose interpretar la palabra Fe solo en el sentido religioso. También puede ser la fe en el sentido de la vida, en un Orden Superior, en un determinado principio de vida o  en una cosmovisión.

Un individuo que necesita Gentian con frecuencia quisiera creer, pero no puede. ¿Dónde reside su error? Vive en la incons­ciente negativa de dejarse guiar por su Yo Superior y verse como parte de un todo más grande. De este modo, restringe sus posibi­lidades de percepción a su limitada personalidad y se separa de la fuente de la que sólo puede fluir la fe. Piensa que debería poder manejar todo por sí solo mediante la razón. Analiza, cavila, cuestiona y el resultado de este constante trabajo intelec­tual, es la mayoría de las veces, deprimente. Lamentablemente, en estado Gentian no se comprende que ante semejante postura de duda, los resultados sólo pueden ser dudosos. Al principio, la persona no es capaz de reconocer que con esta postura no sólo se perjudica a sí mismo sino también al gran todo.

El pesimista profesional que comprueba con cierta satisfac­ción interior lo malo de la situación para él y para el mundo; el empedernido escéptico que no se siente del todo bien cuando no puede preocuparse, son extremos del estado Gentian negativo.

En un estado transitorio, Gentian suele manifestarse como desánimo o abatimiento, por ejemplo: en el curso de un proceso de convalecencia. Cuando todo se ha desarrollado bien, pero de pronto sufre una recaída, al paciente se le cae el mundo encima y cree que todo deberá empezar de nuevo desde el principio.

El paciente y el terapeuta, ambos típicamente Gentian, dudan en lo más profundo de su corazón de la eficacia de las flo­res de Bach, aun cuando vean que surten efecto.

Gentian es muy beneficiosa en el estado de desazón depre­siva provocada por una causa conocida. Por ejemplo, después del fallecimiento de un cónyuge; cuando se pasa por un perío­do prolongado de desempleo; en el caso de hijos de padres divor­ciados que van de las manos de uno al otro de sus progenitores, o en el de los ancianos olvidados en una residencia geriátrica.

Desde el punto de vista mental, el estado Gentian se podría considerar un bloqueo en este plano. El intelecto engrana con fuerza, pero de forma negativa. De un sano escepticismo, se cae en un obsesivo «poner todo en tela de juicio». Las personas que  polemizan con problemas filosóficos y las que luchan con la fe se encuentran en estado Gentian negativo. «¡Oh Dios, ayúdame en mi incredulidad!» Esta oración de un místico cristiano lo dice con toda claridad.

Gentian ayuda a consolidar la fe, pero no la fe ciega, sino la fe en el sentido del escéptico positivo. Quien vuelve a estar en comunicación con su Yo Superior gracias a Gentian, puede ver las dificultades sin caer en la desesperación. Puede vivir con los conflictos porque, al menos inconscientemente, reconoce que en el sentido del Gran Todo, los conflictos cumplen una función necesaria. Los obstáculos no le harán claudicar porque siempre estará viendo la luz en la oscuridad.

En el consultorio, Gentian probó ser muy eficaz en los niños que se han vuelto medrosos y se han desilusionado por culpa de aquellos fracasos escolares. A menudo, Gentian obra milagros cuando en alguna terapia, del tipo que sea, se presentan recidivas pasajeras, pero en particular presta ayuda a las personas que no la encontraron en la psicoterapia.

Síntomas clave del estado Gentian:

Escepticismo, dudas, pesimismo, proclividad al desánimo.

Síntomas en estado de bloqueo:

  • La persona se siente deprimida sin saber por qué.
  • A veces parece que casi gozara con su pesimismo.
  • Al principio se siente básicamente escéptica.
  • En cada situación manifiesta sus dudas.
  • Inseguridad por falta de fe y confianza.
  • Las dificultades imprevistas la desalientan y decepcionan.
  • Las recidivas pasajeras «las derrumban».
  • No comprende que su poca fe pueda ser la causa de estos estados.

   Potencial en estado transformado:

  • Capacidad para soportar los conflictos.
  • Convicción de que no hay fracasos cuando se ha hecho todo lo posible.
  • Certeza de que las dificultades pueden dominarse.
  • Confianza inquebrantable a pesar de las circunstancias difí­ciles.
  • Ve «la luz en la oscuridad» y puede transmitir esta sensación a otras personas.

Recomendaciones para las personas en estado Gentian:

  • Leer biografías de personajes importantes que tuvieron que luchar con problemas similares y los superaron.
  • Pensar en el tema: «cómo elaborar ideas». 

Frases de programación positiva:

«Las resistencias son oportunidades para aprender»;

«Creo en el éxito final»;

«Todo tiene su significado profundo».

GENTIAN (REMEDIO T, a veces C)

Aspectos positivos:

“Son aquellas personas que piensan que no hay fracaso si uno ha hecho el máximo posible, cualquiera que sea el resultado de la tarea saben que no hay obstáculo demasiado grande cuando se tiene convicción de que puede ser cumplido”. Según Phillip Chancelor, los puntos sobresalientes en esta personalidad son la seguridad, el valor, la fe y la confianza. Fe en el sentido de la vida, en un orden superior, en cierto principio de Vida, en una filosofía, etcétera.

Son personas que ven la luz en la oscuridad y trasladan esta sensación a otros. Sienten que no hay fracaso si hicieron lo mejor que pudieron. También ven en los obstáculos el chance de aprender.

Aspectos  negativos:

  • Cuando falta optimismo, coraje, confianza y ánimo.
  • Para gente que sufrió golpes en la vida de los cuales aún no se ha ­podido recuperar, como la muerte de un familiar, la pérdida del trabajo. etc. Es decir, para depresiones por causa conocida (de tipo reactivo).
  • Para personas tristes, pesimistas, que si no obtienen buenos resultados  en lo que hacen  enseguida piensan que no valen nada.
  • En convalecencias.
  • En recaídas en enfermedades crónicas.
  • Personas escépticas, dudosas, quejosas que se desaniman con facilidad.
  • Pacientes que dan la impresión casi como si estuvieran cómodos en la situación en que se encuentran, como si necesitaran siem­pre algo de que preocuparse.
  • Personas con desaliento, abatimiento, desánimo.
  • Ancianos que se encuentran deprimidos por haber sido enviado a un geriátrico, por ejemplo.
  • Niños que se ponen nerviosos o se desesperan por dificultades en la escuela y se niegan a ir.
  • En situaciones temporalmente regresivas en el curso de cualquier tratamiento.
  •   Personas que se desaniman y desalientan, que son negativas, faltas de coraje y abandonan fácilmente cualquier emprendimiento.
  •  Personas que después de algún fracaso inicial dudan de su capacidad, por ejemplo en episodios de impotencia sexual.

Verbalizaciones frecuentes:

“Mi mujer siempre me dice que yo empiezo bien las cosas y me desanimo a mitad de camino y no las termino.”

“Me deprimí después que me pasó tal cosa.”

“Conseguir las cosas me cuesta tanto siempre.”

“Suceden tantas cosas que lo desalientan a uno.”

“Soy un fracasado, no sirvo para nada, me salió mal otra vez…”

“Siempre que pasa algo malo, ahí estoy yo para recibirlo.”

“¡Qué mala suerte tengo! No vale la pena probar, igual va a volver a salir mal.”

“Soy escéptico por principio. Hay que tener mucho  cuidado con las cosas que uno hace.”

“Si uno espera lo peor por lo menos no se desilusiona luego.”

“Esta desilusión me dejó tan desanimado que me gustaría tira todo por la borda.”

“Me gustaría creer en lo que me dicen  pero no puedo.”

“Las dificultades me voltean fácilmente.”

Después de tomar Gentian:

Se siente más energía, (por eso está indicada también en las convalecencias).

Personas con insomnio quizá sientan un cierto aceleramiento. No se da en todos los casos, pero si aparece disminuir la f’recuencia de las tomas.

La persona se anima a hacer. Es una flor que da coraje para perseverar y probar nuevamente. La persona dice “Voy a triunfar”, porque hace desaparecer los pensamientos negativos y retornar a una actitud positiva.

Da fuerza, impulso, permite salir hacia afuera.

GORSE - AULAGA

 Gorse, Ulex europaeus, Aulaga

Crece en suelos pedregosos, praderas secas y páramos. Florece entre febrero y junio.

Principio:

Gorse representa la capacidad anímica de la esperanza. En estado Gorse negativo, este potencial se ha perdido. Muchos pacientes en este estado han sufrido en otro tiempo una enfermedad crónica, o la padecen en el presente. Han probado sin éxito muchos tratamientos, y los médicos les han dado a entender que tal vez nunca volverían a estar del todo sanos. Entonces, han sido presa de desánimo, incertidumbre «han dejado de perseverar» Aunque por complacer a sus familiares estén dispuestos a someterse una vez más a alguna nueva terapia, interiormente están convencidos que tampoco será efectiva.

Este estado anímico es muy peligroso por 2 razones la primera porque la postura expectante interior negativa refuerza una y otra vez el programa de deficiencia de la enfermedad en el cuerpo etéreo y, como consecuencia, se arraiga cada vez con más fuerza en el cuerpo físico, de modo que el problema sólo puede empeorar. Y la segunda, porque la personalidad produce por añadidura resistencia pasiva. Se aparta cada vez más de su Yo Su­perior y de su proceso evolutivo vivo, y así se convierte progresivamente en cadáver viviente. Las personas en estado Gorse ne­gativo se ven a menudo como seres que han vivido siempre en un sótano, de tez cetrina o amarillenta, con profundas ojeras que delatan el hecho de que durante mucho tiempo no han visto la luz del sol. Un sensitivo describió este estado de la siguiente ma­nera: es como si entre el alma y la personalidad se interpusiera una gruesa placa de vidrio. Todavía se pueden ver, pero ya no se escuchan.

También en este caso el error inconsciente de la personali­dad reside en rehusarse a reconocer y aceptar el rol del Yo Supe­rior como conductor de su destino. En lugar de dejarle a él la res­ponsabilidad de cualquier acontecimiento y cooperar con confianza, la personalidad opone resistencia al proceso evolutivo en marcha. Como las cosas no suceden como ella lo había pen­sado, se apea interiormente sin reflexionar en la lógica del acon­tecimiento rechazado.

Esta postura pueril se refleja también en la esperanza de algu­nos pacientes Gorse, porque se produzca, a pesar de todo, un milagro exterior, un cambio favorable, en lugar de reconocer que, en último término, toda curación sólo puede venir del propio interior. Las personas en estado Gorse deben aprender a entenderse con el suceso fatal del desarrollo de su enfermedad.

Desde el punto de vista esotérico, estas personas soportan a menudo la carga de un pesado karma que deben purgar en esta ­vida a través del sufrimiento, pues las verdaderas transformaciones sobre este planeta se producen por el sufrimiento. Cuando se reconoce y afirma consciente e inconscientemente este criterio toda la situación espiritual cambia de golpe.

En estado Gorse positivo, el hombre puede sacar de lo profundo de su interior nueva fuerza y esperanza; entonces vuelve estar preparado para participar en su propio destino. Esto no quiere decir que espere lo imposible  sabe que la pierna amputada no le crecerá de nuevo, pero alimenta imperturbable la esperanza de que en el marco de su destino todo llegará a buen término. Así, a pesar de todas las contrariedades sigue adelante aprende a sufrir sin quejarse porque ha reconocido que a través de las pruebas y experiencias dolorosas el hombre aprende más.

De esta manera pasa por las distintas etapas de su enfermedad con  paz y sin desesperanza.

En etapas tempranas de enfermedad crónica, esta profunda ­reorientación es a menudo la chispa inicial para que comience el auténtico proceso de curación.

Hoy en día el estado Gorse negativo tampoco se presenta de forma tan acusada como se describe más arriba. Las personas en las que se muestra de forma más sutil se reconocen a menudo, por frases como: «lo he intentado todo, pero…». La ingestión d Gorse marca en esos casos los giros decisivos hacia un nuevo ciclo evolutivo.

Nos informan de Inglaterra que Gorse combinado con WildRose ha hecho que los fatigados sarmientos empiecen a echar raíces.

A veces no es fácil distinguir el estado Gorse del estado Wild Rose. Una diferencia típica es:

Gorse: Aunque esté desesperado, el paciente se deja persuadir para intentar una nueva forma de tratamiento.

Wild Rose: Es más pasivo y apático. Ya no está dispuesto a probar algo nuevo.

Síntomas en estado de bloqueo:

  • El entendimiento de la persona está muy estancado en lo más profundo con su propio destino.
  • No se atreve a esperar un cambio en su situación.
  • Deprimida, resignada, fatigada interiormente, ya no tiene fuerzas para intentar una arremetida.
  • Claudica interiormente y espera que la solución venga de afuera.
  • A pesar de su propia convicción, deja que los parientes la  persuadan a que intente otras terapias, y se decepciona ante las más pequeñas recaídas.
  • A menudo ha sufrido en la infancia, una enfermedad cró­nica o ha crecido al lado de los enfermos crónicos.

Potencial en estado transformado:

  • La persona está convencida de que, finalmente, todo ten­drá un buen desenlace.
  • Adopta otra postura respecto a su situación desesperada, aceptar su destino.
  • Reconoce que la desesperanza obstaculiza el proceso curativo y que «cada cual debe cargar con su cruz».
  • Sabe que jamás debe decir «nunca» y puede alimentar es­peranzas.
  • En los casos menos graves: tiene nuevas esperanzas de sanar y con ello se da el primer paso hacia la curación.

Síntomas clave del estado Gorse:

Total desesperanza; sensación de que ya nada tiene sentido.

  • Recomendaciones para las personas en estado Gorse:
  • Reconciliarse con las ideas de karma y sufrimiento
  • Hacer vacaciones y tomar el sol.

Frases de programación positiva:

«La esperanza es curación

«Cada nuevo día es una nueva posibilidad»;

«Participo»;

«Todo se desarrolla según una ley interior».

GORSE (REMEDIO T)

Aspectos positivos:                                                                   

Personas que sienten que la esperanza es el primer paso para la recuperación y que cada día es una nueva oportunidad.

Personas que pueden aprender de las experiencias dolorosas o pruebas a veces duras a las que la Vida nos somete, pudiendo mantener la fe o el ánimo en medio de las dificultades.                      

Aquellos que aceptan y están contentos por lo que tienen en vez de estar desesperanzados por lo que les falta.

Los que tienen la capacidad de integrar la alegría con el pesar, los que nunca dicen nunca.

Cuando la emoción se halla en desequilibrio:

  • Cuando al haber perdido toda esperanza surge la resignación.
  • Aquellos que han sufrido o están sufriendo de alguna enfermedad crónica con poca esperanza de volver a estar completamente bien.
  • Gente en la que la falta de expectativa en la vida da lugar a ser invadidos por la desesperanza.
  • Gente que se va retirando de la vida, no se sigue desarrollando y termina vegetando en vez de viviendo.
  • Gente cuyo aspecto es pálido, amarillento, con ojeras, color ceroso como si no hubieran visto la luz del sol durante mucho tiempo.
  • Según M. Scheffer, aquellas personas que parece que tuvieran un panel de vidrio entre el Alma y la Personalidad. Pueden verse todavía, pero no pueden escucharse.
  • Personas que no pueden aceptar que algún miembro que les falta, no les volverá a crecer. En estancamientos en el proceso de curación.
  • Personas depresivas y desesperanzadas frente al milagro que no llega, y que no se dan cuenta de que éste no viene de afuera, sino que debe surgir de su interior.
  • Personas sin energía ya para seguir luchando, por ejemplo para curarse.
  •  En enfermedades crónicas desde la infancia.
  •  También para la familia del que consulta: padres, hermanos.
  • Personas sin proyecto.
  • Para pacientes con cáncer o SIDA, porque levanta las defensas inmunológicas.
  • Para personas con apatía y descreimiento.
  • Muchas veces no hay reconocimiento por parte del paciente  que está deprimido.
  • A veces es un paso posterior a Gentian. Lapersona se desanimó y no va a volver a probar. No siente angustia.

Tener en cuenta cuando se indica Gorse:

Es una flor difícil de diagnosticar ya que muchas veces este estado es inconsciente para el paciente

La persona es traída, no viene sola, porque dice que no le pasa nada. (Esto se da frecuentemente).

Está indicado para dar al comienzo de enfermedades crónicas porque da fuerza y esperanza de recuperación.

Es una flor que permite restablecer la lucha. Esto también vale a nivel inmunitario.

Frecuentes Verbalizaciones:

“Voy a tomar las flores para que mi familia se quede tranquila y no me insista más.”

“No sé de qué me pueden servir unas gotitas…”

“Probé de todo pero…”   

“Total, ¿para qué?.”

Yanada vale la pena.”

“Sólo vengo a la consulta porque mi familia me insistió tanto.”

“En cuanto a mi futuro, me resigné bastante. Intenté de todo pero sin éxito.”

“Salvo que suceda algún milagro, no creo que se dé nada buen para mi.”

“Ya no sé a qué santo rezarle.”

  “Me siento como si Dios me hubiera dejado de su mano.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s