ENFOQUE DE UN CASO DE DESCONEXIÓN DE LA FEMINIDAD CON ACEITES ESENCIALES

Vamos a estudiar un caso de desconexión de la feminidad y lo vamos a tratar con aromaterapia.

¿Cuál es el problema?: EN ESTE CASO SE TIENEN CUBIERTAS LAS NECESIDADES MATERIALES, PERO NO LAS PERSONALES. ESTA MUJER SE SIENTE “INCOMPLETA”. PONE COMO EXCUSA EL QUE NO TIENE TIEMPO PARA NO PODER DISFRUTAR DE LA VIDA.

¿Cuál es la causa del problema?: DESCONEXIÓN DEL CORAZÓN. SENTIMIENTO DE VACÍO E INFELICIDAD. LA GRAN DEDICACIÓN AL TRABAJO HA “COMPENSADO” DURANTE UN TIEMPO OTRAS NECESIDADES MÁS PERSONALES. PÉRDIDA DE PASIÓN EN LAS RELACIONES AL ESTAR DESCONECTADA DE SU FEMINIDAD Y DE LA MUJER QUE HAY DENTRO DE ELLA.

Síntomas:  AGOBIO, SOLEDAD, MIEDO A ESTAR SOLA.

Tratamiento a nivel de los cuatro elementos

Exceso de tierra: rigidez, tendencia a la rutina y a la melancolía. Pesadez, pereza, materialismo y depresión.

Aceites: magnolia, ciprés, patchulí, verbena.

Falta de agua: dificultad para mostrar los sentimientos e imposibilidad de mostrar sus sentimientos. Frialdad.

Aceites: mejorana, salvia, limón.

Exceso de aire: dispersión principalmente.

Aceites: geranio, manzanilla, gardenia, jazmín, vainilla, azucena.

Falta de fuego: falta de entusiasmo, apatía, falta de vitalidad.

Aceites: jengibre, naranja, romero, enebro.

Tratamiento a nivel psicoaromaterapéutico

Geranio: combinando la sensación de calma, fortaleza y seguridad, el aceite es muy efectivo para personas adictas al trabajo y perfeccionistas que han olvidado la imaginación, la intuición y la experiencia sensorial.

Jazmín: afrodisíaco aunque es más que un simple aumentador de la líbido, ya que elimina el miedo, la ansiedad y depresión que impiden al individuo el compartir el placer sexual, la sensibilidad y los afectos.

Manzanilla: es un aceite que equilibra la energía del plexo solar, control de nuestras necesidades y deseos, con lo cual es eficaz para relajar el estrés de cualquier origen, especialmente el originado a nivel del plexo solar, como cuando nos sentimos frustrados por no conseguir nuestras necesidades emocionales y nuestros deseos. Nos reenfoca a nuevas expectativas reconociendo nuestras limitaciones calmadamente.

Patchulí: estabiliza la mente cuando la persona sufre de preocupaciones y esta situación hace que la persona esté alejada de su cuerpo y de su sensualidad.

Romero: este aceite revive la fe y la alegria del amor, a un nivel más espiritual que romántico; del amor incondicional.

Rosa: cuando nos sentimos aislados y sin amor, el aceite de rosa trae el amor a nuestras vidas, en un cambio de dentro a fuera. El aceite de rosa nos ayuda a refugiarnos en un santuario de silencio y en ese aislamiento se produce una alquimia que transforma nuestra vida. Nos ayuda a escuchar nuestra voz interior. Abre nuestro corazón y nuestros sentimientos a la vez que protege y da seguridad.

Mejorana: este aceite da calor tanto al cuerpo como al alma. Ideal para la depresión con soledad y sensación de frío en el alma.

Benjuí: además de ser sedante y tónico para el sistema nervioso, da consuelo a las personas tristes y solas calmándolas, centrándolas y dándoles seguridad.

Magnolia: con un ligero toque a vainilla calma el estrés y la ansiedad. Para estados depresivos o angustia.

Jazmín: tonifica los órganos sexuales femeninos. A nivel emocional trata problemas psicológicos y psicosomáticos. Para la sensualidad y el afecto.

Vetiver: aceite de carácter marcadamente femenino. Fortalece las propiedades y funciones femeninas del organismo. A nivel mental y emocional es relajante, ayuda a bajar a tierra, a la estabilidad y fortaleza interior.

Naranja dulce: este aceite es ideal para levantar el ánimo, cuadros depresivos y de ansiedad.

Limón: este aceite agudiza la consciencia, clarifica y eleva el intelecto. Calma, refresca e ilumina, dispersando la confusión y la mente con el Yo Superior.

Nerolí: el efecto psicológico calmante del corazón y la mente del aceite esencial de neroli le convierten en uno de los mejores euforizantes. Además este aceite instila tanto fortaleza como confort y libera las emociones reprimidas a través de unificar el consciente y subconsciente.

ELABORACIÓN DE LA SINERGIA

A nivel perfumístico, teniendo en cuenta que 1ml=20 gotas, 5 ml=100 gotas

NOTA GRAVE: 30% = 30 GOTAS

Vetiver 15 gotas

Patchulí 10 gotas

Benjuí 5 gotas

NOTA MEDIA: 40% = 40 GOTAS

Geranio 10 gotas

Jazmín 5 gotas

Manzanilla 5 gotas

Rosa 10 gotas

Magnolia 5 gotas

Nerolí 5 gotas

NOTA AGUDA: 30% = 30 GOTAS

Romero 10 gotas

Mejorana 5 gotas

Naranja Dulce 10 gotas

Limón 5 gotas

ESPERO QUE OS GUSTE ¡¡¡