Educación Olfativa

“Repentinamente el recuerdo se reveló a sí mismo. El sabor era el de un pequeño pedazo de magdalena, que en las mañanas de domingo (…) solía darme mi tía Leona, sumergiéndolo primero en su propia taza de té….Inmediatamente la antigua casa gris sobre la calle, donde estaba su habitación, se elevó como un decorado (…)…