Aceite esencial de geranio – pelargonium graveolens

    Entre los geranios rosas, una mariposa blanca! Así me gritó la niña, la de las trenzas doradas: -corre a verla, corre a verla, que se te escapa. Por los caminos regados del oro nuevo del alba, corrí a los geranios rosas, ¡y ya no estaba! Volví entonces a la niña, la de las…